Dingo: una subespecie de lobo que habita en Australia

Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Paloma de los Milagros
· 14 junio, 2019
Se cree que los dingos contribuyeron a la extinción del tigre de Tasmania

El dingo, denominado científicamente Canis lupus dingo, es un mamífero placentario cuya línea evolutiva es común a la del lobo. La mayor parte de su población se localiza en Australia, aunque también está presente en otras regiones del sudeste asiático como Tailandia y Nueva Guinea.

En Australia, el dingo es conocido como ‘perro salvaje australiano’ a pesar de no ser originario de dicha isla. De hecho, se piensa que fue introducido por marineros asiáticos hace unos 4000 años, y es que se relaciona con el lobo gris Canis lupus lupus típico del sur de Asia.

Morfología y conducta

La apariencia del dingo recuerda a la del perro, con un peso medio de 15 kilos y una longitud corporal que casi llega al metro. No obstante, cabe destacar que los dingos asiáticos son de menor tamaño que los australianos, probablemente porque su base alimenticia son los carbohidratos y no las proteínas.

Su pelo es corto, salvo el de la cola, que se caracteriza por su mayor espesor, y su tonalidad depende de la zona en la que se ubique. Sin embargo, sobresalen los de matices jengibres con las patas y la zona ventral más clara.

Los dingos son carnívoros oportunistas, que se alimentan principalmente de canguros, wallabies, wombats y conejos. Cuando alguna de esas especies escasea, tienden a atacar animales domésticos, ganado o incluso reptiles, aves o insectos. Para facilitar su captura y posterior masticado cuentan con unos caninos más prominentes que los del perro común.

Dingo alimentándose

La estación reproductiva abarca desde marzo hasta junio exclusivamente. Los machos alcanzan la madurez sexual terminado el primer año, mientras que las hembras lo hacen acabando el segundo. El período de gestación dura aproximadamente nueve semanas, lo que da lugar a una camada media de cinco crías.

El destete se extiende los dos primeros meses y es en el séptimo cuando el dingo adquiere su tamaño completo, momento en el que se consideran autónomos. Su esperanza de vida es de unos 10 años, tiempo que pasan mayoritariamente en solitario, salvo en el momento de la reproducción.

Los mecanismos comunicativos más frecuentes son los aullidos, generalmente emitidos durante la noche para llamar a miembros de su misma manada o para ahuyentar a otros dingos. Además, su actitud territorial hace que los olores sean primordiales, por lo que el frotamiento corporal, la defecación o la micción del sustrato también son estrategias comunicativas.

Ecología y conservación del dingo

Actualmente, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) considera al dingo como especie vulnerable en cuanto a la estabilidad de su conservación. Su mayor amenaza es la pérdida de su acervo genético por la tendencia progresiva al mestizaje con el perro doméstico. Por ello, el Gobierno de Australia ha creado una serie de reservas y parques nacionales destinados a su protección.

Manada de dingos

En cuanto al impacto del dingo en otros animales, se cree que contribuyó a la extinción del tigre de Tasmania. Ambas especies competían por los mismos recursos alimentarios, pero el mayor número de dingos y su mayor capacidad de adaptación fomentó su supervivencia. Por otra parte, los ganaderos han gastado miles de dólares en los últimos siglos para cercar sus instalaciones alegando el perjuicio del dingo en el sector.

A pesar de que algunos consideran a esta especie como la principal responsable de la pérdida de mamíferos australianos de pequeño tamaño, los investigadores defienden su importancia en el control de plagas de conejos. Ante las quejas de los ganaderos, alegan que la dieta ovina del dingo no llega al 4 %, pues prefieren fuentes alimenticias en estado natural.

  • Burrell, S. (2019). Australian Museum. Dingo. Recuperado de https://australianmuseum.net.au/learn/animals/mammals/dingo/
  • Hintze, M. (2002). Animal diversity web. Canis lupus dingo. Recuperado de https://animaldiversity.org/accounts/Canis_lupus_dingo/