Cuidados y características de una cotorra de Kramer

Francisco María García · 18 enero, 2019
Exótica, y con colores llamativos, la cotorra de Kramer es capaz de repetir algunas palabras

La cotorra de Kramer es una de las aves más populares del mundo. También es la favorita de muchas personas para tener como mascota o ave de compañía. Si ese es el caso, es importante conocer un poco más sus características y también todos los cuidados que requiere para mantenerla en óptimas condiciones de salud.

Características de la cotorra de Kramer

La hermosa cotorra de Kramer es una de las aves exóticas más conocidas. Su belleza, tamaño y temperamento la han hecho una de las favoritas para estar al lado de los seres humanos. Es ideal para tener como ave de compañía; además de sus hermosos y vibrantes colores, es capaz, en muchas ocasiones, de articular algunas palabras.

Esta cotorra es considerada como un ave exótica proveniente del sur de China y del norte de la India y África. Pese a esos países de origen, la distribución del ave es en general considerablemente amplia, por lo que se puede encontrar en muchos rincones del mundo.

En lo que se refiere a sus características físicas, esta cotorra mide aproximadamente 40 centímetros de largo, por lo que es considerada como un ave mediana. Por otra parte, sus alas pueden llegar a medir hasta 50 centímetros de punta a punta.

Con respecto al color, el tono de la cotorra suele ser un verde muy brillante y llamativo, las patas son grises y el pico es rojo en la parte superior y negro en la inferior.

Además de las características anteriores, la cotorra de Kramer tiene un distintivo muy particular. Se trata de una especie de collar alrededor del cuello negro y rosado. Este collar solo está presente en los machos adultos: ni las hembras ni los ejemplares machos más jóvenes lo tienen.

Cotorra de Kramer: características

Otro aspecto importante de estas cotorras es su comportamiento. En general son muy dóciles y pueden llegar a aprender algunas palabras. Además, son ruidosas y también sociables, por lo que pueden convivir con otras especies como periquitos o agapornis, aunque cabe destacar que es recomendable que siempre vivan en pareja.

Cuidados de la cotorra de Kramer

Alimentación

La alimentación de la cotorra constituye un aspecto clave en el cuidado de esta cotorra. En este sentido, es importante otorgarle una dieta a base de avena, girasol, maíz tierno, zanahorias, hierbas, entre otros.

Otra opción interesante es hacerle una mezcla de semillas especial para loros. En el caso de las cotorras recién nacidas, lo ideal es darles bizcocho humedecido, hierbas y algunos granos.

Comportamiento

A las cotorras de Kramer les gusta mucho roer, por lo que es recomendable darles ramitas de diferentes árboles para que puedan saciar esta necesidad. Otro aspecto importante es siempre adquirir dos cotorras: tener una pareja por el bienestar de estas.

Por otro lado, es importante tener a estas cotorras en lugares altos y que se mantengan secos. También les gusta refrescarse con agua tibia, por lo que se recomienda pasarles de vez en cuando con un rociador de agua limpia.

Cotorra de Kramer (Psittacula krameri)

Dentro de la jaula es recomendable colocarles una caja nido, aunque no se encuentren en época de reproducción, puesto que les gusta pasar tiempo dentro, especialmente durante las noches.

Temperatura

Este tipo de aves prefiere los climas cálidos y secos, por lo que no se llevan muy bien con las temperaturas muy bajas. En estos casos hay que ofrecerles el cobijo necesario para mantenerlas saludables. También es importante consultar con el veterinario las mejores opciones para mantenerlas en la temperatura más adecuada.

Higiene

La higiene es otro aspecto importante a tener en cuenta. Al igual que con cualquier otra mascota, es necesario mantener en óptimas condiciones el lugar en donde se encuentran. Por ello, es importante limpiar la jaula con regularidad y, una vez a la semana, a fondo. De igual forma, hay que higienizar los bebederos y los depósitos de comida.

La cotorra de Kramer es una de las mejores aves de compañía. Tanto su tamaño, como su comportamiento y belleza la hacen ideales para ser un ave ornamental.

Es importante tomar en consideración que es un ave muy ruidosa, especialmente si hay vecinos muy cerca. A parte de eso, es un animal muy sociable e inteligente, por lo que la persona siempre se sentirá acompañada.