¿Es verdad que las mascotas tienen celos si tenemos una pareja?

Alba Muñiz · 13 marzo, 2016

Los que tenemos perros y gatos sabemos que suelen tornarse posesivos con nosotros y por tal motivo pueden mostrarse celosos con otros animales o humanos, sean estos adultos, niños o bebés. Por tal motivo no es descabellado preguntarse si las mascotas tienen celos también de nuestras parejas.

Por qué las mascotas tienen celos

perro guau con pareja

Está claro que todo dependerá de factores como la educación y socialización que recibió el animalito, su personalidad y el contexto en el que creció. Pero considera lo siguiente: Hasta que tu pareja entró en tu vida, tu mascota reinaba en la casa y todo le hacía creer que solo tenías ojos para ella.

Entonces, es hasta cierto punto normal que tu perro o tu gato presente algún tipo de reacción ante los cambios que ocurren. Lo lógico sería que, con paciencia y cariño, en poco tiempo trate a tu amor como a un miembro  más de la familia.

El tema es que a veces las cosas no resultan tan fáciles. Puede suceder que tu pareja no esté acostumbrada a los animales y le cueste relacionarse con ellos. O que tu mascota esté “enferma” de celos y no termine de aceptar la nueva situación.

No desesperes. Quizá debas acudir a algún tipo de ayuda profesional, empezando por el veterinario. Pero la idea es que la convivencia, tarde o temprano, reine en tu hogar.

Las mascotas tienen celos de otros animales y de las personas. Así que si un nuevo amor humano entró en tu vida, ármate de paciencia y pide su colaboración hasta que tu perro o tu gato acepte la nueva situación.

Señales de que tu perro está celoso de tu pareja

Entonces, despejado el punto de que tanto perros y gatos pueden llegar a tener celos de nuestras parejas, veamos los signos inequívocos de que tu querida mascota está presentando esta “respuesta emocional”.

Un can celoso, por lo general, se muestra:

  • Irascible. Pueden llegar a ladrarle a quien osa quitarle tu atención, desde que llega hasta que se va.
  • Posesivo. Se interpone entre tú y tu pareja todo el tiempo. O te sigue a sol y sombra aunque tu media naranja no esté presente.
  • Agresivo. Quizá hasta amenace con morder a tu amor.
  • Destructivo. También suele manifestar sus celos destrozando distintos objetos de la casa.

Qué hacer si las mascotas tienen celos de tu pareja

Ante estas circunstancias, lo mejor es no dilatar la solución y buscar la manera de que tu peludo comience a aceptar el nuevo estado de cosas. ¿Cómo? Haciendo que tu perro asocie acciones positivas con tu pareja. Por ejemplo:

  • Paseos
  • Caricias
  • Juegos
  • Recompensas, sobre todo alimenticias

Quizá los cambios no se produzcan de la noche a la mañana. Pero si tanto tú como tu amor insisten en el tema, lo más probable es que tu mascota termine cediendo y hasta pueda llegar a parecerte que al final prefiere más a tu pareja que a tí. Si esto sucede, ojo, no te dejes ganar tú por los celos.

Los gatos también sienten celos

Si bien los gatos son considerados por muchos seres más independientes y distantes que los perros, esto no los exime de ser celosos. De ninguna manera. Ten por seguro que  reaccionarán ante cualquier cambio que consideren que les hace perder sus privilegios.

Un minino que siente celos se puede reconocer porque se muestre iracundo o agresivo con tu pareja, igual que el perro. Pero también puede presentar estas señales para llamar tu atención:

  • Se vuelve territorial. Orina las paredes u otras superficies verticales de la casa.
  • Se muestra distante, evade el contacto visual contigo o se esconde.
  • No come o vuelca su cuenco de alimentos.
  • Desordena el arenero o directamente hace sus necesidades fuera de la caja.
  • Se torna ruidoso y exigente.

En busca de la convivencia entre tu pareja y tu mascota

gato mujer

En el caso de los mininos también deberás recurrir a la paciencia para que tu mascota entienda que la nueva situación no será de pérdida sino de ganancia para ella.

Quizá le lleve un tiempo a tu gato entender que se duplicarán los mimos y las atenciones, siempre que tu pareja se muestre colaboradora en estos aspectos.

La convivencia entre tú, tu mascota y tu media naranja no es imposible aunque en un primer momento pueda llegar a parecerlo.

Así que pídele colaboración a tu amor humano y no dudes en consultar al veterinario para que te asesore en cómo manejar algunas situaciones que puedan presentarse mientras tu animalito y tu pareja terminan de conocerse y aceptarse.