¿Cuánto y cuándo debe comer un conejo?

7 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el biotecnólogo Alejandro Rodríguez
Las pautas de alimentación de nuestras mascotas constituyen uno de los pilares básicos de su salud, de ahí que vayamos a contarte cuándo y cuánto debe comer un conejo como mascota

La hora de comer es uno de los momentos más ansiados por nuestras mascotas. Los conejos disfrutan especialmente cuando están comiendo, sobre todo si en su dieta incluimos sus alimentos favoritos. Por este motivo, es importante controlar sus pautas alimenticias, y desde aquí vamos a darte algunos consejos para que sepas cómo, cuánto y cuándo debe comer un conejo.

El conejo y su alimentación

Antes de empezar con su dieta, nunca está de más recordar un poco de historia biológica del conejo. Hasta principios del siglo XX, las similitudes entre conejos y roedores hacía pensar que todos pertenecían al orden Rodentia. Estudios posteriores han demostrado que los conejos y demás son parte de los lagomorfos, un orden distinto de los roedores.

En concreto, el conejo es parte de la familia de los lepóridos, a la que también pertenecen la liebre y otras especies. Si bien todos ellos tienen en común una anatomía en la que destacan sus patas posteriores potentes, un par de orejas grandes y dos filas de dientes incisivos, el rasgo común que más nos interesa es su alimentación herbívora.

Si tenemos un conejo en casa, es importante saber que su dieta debe ser variada y contener una serie de elementos fundamentales, tales como:

  • Heno: el alimento más indispensable para un correcto desarrollo. El heno fresco le aporta fibra y ayuda a su aparato digestivo, además de favorecer el desgaste de su dentadura.
  • Verduras frescas: también importantes, si bien debemos suministrarlas en menor proporción. Verduras de hoja verde como acelgas, hojas de zanahoria o berros son ejemplos de verduras que debe comer un conejo.
  • Frutas y pienso: es interesante premiarles con fruta de vez en cuando. En cuanto al pienso, que suele darse en forma de pélet, hay que darlo como un complemento al alimento principal.
Alimentación del conejo

¿Cuánto debe comer un conejo?

Responder con exactitud a esta pregunta es difícil, ya que existen una serie de variables como la edad o su estado de desarrollo. A modo general, podríamos decir que la cantidad varía, sobre todo, en función del tipo de alimento. Cuando son recién nacidos, una dieta a base de leche materna o similar es lo ideal.

El heno, si bien debe constituir el 70 % de su dieta, debe ser suministrado a partir del mes y medio de vida. Debe ser de alta calidad y, si es posible, debemos cambiarlo para que siempre esté fresco y disponible. De esta manera, nuestra mascota podrá comer todo el heno que quiera cuando le apetezca.

Las verduras que debe comer un conejo deben darse en raciones moderadas. Si tenemos en casa un conejo joven, no menor de 6 meses, la ración de verduras no debería ser mayor del 10 % de su peso corporal.

La fruta y el pellet tenemos que dárselos en pequeñas proporciones, procurando no sobrepasar los 80 gramos diarios de pienso en conejos adultos. Hay que recordar que estos alimentos son complementarios a la dieta.

Conejos comen zanahoria

¿Cuándo debe comer un conejo?

Como pauta general, un conejo puede comer dos veces al día. Pero, al igual que ocurre con la cantidad, la frecuencia con la que debe comer un conejo depende de varios factores, entre los que cabe señalar que la edad es el más relevante.

Cuando aún son crías, la leche debe ser suministrada al menos tres veces al día. A medida que vaya creciendo, es interesante ir variando la dieta y su temporalidad.

Por ejemplo, las raciones de verdura deben dividirse en dos tomas cuando los conejos son jóvenes, si bien, una vez que alcanzan la edad adulta, pueden darse de una sola vez. La fruta, como ya hemos comentado, debe ser un alimento puntual y es recomendable establecer una pauta semanal (tres veces a la semana, por ejemplo).

Sin embargo, otros alimentos como el heno y el agua nunca deben faltar. Nuestro conejo debería tener siempre a su disposición estos dos alimentos; hay que procurar que siempre estén frescos y renovarlos de manera frecuente.

  • Blas, C., & Wiseman, J. (Eds.). (2010). Nutrition of the Rabbit. CABI.
  • Carabaño, R., Rebollar, P. G., Gómez-Conde, M. S., Chamorro, S., García, J., & de Blas, C. (2005). Nuevas tendencias en la alimentación de conejos: Influencia de la nutrición sobre la salud intestinal. XXI Curso de Especialización FEDNA. Madrid, España, 113.
  • Gidenne, T. (2003). Fibres in rabbit feeding for digestive troubles prevention: respective role of low-digested and digestible fibre. Livestock Production Science81(2-3), 105-117.