¿Cuántas veces come un pez al día y cómo saber si tiene hambre?

La frecuencia de alimentación de una especie acuática depende de varios factores, pero es fácil dar con ella con el estudio adecuado. ¡Vamos a verlo en profundidad!
¿Cuántas veces come un pez al día y cómo saber si tiene hambre?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 17 agosto, 2023

Si hay algo tanto o más importante que la calidad del agua para mantener un acuario, es proporcionar un alimento de calidad a tus peces. No se trata solo de saber cuántas veces come un pez al día, sino de conocer la especie y su lenguaje no verbal, para identificar cuándo tiene hambre y dar con la frecuencia de alimentación óptima.

Es posible que estés aquí porque deseas adoptar un pez y quieres darle la mejor vida posible. Por tanto, a continuación encontrarás información de relevancia para manejar su dieta de la mejor forma ¡Vamos con ello!

La importancia de estudiar la especie

Alimentar a un pez es solo uno de los cuidados que sostienen el bienestar de un animal. Cuando decides traer un ser vivo a tu casa, lo más esencial es estudiar a fondo la especie y sus necesidades, así como su comportamiento.

En concreto, los animales acuáticos están bastante alejados —en términos biológicos— de nosotros, por lo que resulta menos intuitivo deducir sus necesidades. A través de un estudio exhaustivo de la especie, desarrollarás la capacidad de comprender su comportamiento y la de detectar cualquier cambio que suponga una amenaza para su salud.



¿Cómo saber si mi pez tiene hambre?

Peces de acuerdo comiendo escamas.
Si observas que tu pez se acerca a la superficie del agua o se mueve con lentitud en el acuario, puede ser un indicativo de que tiene hambre. Crédito: Mirko_Rosenau/iStockphoto.

Aprender a reconocer las señales de hambre en estos animales es vital para saber cuántas veces come un pez al día. Aunque, en un principio, no resultan muy evidentes para nuestra especie, puedes basarte en los siguientes comportamientos que precisa la Revista Colombiana de Ciencias Pecuarias:

  • Nadar de manera más activa e inquieta: los peces hacen esta acción y se acercan a la superficie del agua más a menudo cuando tienen hambre.
  • Rebuscar en el sustrato: lo mueven y picotean para encontrar restos de comida.
  • Saltar en la superficie del agua o agitarla: también es un comportamiento relacionado con la búsqueda de alimento.
  • Hacer movimientos de forma lenta o parecer desorientados: esto es un signo más grave, que indica que el pez no tiene energía suficiente por la falta de alimento.
  • Atacar a sus compañeros de pecera: esta manifestación podría empezar a ocurrir si se trata de peces depredadores.

Es importante tener en cuenta que cada especie de pez puede mostrar diferentes comportamientos relacionados con el hambre. En este sentido, lo indicado en párrafos anteriores debe ser evaluado con cuidado. Asegúrate de conocer aquellos específicos de la especie que cuidas.

¿Cuántas veces come un pez al día?

Son varios los factores que determinan la frecuencia de alimentación de un pez. Ejemplos de ello son la especie, edad y tamaño. Además, dentro de las necesidades alimenticias específicas estará la variación individual de cada uno de ellos.

Un pez betta, por ejemplo, necesitará cantidades pequeñas de alimento unas 2 a 3 veces al día, mientras que los guppies no deben alimentarse más de 2, pues son mucho más pequeños.

La dieta, por supuesto, también influye, pues las especies herbívoras podrían necesitar una mayor frecuencia de alimentación que las carnívoras.

¿Qué pasa si le doy mucha comida al pez?

Hombre alimenta a sus peces que están en una pecera.
La sobrealimentación de peces produce efectos perjudiciales a la salud (como el estrés) y facilita la contaminación del agua, debido a la descomposición de materia orgánica. Crédito: Jae Young Ju/iStockphoto.

Darse cuenta de que un pez tiene hambre es importante, pero también lo es no excederse en la alimentación. De hecho, este otro extremo tiene consecuencias negativas para su salud:

  • Descomposición en el agua de los restos de comida no consumida: aumento de amoníaco y nitrato, aparición de enfermedades, así como el crecimiento de algas no deseadas en el agua.
  • Aumento del riesgo de obesidad: los peces también pueden sufrir las consecuencias de un peso excesivo; entre ellas están los prolapsos, la inflamación intestinal o el estreñimiento.
  • Obstrucción de filtros: los restos de comida que se dejan son trozos que pueden atascar los filtro de la pecera con facilidad.
  • Incremento del riesgo de aparición de parásitos en el agua: un ejemplo de ello son las planarias, gusanos planos que se ven con mayor frecuencia en tanques donde se sobrealimenta.

¿Comida casera o comercial? Una cuestión de balance y variedad

Muchos tutores de peces se preguntan si es mejor alimentarles con comida casera o dietas comerciales. Como es lo habitual, la respuesta depende de varios factores que van desde la especie del animal hasta el estilo de vida del cuidador. ¡Vamos a verlo en profundidad!

Comida comercial para peces

Las ventajas de la comida comercial son claras: si encuentras una buena marca, esta cubrirá las necesidades de tu pez de manera completa y es mucho más cómoda de administrar. Además, en los propios envases suele indicarse cuántas veces come un pez al día.

Otro aspecto positivo es su fácil almacenaje. Los bultos no suelen ocupar demasiado en nuestros armarios y su durabilidad es extensa.

El problema que presentan los piensos para peces es que, además de informarte sobre la especie que vas a cuidar, también tendrás que leer multitud de etiquetas para seleccionar la marca que mejor se adapte a las necesidades. Por otro lado, si tienes un ejemplar con necesidades nutricionales especiales, quizá no le sirva la formulación genérica de este tipo de alimentos.


Te puede interesar Datos sobre los peces koi


Comida casera: control y variedad 

La comida casera para peces puede ser una opción adecuada si se hace de forma correcta. Preparar alimentos caseros permite un mayor control sobre los ingredientes y la calidad de los alimentos que se les ofrece. Por tanto, una mayor adecuación a sus necesidades específicas.

Algunas personas disfrutan la preparación de una dieta personalizada a sus compañeros acuáticos. Es una manera de estrechar el vínculo con ellos y brindarles una experiencia alimenticia más cercana a lo que tendrían en libertad. No obstante, esta opción requiere tiempo y, en algunas ocasiones, mayor inversión monetaria.

Por otro lado, calcular cuántas veces come un pez que tiene una dieta casera será un proceso de ensayo y error.

En este sentido, requiere un estudio más profundo sobre la nutrición de la especie que se cuida, pero puede merecer la pena si se hace bien.

Frecuencia de alimentación dictada por el lenguaje no verbal

Cuidar de un pez es una responsabilidad tan grande como hacerlo con un perro o un ave. Si bien es cierto que su expresividad es muy diferente a la de nuestra especie, una vez se aprende a leer su lenguaje es sencillo atribuirles hambre, estrés o, incluso, felicidad. Por eso, cuando des con la información concreta sobre cuántas veces come un pez al día, no olvides el resto de cuidados.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.