¿Cuáles son las necesidades nutricionales de un perro?

2 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Los avances en nutrición animal hacen que poco a poco conozcamos más sobre las necesidades nutricionales de un perro, pero aún queda un largo camino.

La mayoría de las mascotas dependen del ser humano para suplir su alimentación. Antiguamente, estos animales eran capaces de seleccionar una amplia gama de alimentos para nutrirse. Sin embargo, debido a la domesticación, parece que esta cualidad la han perdido o no la mantienen. Por ello, es importante conocer las necesidades nutricionales de un perro para así lograr que tenga una vida plena, larga y feliz.

En general, los perros necesitan un conjunto de nutrientes que comienza con el agua, fundamental para hidratarse y transportar el resto de nutrientes. Además encontramos hidratos de carbono, lípidos y proteínas, que son base estructural y metabólica.

Por último, encontramos las vitaminas y los minerales, esenciales para el bienestar completo del animal. Todas estas sustancias, permiten al perro llevar a cabo sus funciones vitales.

El agua como base en la necesidades nutricionales de un perro

Perro bebe agua

El agua no solo es vital para mantener la hidratación. De hecho, ver que un animal está hidratado también nos muestra que en él, pueden llevarse a cabo las reacciones necesarias para sintetizar y degradar nutrientes mediante la digestión. Por ello, el agua es el caldo de cultivo perfecto para la vida. 

Es importante saber que las necesidades hídricas de los animales varían según la etapa vital, es decir, si son cachorros, adultos o seniors. Los seres vivos pueden obtener agua tomándola directamente, a través de los alimentos o a partir del agua metabólica. Esta última es la generada por las reacciones químicas de oxidación típica de los organismos.

La energía en la nutrición

La densidad energética o calórica es la cantidad de energía que podemos encontrar en una unidad de alimento. Esta, suele expresarse en Calorías o kilocalorías (Kcal). Cada tipo de alimento ofrece una energía a los animales, según está formulada la comida dirigida a ellos:

  • 1 gramo de grasa aporta 9,4 kcal
  • 1 gramo de proteínas, entre 5,3 y 5,8 kcal
  • 1 gramo de hidratos de carbono, entre 3,3 y 4,3 kcal

Para que el perro se mantenga sano, es fundamental evitar el desequilibrio energético. Este consiste en ofrecerle al animal más o menos energía de la que gastará en un día. Si no lo hacemos, el can podría sufrir obesidad o desnutrición.

Hidratos de carbono para el perro

Los hidratos de carbono son compuestos formados por carbono, hidrógeno y oxígeno. Los carbohidratos puede clasificarse de diversa manera. Por ejemplo, si son o no fácilmente absorbibles, si se digieren o simplemente pasan por el tracto digestivo, si se fermentan en los intestinos, etc.

Estas sustancias son fundamentales para el mantenimiento del organismo y se almacenan en forma de glucógeno. Así, tenemos la glucosa, indispensable para el funcionamiento del sistema nervioso. 

Los requerimientos de hidratos de carbono en perros no se conocen con exactitud, pero sí se sabe que cambian con la edad o estado fisiológico.

No obstante, los canes tienen rutas metabólicas que sintetizan carbohidratos, por ello, no es necesario que lo obtengan a través de la dieta. Son animales carnívoros facultativos y, en la naturaleza, obtienen los hidratos a partir del glucógeno almacenado por sus presas.

Un alimento muy rico en carbohidratos son los cereales. Estos se añaden a los piensos extrusionados para mascotas con el fin de abaratar costes, ya que no son necesarios en la dieta de un perro.

Los cereales son buenos para los perros.

Lípidos o grasas en la nutrición canina

Las grasas forman parte de las necesidades nutricionales de un perro. Además de ser la principal reserva de energía, tiene muchas funciones estructurales y metabólicas en el organismo:

  • Se encuentra alrededor de las fibras nerviosas para protegerlas
  • El colesterol, un tipo de lípido, es precursor de ciertas hormonas
  • Constituyen las lipoproteínas, que facilitan el movimiento de las grasas en la sangre
  • Son componentes estructurales de las membranas de las células, en forma de fosfolípidos y glucolípidos
  • Al estar en las membranas, se encargan de transportar nutrientes hacia dentro o fuera de las células

A través de los lípidos, los perros obtienen los ácidos grasos esenciales, como el omega 6 y el omega 3. Aún se desconocen las cantidades exactas de estos nutrientes que deben existir en la dieta del perro. No obstante, la concentración de omega 3 debe ser más alta.

Necesidades nutricionales de un perro, las proteínas

Las proteínas son moléculas grandes cuya unidad básica es el aminoácido. Las funciones que estas sustancias llevan a cabo en el organismo son casi incontables, aunque pueden quedar sintetizadas de la siguiente manera:

  • Forman parte de los anticuerpos
  • Dan lugar a multitud de hormonas
  • Son parte fundamental de los músculos
  • El colágeno está conformado de proteínas
  • En la sangre, transportan el oxígeno y el dióxido de carbono
  • Son imprescindibles en la digestión y asimilación de nutrientes
  • Como enzimas, tienen propiedades catalizadoras en reacciones metabólicas
  • Forman parte del pelo, las uñas, los tendones, ligamentos y cartílagos

El grado en el que un perro puede digerir y asimilar las proteínas que se incluye en su dieta, depende, principalmente, del valor biológico de estas. Por tanto, un pienso puede ser muy rico en proteínas, sin embargo, puede que el perro no pueda absorber ninguna.

Comida para perros variada.

Vitaminas y minerales

Las vitaminas son unas sustancias que se requieren en cantidades mínimas, pero si escasean o sobran, pueden causar estragos en el organismos. Esto se debe a que tienen funciones estructurales o metabólicas muy específicas.

Existen vitaminas liposolubles que se asimilan y almacenan, mayormente, en el hígado. Son las vitaminas de los grupos A, D, E, y K. Por otro lado, están las vitaminas hidrosolubles. Estas se absorben y se excretan rápidamente a través de la orina. Es el caso de las vitaminas del grupo B y C.

Por último, tenemos los minerales o sales minerales. Un conjunto de elementos inorgánicos esenciales en las necesidades nutricionales de un perro y son el calcio, fósforo, magnesio, azufre, hierro, cobre, zinc, manganeso, yodo, selenio, cobalto, sodio, potasio y fósforo.

  • Freeman, L., Becvarova, I., Cave, N., Mac-Kay, C., Nguyen, P., Rama, B., & Yathiraj, S. (2011). Guía para la evaluación Nutricional. Clínica veterinaria de pequeños animales: revista oficial de AVEPA, Asociación Veterinaria Española de Especialistas en Pequeños Animales, 31(2).
  • Hirakawa, C., & Daristotle, C. (2001). Nutrición Canina y Felina.
  • Risso, A. L. (2016). Conceptos Básicos de Nutrición en perros y gatos.