¿Cuáles son las diferencias entre Akita Inu y Shiba Inu?

Akita Inu y Shiba Inu son dos razas muy populares hoy en día, son muy paerecidas y ambas proceden de Japón ¿Conoces algunas de sus diferencias?
¿Cuáles son las diferencias entre Akita Inu y Shiba Inu?
Silvia Conde

Escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde el 26 diciembre, 2020.

Última actualización: 26 diciembre, 2020

Los Akita Inu y Shiba Inu son perros procedentes de Japón, muy populares hoy en día y fácilmente confundibles a simple vista si no se conocen las diferencias entre ambas razas.

Si piensas adquirir alguna de estas razas —o cualquier otra— te aconsejamos antes que te informes sobre sus cuidados, carácter y necesidades básicas. Por ello, aquí te presentamos todas las diferencias entre Akita Inu y Shiba Inu. No te las pierdas.

Diferencias entre Akita Inu y Shiba Inu

Ambas razas proceden de Japón y pertenecen al grupo de perros spitzs. Sus orígenes son muy antiguos, ya que los spitzs se caracterizan por tener dos capas de pelo, una primaria corta y lanosa —que los protege del frío— y otra formada por pelo largo, liso y despegado del cuerpo.

La cabeza de estas razas recuerda a la de un zorro, con orejas puntiagudas y cola levantada, curvada y apoyada en la espalda. Existen varios tipos de perros spitzs: europeos, asiáticos y spitzs nórdicos de cacería. La raza Akita Inu y Shiba Inu se encuentran dentro de los spitzs asiáticos.

Aunque son dos tipos de perros muy parecidos, existen varias diferencias entre los Akita y Shiba Inu. Te enumeramos algunas de las más importantes en los siguientes apartados.

1. Los Akita Inu son de mayor tamaño

Los adultos de Akita —tanto machos como hembras— pueden llegar a alcanzar una altura a la cruz de unos 67, 61 centímetros, mientras que los Shiba Inu tienen una media de 37 o 40 centímetros de altura. Los Shiba pueden pesar entre 8 y 15 kilos, mientras que los Akita superan los 30 kilogramos.

Esta diferencia de tamaño se debe a los cruces con razas más grandes, como los Tosa y los Mastiffs. Los Shiba, en cambio, se cruzaron con perros ingleses de cacería, más pequeños. En España, la raza Akita Inu está considerada como perro potencialmente peligroso (PPP) por sus características anatómicas.

Un Akita Inu contento.
Un ejemplar adulto de la raza Akita Inu.

2. El Shiba Inu tiene los ojos más pequeños

Los dos perros tienen una frente ancha sin arrugas con unas orejas gruesas, pequeñas y triangulares. También presentan un hocico recto terminado en una trufa negra, unas mejillas bien desarrolladas y unos dientes fuertes con mordida en tijera. La principal diferencia está en el tamaño de la cabeza —más grande en el Akita— y en los ojos.

El Shiba Inu tiene los ojos más pequeños que el Akita, aunque en ambos son triangulares, de color café oscuro y con un rabillo apuntando levemente hacia arriba.

3. Algunas diferencias de temperamento

Por norma general, los Akitas son perros de temperamento calmado, dócil y receptivo. Estos canes son ligeramente más tranquilos que sus congéneres los Shiba, muy inteligentes y vivaces. De todas formas, ambas razas necesitan una educación y adiestramiento adecuados para conseguir una buena convivencia en el hogar.

4. Los Akitas proceden de perros de pelea

A pesar de compartir el mismo lugar de origen, la historia de ambas razas ha sido algo distinta. Los Akitas procedían de la región de Akita y eran conocidos popularmente como Matagi Akitas. Eran unos canes de tamaño mediano utilizados para la caza del oso.

En 1603, los Akitas comenzaron a utilizarse como perros de pelea y en 1868 se cruzaron con razas más grandes para potenciar sus características como luchadores, por lo que desaparecieron en ellos algunos rasgos de los spitzs.

A principios del siglo XX, con la prohibición de las peleas de perros, volvieron a buscarse los rasgos propios de la raza japonesa original. Tras la guerra, los criadores de Akita, intentando eliminar todos los rasgos de razas extranjeras, cruzaron algunos ejemplares con Matagis Akitas.

La historia del Shiba es diferente, pues la raza existe desde tiempos primitivos y se encontraba en el área montañosa frente al Mar de Japón. Los Shibas se empleaban en la cacería de pequeños mamíferos y aves.

A finales del siglo XIX, la caza se fue convirtiendo en un deporte en Japón y se empezó a cruzar shibas con perros ingleses cazadores importados, hasta que quedaron escasos ejemplares originales.

En el año 1928 la creciente preocupación por preservar la raza llevó a declarar al Shiba Inu como monumento natural y, desde entonces, los criadores buscaron reproducir y mejorar la raza hasta tener el aspecto que conocemos en la actualidad.

5. La muda del Shiba Inu

Las razas de pelo largo necesitan cepillados para evitar nudos y tener un aspecto sano y brillante. Tanto Shiba Inu como Akita Inu necesitan baños y cepillados periódicos para mantener la piel en buenas condiciones, de esta forma también eliminarán menos pelo en casa. La raza Shiba Inu parece mudar el pelo con más frecuencia que la Akita.

Un ejemplar adulto de Shiba Inu.

Estas son algunas de las principales diferencias entre la raza Akita Inu y Shiba Inu. Sin embargo, ambos canes tienen también muchas características en común, pues son perros muy activos e inteligentes que necesitarán un ejercicio regular para mantenerse en forma y vivir felices.

Te podría interesar...
Conoce a los perros spitz
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Conoce a los perros spitz

Los perros spitz son de origen europeo y se caracterizan por un aspecto que, en cierto modo... ¡tienen un ligero parecido a los lobos!



  • Federación cinológica Internacional