Razas de perros británicos

Yamila 20 septiembre, 2017

Entre los escoceses, galeses e ingleses, suman casi 50 razas de perros británicos. Por ello en este artículo te contaremos sobre algunas de las más famosas o populares en todo el mundo. ¡No te lo pierdas!

¿Cuáles son los perros británicos más conocidos?

Dentro de Gran Bretaña han surgido muchas razas de canes que se mantienen hasta nuestros días. Así que estas son sólo algunas de las más famosas o populares que han atravesado las fronteras de la isla:

1. Cocker Spaniel Inglés

Es de origen galés y se creó para perseguir y encontrar gallinetas. Su antepasado es el perro Spaniel procedente de España, que era muy elegido entre los aristócratas. Su pelaje puede ser de diferentes colores incluyendo marrón, negro, blanco con manchas marrones o negras, etc. Tiene orejas muy grandes y largas que cuelgan hasta la altura de la nariz.

En cuanto a su temperamento, se trata de un perro alerta, determinado, de gran resistencia y que no le gusta para nada estar solo. Así pues, crea un vínculo fuerte con una sola persona de la familia (el que lo alimenta generalmente).

2. Collie

Esta raza de perros británicos tiene su origen en Escocia y el Norte de Inglaterra. Hay diferentes variedades: de pelo corto, de pelo largo, Border Collie y barbudo. En todos los casos presenta cuerpo largo, ojos marrones, orejas pequeñas hacia atrás, hocico alargado y cola larga y peluda. El temperamento del Collie se caracteriza por la dulzura, la capacidad para se entrenados, la inteligencia y el deseo de complacer. Puede ser muy pegado a su dueño.

3. Beagle

De tamaño mediano a pequeño, este perro similar al Foxhound tiene orejas grandes y es un excelente sabueso. Los primeros Beagle modernos surgieron en Essex (Inglaterra) en el año 1830, y desde entonces gozan de gran popularidad.

Aunque puede encontrarse de diferentes colores, los más habituales son el blanco para las patas y pecho y el marrón en el manto y cabeza. Junto al Bloodhound es una de las razas con el olfato más desarrollado del mundo. Es bastante apacible, alegre, afectuoso y para nada agresivo.

4. Terrier galés

Es una de las variedades de Terriers más antiguas (año 1760) y fue creado para cazar tejones, roedores y zorros. Se dice que es uno de los primeros perros británicos. De poca estatura, cabeza ancha, nariz negra, pelo de dos capas (lanosa y dura para protegerle del clima) y ojos pequeños, el Terrier Galés es muy extrovertido, amigable, inteligente, enérgico y valiente. Puede llevarse bien con otros animales siempre y cuando no sean más pequeños que él.

5. Golden Retriever

Es una de las razas de perro más famosas del mundo y se desarrolló en Escocia en el año 1850 aproximadamente. Con grandes aptitudes para el rastreo y para recuperar presas, enseguida se convirtió en un can popular tanto en el campo como en la ciudad. Así que el pelaje es de color dorado y largo. También es un animal muy amigable y amable, fácil de adiestrar, perfecta niñera, dócil, tranquilo e inteligente.

6. Jack Russell Terrier

Esta es otra de las razas de perros británicos que se creó con el objetivo de ser usado para perseguir presas pequeñas. De tamaño pequeño y manto en su mayoría blanco (con algunos detalles en marrón) el Jack Russell Terrier es la mascota ideal para personas muy activas. Así pues, tienen bastante fuerza y resistencia, es vivaz, alerta e intrépido. Necesita de un entrenamiento constante para que pueda estimular su inteligencia (por encima de la media entre los canes).

7. Yorkshire Terrier

Esta raza de perros británicos surgió tras la combinación de varios Terrier de Inglaterra y Escocia (más precisamente en las ciudades de Yorkshire y Lancashire) durante la Revolución Industrial. Así, fue muy popular durante la Era Victoriana y aunque de pequeño tamaño, este perrito puede ser muy valiente y tenaz. Le encanta ser el centro de atención, es bastante activo, ladra bastante, puede cazar roedores y es fácil de adiestrar, especialmente si se empieza a temprana edad.

8. Bulldog

El último de los perros británicos de esta lista tiene sus orígenes en las horribles peleas de canes que, afortunadamente, ya no se llevan a cabo en el país. Con hombros gruesos, grandes ojos, papada colgante y pelaje liso, el Bulldog puede sufrir mucho los golpes de calor y tener problemas respiratorios.

Fuente de la imagen principal: Pleple2000

Te puede gustar