Conoce las razas de perros más extrañas

Virginia Duque Mirón · 27 enero, 2019
Las razas de perros más extrañas llaman la atención por su físico peculiar

Hay que reconocer que, con tantas razas de animales, a veces la naturaleza nos sorprende con algunos ejemplares que nos dejan con la boca abierta. Pues bien, hoy queremos mostrarte las razas de perros más extrañas, esas que nos dejan perplejos cuando las vemos, e incluso aquellas que nos incitan a pensar si realmente es un perro…

Las razas de perros más extrañas

Crestado chino

¿Recuerdas cuando te presentamos al gato esfinge? Pues podríamos decir que el crestado chino –en la foto que encabeza este artículo– es su versión canina. Es un perro sin pelo, al menos en gran parte de su cuerpo, porque sí que tiene pelo largo en su cola, en la parte baja de sus patas y en sus orejas.

También tiene una cresta de pelo sobre su cabeza que lo caracteriza. Seguro que se te vino a la mente la película 101 Dálmatas, en la que Cruella de Vil tiene uno. Su nombre tiene que ver con la creencia de que provienen de China durante el siglo XVIII.

Perro peruano

Este tiene una similitud importante con el anterior. ¡No tiene pelo! En cuanto a su nombre, se cree que los conquistadores españoles encontraron uno de estos ejemplares entre la nobleza inca durante el siglo XVI.

Razas de perros más extrañas: perro peruano

Fueron objeto de veneración como si fueran dioses y siempre eran parte de los actos ceremoniales. Tanto es así que están reconocidos como Patrimonio Nacional de Perú. Se cree que su falta de pelo es debida a una malformación genética y, por ello, tienden a contraer enfermedades más fácilmente que aquellos que están protegidos por un manto de pelo.

Terrier bedlington

Si siempre hemos creído que los terrier se parecen a una pequeña oveja, no te vas a creer lo que tendrás delante cuando veas a este ejemplar. Tiene una acumulación de pelo en la parte superior de la cabeza y en la punta de sus orejas y sus patas.

Razas de perros más extrañas: bedlington terrier

Su cráneo tiene la forma del de un ovino y la curvatura de su espalda le da una forma peculiar a su cuerpo. Esta no es una raza muy antigua, pues se cree que se crió por primera vez en Bedlington, en Inglaterra, fruto del cruce de afiches, dandie dinmont terrier y whippet. ¿Su trabajo? ¡Era cazador de ratas!

Puli

No podíamos obviar a este perro en las lista de razas de perros más extrañas, porque no podemos dejar de preguntarnos cuándo lo vemos si estamos frente a un can o frente a una mopa. Es el perro oficial de Hungría y siempre suele tener su lengua rosa asomando por su enorme cantidad de pelo negro, que parecen rastas.

Perro puli con rastas

Parece que los primeros ejemplares se vieron en el siglo IX, cuando las tribus del príncipe Arpad se instalaron en la estepa húngara. No obstante, esta es una teoría por confirmar, pues algunos creen que fueron importados por los mongoles. ¿Cuál será la auténtica? No lo sabemos, pero sí sabemos que es un perro muy especial.

Mastín tibetano

No sabemos si es un perro o un oso. Su enorme cantidad de pelo salta a la vista, y es sin duda su característica más atrayente. Su cara de noble y su cuerpo gordo, redondo y pesado lo hacen un animal muy divertido.

Mastín tibetano

Hay quienes lo llaman el perro león por el parecido de la forma de su cabeza con la del rey de la selva. Recibe el nombre también del dogo del Tíbet y, aunque no lo creas, es el perro más caro del mundo. Dependiendo de su forma y su belleza, ha habido quienes han estado dispuestos a pagar hasta dos millones de euros por un ejemplar de la raza.

En sus comienzos fueron empleados para tirar de trineos y carros, así como de guardianes y pastores. Sin duda, es un perro muy versátil.

¿Qué te han parecido estas razas de perros más extrañas? ¿Ya tienes un preferido? ¡Nosotros tenemos el nuestro!