Las 5 razas de perro sin pelo

Los perros sin pelo son unos excelentes animales de compañía

Un perro sin pelo es aquel perro que por razones genéticas no presentan manto, o que posee solo ciertas partes de su cuerpo con pelo. Esta característica podría haber sido muy perjudicial para la existencia del perro, puesto que el pelo otorga una serie de protecciones frente al clima y a las enfermedades. Sin embargo, dado que facilita la convivencia en un hogar y evita la muda, esta anomalía se convirtió en una característica muy apreciada en las culturas occidentales. 

A continuación te presentaremos las 5 razas de perro sin pelo: el Xoloitzcuintle, el perro sin pelo del Perú, el perro pila argentino, el Terrier americano sin pelo y el Crestado chino.

El xoloitzcuintle

Este perro viene de México y su complicado nombre significa “perro del dios Xolotl”, que era el dios azteca de los espíritus, el fuego y la mala suerte. Los aztecas -para quienes era considerado un símbolo– lo criaban para comérselo, pero otras culturas lo han utilizado como perro curandero, en el sentido de que se usaba su proximidad para aliviar enfermedades.

Este perro pertenece a una raza despierta, vivaz y cariñosa con personalidad muy similar a la del Fox Terrier, aunque su conformación física recuerda a la del Lebrel.

El perro sin pelo mexicano, tanto en Norteamérica como en México, presenta una variedad en miniatura que es mucho más común y popular que el estándar. Esta versión no está reconocida por los clubes de razas y no puede participar en exposiciones caninas. Sin embargo, este perro es un animal de compañía excelente y se utilizan en programas de cría para garantizar la salud y el vigor de la raza. Su piel requiere una atención cuidadosa para mantenerse flexible y sana. Sus colores varían del pizarra al carbón, pasando por el bronce.

El perro sin pelo del Perú

El perro sin pelo del Perú constituye una de las cinco variedades de perros sin pelo

Al igual que el perro sin pelo de México, el perro sin pelo del Perú se criaba en sus orígenes para ser comido. Era la misma raza que el perro inca pero con distinto color de piel. Con el tiempo pasó de ser un alimento a ser la mascota favorita de la nobleza. El perro sin pelo del Perú presenta tres variedades: pequeño, mediano y grande, pudiendo pesar, dependiendo de la variedad, entre 4 y 25 kg.

El perro Pila Argentino

Sin salir de Latinoamérica nos encontramos con esta raza, muy parecida a las dos anteriores pero originaria de Argentina. La particularidad del perro Pila Argentino es que en las únicas zonas en las que posee pelo (la cabeza y la cola) lo tiene en forma de cresta. Esta raza no es muy grande pero -al igual que el perro sin pelo del Perú- se distinguen tres tamaños: pequeño, mediano y grande.

Tiene un carácter alegre y dinámico, lo que lo convierte en un excelente perro de compañía. Estos canes se encuentran muy cómodos viviendo en una casa y son muy fáciles de educar. Recientemente ha estado en peligro de extinción, aunque últimamente se está poniendo mucho énfasis en tratar de mantenerlo y que no desaparezca.

Terrier americano sin pelo

El terrier americano sin pelo es una raza pequeña originaria de Estados Unidos que no llega a pesar los 7 kg. Es relativamente nueva, dado que las primeras camadas aparecen en la década de los 70. Como no tienen ni un solo pelo y presenta la piel moteada, es una raza muy demandada, aunque difícil de adoptar porque no está muy extendida.

Al descender de los Terrier ratoneros, el Terrier Americano es un perro vivaz, dinámico y juguetón que se lleva muy bien con los niños. Además es muy inteligente y familiar. La desventaja de este perro es que al tener la piel tan desprotegida, necesita cuidados muy específicos para que no se estropee.

El Crestado Chino

El perro crestado chino presenta dos variedades, una con pelo y otra sin pelo

El Crestado chino es un perro pequeño que pesa entre 5 y 7kg y que presenta dos variedades: una con pelo (powderpuff) y otra sin pelo (hairless), porque la calvicie en esta raza es un gen dominante incompleto. Esto significa que en su variante sin pelo su piel es suave y presenta mechones de pelo en las patas, la cabeza y la cola.

El crestado chino es un perro agradable, sensible y alegre. Es muy juguetón y ágil, aunque puede ser un poquito cabezota. Es muy leal con los suyos y suele sentir apego por una persona en particular, aunque siempre se relaciona con otras personas, perros y animales. Es un perro inteligente y fácil de entrenar, además de un perfecto animal de compañía que requiere de cuidados y una atención constante.