El papel del perro en civilizaciones antiguas

Virginia Duque Mirón 24 junio, 2018
Los canes llevan conviviendo con los humanos desde hace más de 18 000 años, y han estado presentes en la cultura y mitos de diversos pueblos

Las mascotas llevan años formando parte de nuestra vida, pero aún más de los que creemos, pues hubo un importante papel del perro en civilizaciones antiguas, y de ello queremos hablarte hoy. Se cree que los perros viven con nosotros desde hace más de 18 000 años, por lo que han estado presentes en diversas e importantes eras.

El papel del perro en civilizaciones antiguas

Desde el principio del origen del perro, este fue empleado como guardián de la casa, aunque más tarde se le dio el trabajo de cazador, y como participante en las guerras, como perro soldado. Cumplía con el papel de defensa, ataque y enlace.

En el último caso, en el trabajo de enlace, el perro normalmente moría, ya que su labor consistía en llevar un tubo de cobre que debía tragarse, con un mensaje en su interior. La única forma de recuperar este mensaje era destripando al perro.

Perro en el Antiguo Egipto

¿Cómo sabemos que el perro está con los humanos desde hace tantos años? Ha habido hallazgos que así lo demuestran. Estos son algunos:

  • Templo de Gobekli Tepe. Este templo hallado en Turquía contenía hallazgos que datan de hace más de 12 000 años, en los que quedaba evidencia clara de que ya existían los perros domesticados.
  • La tumba de Natufian. También de 12 000 años atrás, se descubrió en Israel y en su interior se encontraron los restos de un anciano enterrado con un cachorro.
  • Epopey de Gilgamesh. En unas tablillas cuneiformes que parecen ser de entre los años 2 000/ 2 500 a.C se hace referencia a unos siete perros cazadores que eran propiedad de la diosa Innana.
  • El descenso de Innana. Este es un texto famoso, también relacionado con esta diosa, en el que se ve la imagen clara de cómo la diosa baja al infierno a reunirse con su esposo Dumuzi, el cual la espera con sus perros domesticados que tiene como mascota.
  • Mahabharata. Un texto mitológico en que se cuenta la historia del rey Yudisthira, quien hace un camino de peregrinaje acompañado por un perro. Le tenía tanto cariño al animal que, cuando la entrada le fue prohibida a los cielos, el rey decidió quedarse en la tierra para no separarse de su amigo fiel.

El papel del perro en Egipto

En el antiguo Egipto, el perro era relacionado con el dios Anubis, el cual era encargado de llevar el alma de los muertos hacia el juicio final. Estos perros se enterraban en el templo de Anubis con ceremonias bien preparadas, con el fin de que los animales pasaran de forma sencilla a la otra vida para seguir disfrutando. Esto denota el gran amor que sentían por estos animales.

Se han hallado numerosos restos arqueológicos que revelan el importante papel que cumplían los perros en el Antiguo Egipto. Por ejemplo, se sabe que cuando un perro moría, la familia lo momificaba al igual que cualquier otro miembro y se afeitaban las cejas en señal de duelo.

Nada más y nada menos que en la tumba del gran Faraón Ramsés se muestran pinturas de él con sus perros de caza, aunque también se tiene constancia de que muchos de los perros se enterraban con sus amos para que les siguieran haciendo compañía en el más allá.

Los nombres que se ponían a los perros en el Antiguo Egipto denotaban muestras de cariño, habilidades o capacidades, lo que dejaba entrever la importancia que estos tenían para las personas. Algunos de estos nombres eran: el Valiente, Confiable, Buen Pastor, etc.

Perro Cerbero de Hades

Aunque el perro cumplió un importante papel en Egipto, también lo hizo en Grecia y en Roma, quienes lo veían como símbolos importantes de sus religiones y su mitología. De hecho, en Grecia se habla de un perro de tres cabezas que vigilaba la entrada al Hades.

El perro, el mejor amigo del hombre. Esta es una frase famosa que siempre ha sonado en nuestros oídos y, al saber el papel del perro en civilizaciones antiguas, nos suena aún más veraz.

Te puede gustar