Conoce a los tejedores, unas aves constructoras

Yamila 27 junio, 2018
Estos pájaros sobresalen del resto de las especies por su capacidad para construir nidos realmente complejos; es curiosa su forma de atraer a la hembra, que no es otra que una especie de baile alrededor de su creación

Su nombre científico es Ploceidae, pero todos los conocen como tejedores. Esto se debe a la dedicación y esmero que ponen para construir sus nidos. Aprende todo sobre ellos en este artículo.

Características generales de los tejedores

Esta gran familia, formada por más de 100 especies de tejedores, viven principalmente en el África subsahariana. Algunas también pueden ser encontradas en Australia y la parte tropical de Asia (al sudeste).

Estas aves son conocidas por su capacidad para ‘tejer’ los nidos de una manera realmente compleja, más que cualquier otro animal. Esta construcción se realiza con hojas, ramas pequeñas y hierbas. Eligen las hebras más finas para conseguir un entramado que no permita ver hacia el interior.

Los agujeros de acceso al interior de las ‘habitaciones’ son muy estrechos y están dirigidos hacia el suelo. En la parte superior del nido se puede ver una especie de ‘soga’ que resiste muy bien el peso de los materiales y sus ocupantes.

Tejedor común

Además, los tejedores son aves que forman colonias entre los árboles y cerca de espejos de agua dulce, por lo que es habitual ver que de una misma rama cuelgan varios nidos de diferentes parejas. Incluso pueden ayudarse entre ‘vecinos’ a cuidar a los polluelos mientras los padres salen en busca de alimento: semillas de todo tipo.

Otra cuestión interesante en cuanto a los tejedores es que presentan un dimorfismo sexual notorio: los machos tienen plumas de color más intenso, como el amarillo y el rojo. La hembra, en cambio, presenta plumaje más bien pardo. Estos cambios en la coloración son más visibles durante la temporada de reproducción.

Tejedor común: el más famoso de la familia

De las más de 100 especies de tejedores que existen en el mundo, sin duda el ‘común’ es el más extendido, estudiado y conocido. También se lo llama chichiguago o tejedor cogullado y se extiende por el sur de África, a excepción de las zonas áridas. Prefiere hábitats abiertos y suele aparecer cerca de poblaciones humanas o plantaciones y cultivos.

Las colonias son conocidas por ser muy ruidosas en la época de apareamiento y mientras se encargan de cuidar a los polluelos. Forman sus nidos en los extremos de las ramas de los árboles y muchas de estas casas están ‘pegadas’ una al lado de la otra. Cada temporada, la hembra pone entre dos y tres huevos de color blanco perlado y se encarga de empollarlos, mientras la pareja busca alimento para ambos.

Características de los tejedores

Los tejedores comunes son pájaros robustos de unos 17 centímetros de largo, con pico cónico fuerte y ojos de color rojo oscuro. Los machos presentan un plumaje amarillo con cara o cabeza negra y alas más oscuras. Las hembras son de un tono más claro, tanto en el cuerpo como en las alas o cola.

Fuera de la época reproductiva, los tejedores masculinos tienen el plumaje más grisáceo, oliváceo o blanquecino, aunque las plumas se mantienen negras.

El cortejo es muy curioso: el macho se encarga de construir el nido y, cuando está listo, ‘invita’ a la hembra a que ingrese a la morada a través de un baile en los alrededores del trabajo terminado.

Su alimentación está basada principalmente en semillas, aunque en ocasiones complementan la dieta con pequeños insectos, sobre todo durante la época reproductiva. Debido a que a los tejedores les gusta comer diferentes granos, en algunas áreas son considerados una plaga destructiva para la agricultura.

Te puede gustar