¿Cómo sobreviven los animales sin comer durante la hibernación?

Virginia Duque Mirón · 3 octubre, 2018
Durante la época de hibernación el organismo de los animales ve reducida la temperatura corporal, el ritmo cardiaco y respiratorio, así como la ralentización del metabolismo

Esta es una de las preguntas que muchas personas se hacen: ¿cómo sobreviven los animales durante la hibernación? Pues bien, hoy vamos a desvelarte este secreto tan bien guardado.

Qué es la hibernación

La hibernación es un proceso de letargo en el que el animal pasa a sufrir una serie de cambios en su organismo que provocan una disminución de la temperatura corporal, de los latidos del corazón, de la frecuencia de respiración y también una ralentización del metabolismo. Se estima que las pulsaciones pueden reducirse de 200 por minuto a unas 4-6 por minuto.

Todo esto genera que no haya tanta necesidad de alimentarse, beber y nutrirse como cuando el cuerpo está trabajando al 100%. No obstante, el cuerpo sigue funcionando, pues el animal sigue vivo, así que es de esperar que haya una serie de nutrientes que necesite para funcionar, pero… ¿de dónde los obtiene?

Como sobreviven los animales sin comer durante la hibernación

Durante los meses otoñales, los animales que hibernan, acumulan alimentos ricos en grasas, los cuales les permiten mantener sus constantes vitales en funcionamiento. En el caso de los osos, su temperatura corporal no desciende más que unos grados, pues sus reservas de grasa para conservarse vivos en la hibernación les permite guardar el calor corporal.

Al bajar su temperatura y sus pulsaciones, el flujo de sangre y la cantidad de oxígeno que llega a los órganos vitales también disminuyen. Se cree que los osos tienen una especie de endocrina en su plasma que acorta la necesidad de oxígeno, lo que les sume en el estado de hibernación. Al parecer, el secreto del sueño del oso se encuentra en su sangre.

Oso grizzly comiendo salmón

Luego sucede un estancamiento en las cámaras del corazón que, si bien en cualquier circunstancia normal provocaría una dilatación de las paredes, el ventrículo izquierdo del oso se vuelve rígido para evitarlo.

Otra pregunta que podría surgir es cómo los músculos no se atrofian, y la naturaleza también tiene una respuesta para ello. Al parecer, los animales que hibernan tienen una hormona en las glándulas paratiroides que permite que los huesos permanezcan bien nutridos durante todo el proceso de hibernación.

¿Y cómo pueden vivir sin agua?

Pensar en la hibernación suscita muchas dudas en nuestra cabeza, y otra de ellas es saber cómo pueden sobrevivir sin agua, pues si hay grasa de reserva un animal puede estar varios meses sin comer, pero… ¿y sin beber? La grasa es determinante también en este aspecto.

La oxidación de ácidos grasos no solo produce calorías que permiten al animal mantenerse vivo, sino que también producen agua del glicerol.

La grasa es la encargada de que los animales que hibernan puedan permanecer vivos durante meses sin agua ni alimento. Aunque claro, esto no exime de que haya una pérdida de peso considerable, de un 15% a un 40% de su masa corporal.

Mapache bebiendo agua

Obviamente, aunque este es el factor más determinante, hay que pensar que durante la hibernación también se da una menor necesidad del consumo de agua, ya que hay un bajo ritmo cardíaco y ausencia de sudoración.

Esto no es nada nuevo, ya que muchos animales marinos lo hacen desde que nacen: obtienen el H2O de su grasa corporal en vez de beber el agua salada del mar.

Por tanto, la hibernación es un proceso increíble y maravilloso en el que se deja de ver la inteligencia de un creador, de la madre naturaleza, o como queramos llamarlo, pero sin duda es una obra magistral más.

El cuerpo de los animales, al igual que el nuestro, parece estar preparado para cualquier circunstancia y situación, y la hibernación da prueba de ello sin lugar a dudas. ¿Qué te ha parecido saber más sobre ella?

  1. Bavera GA, Beeguet H. Termorregulación corporal y ambientación. Sitio Argentino Prod Anim. 2003;
  2. Di J, De T, Hoz L. Phenology of Bombus pennsylvanicus sonorus Say (Hymenoptera: Apidae) in Central Mexico. Neotrop Entomol. 2006;