¿Cómo transpiran los animales?

Yamila 3 diciembre, 2017

A través del sudor muchas especies, incluido el hombre, reducen la temperatura del cuerpo cuando hace mucho calor. Sin embargo hay algunas que tienen un sistema de secreción diferente al nuestro. En este artículo te contaremos cómo transpiran los animales. ¡Es realmente curioso!

¿Por qué transpiran los animales?

Antes que nada deberíamos saber cuáles son los motivos por los cuales los animales sudan. La transpiración es un líquido segregado por las glándulas sudoríparas que refrigera el cuerpo. Las especies que transpiran son conocidas como ‘homeotermas’ debido a que su metabolismo genera calor durante el funcionamiento de los órganos principales.

Esto no sucede con los animales de sangre fría (reptiles y anfibios) y, por ello, estos no cuentan con un sistema de termorregulación como los mamíferos. Además, la sudoración permite eliminar sustancias de desecho y sales acumuladas en el organismo.

Gato haciendo ejercicio

Por lo tanto, la sudoración solo es un mecanismo usado por los animales que poseen glándulas sudoríparas y, aquellos que no posean siquiera una, deberán emplear otro método para regular la temperatura corporal.

Por ejemplo, conejos y roedores son algunos mamíferos ‘excepcionales’ que no sudan, pero que pierden el calor a través de la cola y las orejas. Este es el motivo por el cual las subespecies del desierto tienen orejas más grandes que las de bosque o campo.

El perro, un caso bastante conocido, emplea el jadeo para eliminar el calor corporal excesivo a través de la evaporación del agua en la lengua; y el cerdo, por su parte, se revuelca en el fango o el agua en verano para poder refrescarse.

Cómo transpiran los animales: diferentes tipos

Según la especie a la que pertenezca, un animal tendrá una forma diferente de eliminar el sudor: todo depende de las glándulas que posea. En el caso de los anfibios, estos cuentan con una piel muy sensible y liviana que, en lugar de producir ‘transpiración’, sus glándulas segregan mucus hidratante o veneno según la ocasión.

En su caso, los reptiles tienen la piel más gruesa, ya que la protege una capa de queratina, pero no poseen glándulas. Por su parte, las aves utilizan su glándula uropígea para producir una especie de aceite que les permite acicalar e impermeabilizar las plumas.

La gran mayoría de los mamíferos sudan, pero no todos de igual manera, ya que dependerá de las glándulas sudoríparas que tengan en la epidermis, las cuales pueden ser de dos tipos:

1. Ecrinas

Son las que tenemos los seres humanos y los primates, y están distribuidas por todas partes del cuerpo. El sudor se vierte en la superficie de la dermis, sobre todo en las axilas, las manos, los pies, la frente y el cuello.

2. Apocrinas

Están presentes en algunas regiones de la epidermis, como por ejemplo las palmas de las manos y pies, la nariz o en aquellas zonas descubiertas de pelo. Algunas especies como el asno, el camello o la vaca también cuentanpor casi todo el cuerpo con este tipo de glándulas, que les permiten refrescarse cuando hace mucho calor.

Cómo transpiran los animales: diferentes ejemplos

Además de las especies nombradas anteriormente, hay animales que transpiran de manera tal que merece la pena destacarlos:

1. Caballo

Las dos áreas principales para sudar en los equinos son el vientre y el cuello. Cuando realizan mucho ejercicio o corren distancias largas la transpiración se convierte en una especie de espuma sobre la piel. En una hora de entrenamiento fuerte un caballo puede perder hasta 15 litros de sudor.

Caballo cabalgando en el agua

2. Hipopótamo

La piel de este enorme mamífero presenta áreas con una secreción rosácea especial para protegerla del sol, ya que es fina y delicada. Los hipopótamos excretan este líquido, además, para mantener la hidratación y evitar las infecciones.

3. Aves

Sudan muy poco y de manera casi imperceptible: a través de las zonas no cubiertas de plumas o bien debajo de las alas, que serían como sus axilas. Luego abren sus alas para secarse y evitar la formación de hongos o infecciones. ¡Si que son inteligentes!

4. Gatos

Los felinos transpiran a través de las almohadillas de sus patas y por la nariz, aunque hay excepciones como es el caso del gato esfinge, que no tiene pelo y debe segregar grasa para protegerla del sol.

Te puede gustar