¿Cómo saber si un perro tiene calentura y cómo tratarla?

Yamila · 28 junio, 2018
Si tu can tiene fiebre nunca dejes que suba de los 39ºC, en cuyo caso deberás acudir urgentemente al veterinario; también hay que rebajar la temperatura bañándolo con agua fría y haciendo que beba

Las personas podemos indicar que nos sentimos mal o que algo nos duele a través de palabras. Pero las mascotas no pueden recurrir a esa técnica. Es fundamental observar su estado de ánimo para verificar si está enfermo. En este artículo te contaremos cómo identificar si un perro tiene calentura y, de ser así, cómo tratarla.

¿Mi perro tiene calentura? Causas y síntomas

La temperatura normal de un perro es similar a la de las personas: puede variar entre los 38.5 y los 39.9°C en buenas condiciones. Si tiene más de 39°C quiere decir no solo que presenta fiebre, sino que además tiene alguna enfermedad o condición que necesita ser atendida por un veterinario.

Por ninguna circunstancia debemos dejar que nuestra mascota siga con fiebre, ya que si alcanza los 41°C puede padecer lo que se conoce como hipertermia. Esto es muy peligroso y puede provocar la muerte del animal. Ahora bien: ¿por qué un perro tiene calentura? Esto puede deberse a diferentes causas.

Fiebre en perros: cómo saber

Para saber si tu perro tiene calentura la mejor manera de darte cuenta es observarlo y analiza su conducta. A veces no tenemos a disposición un termómetro o es imposible colocárselo. Entonces, para determinar si su temperatura es más elevada de lo normal, presta atención a:

  • Hocico muy caliente y reseco. Normalmente debe estar húmedo y fresco
  • Nariz y ojos resecos o con secreciones atípicas
  • Temblores como si tuviese mucho frío, a pesar de estar tapado y cerca de una estufa
  • Apatía, depresión o tristeza. Pasarse todo el día tumbado sin hacer nada más que dormir
  • Falta de apetito, sobre todo en razas que son voraces por naturaleza. Es fácil detectar un problema si no quiere comer
  • Agresividad, incluso en mascotas muy tranquilas y pacíficas. Querer morder o atacar es un reflejo de que no se siente bien, no de un trastorno de su personalidad
  • Vómitos o diarreas
  • Malestar y quejidos sin motivo aparente

Mi perro tiene calentura: cómo bajo su temperatura

Una vez que determines que tu perro tiene calentura, el siguiente paso es bajar la temperatura antes de llevarlo al veterinario. Si bien es vital la ayuda del profesional, mientras esperamos que lo atienda podemos asistirlo nosotros en casa.

Perro con fiebre

Debes tener en cuenta que aunque reduzcas la fiebre, si la causa – infección, virus, enfermedad– no se trata y cura, la situación del animal empeorará. Algunas opciones para descender la temperatura del can:

1. Aplica agua fría

Llena un recipiente con agua fría y arrojaba por encima de la cabeza, en el cuello, vientre y nuca del perro. Si por ejemplo el animal es pequeño (un schnauzer, un caniche o un bulldog francés por ejemplo) puedes directamente sumergirlo en la bañadera con agua lo más fría posible. El baño hará que se sienta más a gusto y que la temperatura baje.

También puedes tomar unos cubitos de hielo y colocarlo en la nuca, frente y hocico del perro. Esto hará que enseguida se hidrate la zona y reduzca la temperatura.

2. Haz que beba agua

Los animales cuando están enfermos se niegan a comer y a beber. Pero si el perro tiene calentura, es fundamental que beba líquidos. Quizás puedes tentarlo con alguna fruta si es consumidor habitual.

Y si no quiere beber, aunque le dejes el plato al lado, intenta lo siguiente: toma una jeringa plástica y llena de agua. Introducela en la boca del perro y suelta el líquido. Sostén la boca cerrada para que no la escupa.

3. Ponlo cerca de un ventilador

Otra opción si tu perro tiene calentura es ponerlo cerca de un ventilador o enfriar su cuerpo con un secador de pelo que tenga la opción de aire frío. No te recomendamos que enciendas el aire acondicionado porque ese tipo de aire seco puede ser contraproducente para su salud.

No dejes pasar mucho tiempo desde que detectas la fiebre hasta que lo llevas al veterinario. El se encargará de determinar la causa del problema y darle el tratamiento adecuado.