¿Cómo puedes saber si tu perro no ve bien?

Miguel Rodríguez · 17 junio, 2018
La pérdida de la vista manifiesta unos claros síntomas, si bien es cierto que un can puede gozar de una buena calidad de vida gracias a lo desarrollados que están los sentidos del oído y del olfato

La visión es uno de los sentidos más importantes. Nos permite ver el mundo tal y como es, y movernos con total libertad por donde queramos. A los perros, en conjunto con sus otros sentidos, le permiten ver el mundo de forma distinta, pero, ¿que pasa si mi perro no ve bien?

La pérdida de la visión es devastadora para todos los animales, pero no significa el fin del mundo. En el caso de los perros, ellos tienen diferentes sentidos que les ayudan a describir el mundo de distintas formas. Los motivos de la ceguera son variados y saber si tu perro no ve bien es más sencillo de lo que parece.

Motivos de la ceguera

La ceguera es la pérdida parcial o total de la visión en uno o ambos ojos del animal. Es una enfermedad recurrente en los perros de edad avanzada, aunque también puede aparecer en cachorros recién nacidos.

Las razones para que la pérdida de visión se manifieste en los perros son por motivos genéticos. Si alguno de los padres o abuelos sufrieron de esta enfermedad, es muy probable que el nuevo integrante de la familia sufra también de ceguera.

En estos casos, el ojo del perro se ve afectado de distintas formas: al nacer, el cachorro presenta malformaciones en la estructura del ojo; la cornea o el cristalino pueden no estar desarrollados por completo. En raros casos, todo el ojo puede no estar presente, pero las ocurrencias son mínimas.

Existen también otras enfermedades que afectan la visión del perro: las cataratas y la diabetes pueden afectar los ojos de nuestros canes de la misma forma en que afectan a los humanos.

Consejos para limpiar los ojos de tu perro

Formas para saber si tu perro no ve bien

Si estás muy atento a los detalles, notarás cambios en el aspecto del ojo y en su comportamiento. A continuación te brindamos una pequeña lista de los detalles que pueden aparecer en el ojo del animal:

  • Enrojecimiento en las partes claras.
  • Nubosidad.
  • Presencia de un halo azul.
  • Legañas excesivas.
  • Presencia del alguna lesión e incluso sangrado.

Las enfermedades como la gripe pueden afectar la visión del perro, pero hay otras enfermedades como las cataratas, antes mencionada, que pueden incluso obstaculizar por completo la visión de tu mascota. En ocasiones, hay casos en donde el ojo parece estar bien a simple vista, pero el animal tendrá comportamientos extraños:

  • Dificultad para localizarte a pesar de estar a pocos metros.
  • Choca con objetos de forma constante.
  • Incapacidad para reconocerte con solo una vista.
  • Pésima visión nocturna.
  • Pierde de vista algunos objetos como sus juguetes o sus platos de comida.
  • Olfatea constantemente el suelo en vez de ver en línea recta.

Estos últimos síntomas suelen notarse con más frecuencia mientras estamos de paseo. Hay ocasiones en las que deberás llamarle constantemente para captar su plena atención para que llegue a salvo hacia ti. En casos más graves, se puede notar una especie de ansiedad a la hora de salir, motivada por el miedo a lo desconocido.

Si tu compañero presenta estos síntomas, lo más probable es que tu perro no ve bien. En esta ocasión, lo más urgente es llevarle con el veterinario a que le haga los exámenes correspondientes para verificar la salud de sus ojos. En el caso de que resultase positiva la ceguera, esto no significa el fin del mundo para los perros.

Thelaziosis ocular canina: tratamiento

Distintas formas de ver el mundo 

Pese a que la visión para los canes es fundamental (como para todos los animales), la vista no es el sentido del que más se ‘fían’ para observar el entorno que les rodea. El olfato juega un papel fundamental para reconocer los lugares conocidos.

En contraste con los humanos, la nariz del perro es más potente y le permite determinar con quién se está juntando y hacia donde se dirige. De igual forma funciona el oído del perro; son capaces de captar frecuencias muchos más bajas que el oído humano, lo que les permite escuchar más lejos.

En el caso de los cachorros que nacieron ciegos, hay muchos casos en los que esta enfermedad logra pasar desapercibida, ¿por qué? Pues precisamente por los mismos sentidos más avanzados del animal. La pérdida de este sentido hace que se agudicen los otros sentidos, lo que hará que se desarrolle casi como cualquier otro perro.