El oído en perros y gatos, un sexto sentido

Virginia Duque Mirón · 5 septiembre, 2017

La alta capacidad del oído de nuestros animales no es algo que se pueda poner en duda. Seguro que te ha pasado más de una vez que tu peludo ha oído mucho antes que tú que viene alguien a casa o que la vecina está haciendo un ruido. No eres el único, porque el oído en perros y gatos es sin duda un sexto sentido.

A pesar de las similitudes con el nuestro, el oído en perros y gatos está muchísimo más desarrollado. Tanto es así, que se le conoce como un sexto sentido. Hay quienes dicen que la unión de sus tres sentidos más desarrollados, el oído, la vista y el olfato, les hacen entrar en un mundo sensorial que nosotros no podemos entender.

Cómo está compuesto el oído en perros y gatos

La capacidad del oído en perros y gatos comienza desde sus orejas. Estas las pueden mover a su antojo para acercarse más al sonido. Son como unas antenas parabólicas que inclinan según necesitan. Es algo que para nosotros es imposible.

Pastor aleman
Fuente: Gabriel Garcia Marengo

Gracias a ello son capaces de captar ondas con una intensidad insignificante que para nosotros pasarían desapercibidas.

Su diminuto tímpano vibra ante el más mínimo sonido. Luego, esta vibración se transmite de forma acelerada a través de los otros huesos que componen el sistema auditivo. En cuestión de minimilésimas de segundo, llega al cerebro para entenderlo e interpretarlo.

Un punto muy delicado

Este sentido es muy importante para los animales. De hecho, se conoce de algunos que han nacido sordos y que nunca han conseguido integrarse en la sociedad, ni humana ni canina.

Se le ven actitudes huidizas y agresivas y son miedosos. No tienen capacidad para socializarse con otros perros y gatos y les cuesta hacerlo también con las personas.

No obstante, esto no sucede en todos los animales que han nacido sordos, pues pueden llevar una vida digna siempre y cuando sus propietarios así se lo propongan. Con un poco de perseverancia y esfuerzo, pueden socializarlo y ayudarle a ser feliz.

Es vital cuidar el oído en perros y gatos

Debido a la importancia de este órgano para nuestras mascotas, es necesario que estemos muy atentos a su limpieza y a cualquier problema, por pequeño que nos parezca, que pueda surgir.

La otitis es algo muy común que nuestra mascota podría sufrir, pero que si no se trata de la forma adecuada podría incluso causarle sordera.

La otitis no es más que una infección que atora los conductos auditivos y los incapacita para escuchar sonidos. El problema es que si no se detecta a tiempo, puede agravarse y no tener solución. De hecho, la infección podría incluso llegar a romper el tímpano, algo que no tiene curación.

Cuanto antes se conozca el problema, más sencillo será tratarlo y con mayor éxito se hará.

Los ácaros, un problema en los oídos del gato

Los ácaros son como unas pequeñas arañas que no quieren luz, ni solar ni artificial. Es un mal que afecta a los gatitos y, aunque eligen distintas partes del cuerpo para esconderse de la claridad, en muchas ocasiones esta parte elegida son los oídos.

Oido en perros y gatos
Autor: sausyn

El problema de ellos es que tienen la capacidad de reproducirse dentro de este e incapacitar el sistema auditivo del animal. Aunque normalmente sucede en gatos pequeños, también puede pasar en felinos adultos.

Será fácil saber si tu gato lo sufre porque se rascará sin tregua, llegando incluso a hacerse daño. Por tanto, si ves que tu minino se rasca más de lo habitual, no dudes en llevarlo al veterinario, pues este es un tipo de otitis que, al igual que el anterior, se puede curar de forma sencilla si se detecta a tiempo.

No dudes en visitar a tu veterinario ante cualquier indicio de que tu mascota está teniendo un problema con el oído, pues este sexto sentido es de suma importancia para ellos.