Conoce las enfermedades del oído felino

Alba Muñiz · 31 marzo, 2016

Parásitos, bacterias, hongos, defectos congénitos y hasta tumores pueden estar afectando el órgano responsable de la audición y del equilibrio de tu gato. Te contamos cómo reconocer las principales enfermedades del oído felino.

Señales de enfermedad en los oídos de tu gato

Junto a la vista, el sentido del oído en el gato es una herramienta indispensable para la percepción del entorno y para la supervivencia, sobre todo cuando el animal se encuentra en estado salvaje.

Por tal motivo, es imprescindible que estés atento y lleves a tu minino al veterinario ante señales como:

  • Olor desagradable en las orejas.
  • Rascado frecuente.
  • Sacudida constante de la cabeza.
  • Pérdida del equilibrio.
  • Presencia de sangre, costras o cera en exceso.

Las enfermedades del oído felino tienen distintos orígenes y signos. Aprender a reconocerlas a tiempo es fundamental para cuidar el órgano responsable de la audición y del equilibrio de tu minino.

 Las principales enfermedades del oído felino

los gatos tienen sentimientos

En los mininos, los problemas óticos más comunes son las del oído externo, que se extiende desde la punta de laa orejas hasta el tímpano y comprende los pabellones auriculares, el canal vertical y el canal horizontal.

Entre las enfermedades del oído felino que se pueden presentar en los pabellones auriculares, caben destacar:

  • Heridas. La mayoría ocurren por mordiscos de otros felinos y, por tal motivo, suelen infectarse, siendo necesario el uso de antibióticos.
  • Hematomas. Son ampollas llenas de sangre por la rotura de un pequeño vaso sanguíneo que provoca una hemorragia entre la piel y el cartílago. Aparecen por lo general en la zona cóncava interna del oído a causa de un rascado fuerte provocado por una picazón intensa de distinto origen (hongos, parásitos, etc.).
  • Dermatitis solar: Se da sobre todo en mininos de pelaje blanco o de color muy claro que se exponen al sol. Las orejas, en un principio, se ven enrojecidas y descamadas. Con el paso del tiempo aparecen úlceras y costras, llegándose a desarrollar, en casos graves, un tumor maligno.

Otras enfermedades del pabellón auricular de los mininos

Además, en los pabellones auriculares de los gatos se puede producir:

  • Sarna sarcóptica. El responsable es un ácaro. Provoca mucha picazón y suele ocasionar pérdida de pelo en la superficie convexa del pabellón y zonas circundantes.
  • Enfermedad cutánea autoinmune. Es una patología muy rara que ocasiona lesiones costrosas.

Entre los parásitos que también pueden afectar esta parte del oído de los felinos se encuentran:

  • El ácaro de las cosechas. Genera irritación y se lo visualiza como una punta de alfiler anaranjada.
  • La pulga del conejo. La contraen, por lo general, los animales que salen “de caza”.

Afecciones del canal vertical y del canal horizontal

Por su parte, en el canal vertical del oído externo de nuestros amigos ronroneadores se detectan las siguientes patologías:

  • Otitis parasitaria. Es la enfermedad ótica más frecuente y puede afectar a cualquier gato. La provoca un ácaro de la sarna. Los parásitos se ven a simple vista como puntitos blanquecinos que se mueven de manera activa.
  • Otitis supurativa: Estas infecciones purulentas se presentan tanto como enfermedad primaria como por complicaciones por una otitis parasitaria. Se impone el tratamiento urgente y el uso de antibióticos.

A su vez, en el canal horizontal, casi siempre cerca del tímpano, puede originarse un tumor que es específico del gato. Se trata de un carcinoma de las glándulas ceruminosas, que puede extenderse a otras partes del cuerpo.

Problemas del oído medio e interno de los gatos

educar a tu gato

El oído medio felino se inicia con la cavidad timpánica y abarca la cadena de huesecillos conocidos como estribo, yunque y martillo. El oído interno, por su parte, es el hueso petroso temporal y está compuesto por órganos del equilibrio, como los canales semicirculares y de la audición (órgano de Corti).

El equilibrio de un minino suele verse afectado en casos de enfermedad del oído medio, aunque el órgano del equilibrio está ubicado en el oído interno del gato, como ya mencionamos.

Generalmente este problema se debe a una infección bacteriana conocida como otitis media oculta. Los signos incluyen balanceo del cuerpo y tropiezos, tendencia a andar en círculos e inclinación de la cabeza.

Por último pero no menos importante, la sordera en los gatos, si bien suele ser un tema ligado al envejecimiento, puede llegar a darse a causa de una infección o la exposición constante a ruidos fuertes. En cambio, la sordera congénita que presentan algunos felinos de pelaje blanco es a causa de un defecto en el órgano de Corti.