Loading...
 

¿Cómo nacen los pulpos?

Los pulpos son animales misteriosos con un ciclo reproductivo interesante en el que se dejan hasta el último aliento para alcanzar el éxito. ¿Quieres conocer sus estrategias vitales?

Escrito y verificado por la bióloga Georgelin Espinoza Medina.

Última actualización: 15 noviembre, 2021

Los pulpos son animales extraordinarios y populares en todo el mundo por diversos motivos: su uso culinario, su forma fascinante y la destreza e inteligencia que exhiben son solo algunos de los más evidentes. Conocer cómo nacen los pulpos es otro de los rasgos de este grupo que seguro que te dejarán fascinado.

La reproducción de los animales marinos no resulta fácil en lo absoluto y el caso de los pulpos no es una excepción. Vamos más allá, pues el cuidado de los huevos por parte de las hembras es tan importante que hasta dan su vida con el fin de cumplir su objetivo. No dejes de leer: aquí te mostramos las etapas del ciclo reproductivo de estos cefalópodos y cómo es su nacimiento.

Características reproductivas de los pulpos

Antes de saber cómo nacen los pulpos, vamos a indagar en algunas características reproductivas de su grupo. En primer lugar, es esencial destacar que estos octópodos tienen un ciclo de vida corto y por lo general llegan a vivir 1 o 2 años.

El tiempo en el que alcanzan la madurez sexual estos invertebrados depende de los cambios hormonales y ambientales. La reproducción puede ocurrir en 2 meses o prolongarse hasta por un año (según la especie).

Estos animales tienen un periodo de actividad reproductiva variable, tanto por el hábitat que ocupan como por los rasgos específicos de cada ejemplar. De forma general, se ha encontrado que los pulpos se reproducen de manera estacional, en especial entre la época de primavera y verano, tal y como lo hace Octopus minus.

La reproducción de estos invertebrados en aguas tropicales puede efectuarse en cualquier época del año.

Los pulpos son dioicos, es decir, presentan sexos separados y realizan una reproducción de tipo sexual. Para llevar la cópula a cabo, los machos tienen un brazo modificado llamado hectocótilo en el que almacenan los espermatóforos que utilizarán durante el proceso.

Los pulpos se reproducen mediante la formación de huevos, por lo que se clasifican como animales ovíparos. A pesar de que mantienen un contacto copulatorio, la fecundación es externa. Estos cefalópodos pasan diferentes etapas para cumplir con su objetivo reproductivo, desde el cortejo hasta el nacimiento de las crías. Veamos con más detalle estas características en los siguientes párrafos.

¿Cómo es el cortejo en los pulpos?

La etapa de cortejo en los pulpos no se observa en todas las especies, pero sí existen buenos reportes del proceso en algunos ejemplares. Octopus cyanea Enteroctopus megalocyathus son ejemplos de organismos en los que ocurre este ritual.

Las estrategias empleadas para llevar a cabo el cortejo son fascinantes y variadas. Entre ellas tenemos los acercamientos por natación y los contactos en pequeñas fracciones de tiempo. Además, es común que el macho efectúe cambios en los patrones de su coloración corporal para impresionar a la hembra durante un espectáculo de lo más interesante.

A pesar de todos los esfuerzos que realizan los pulpos machos para aparearse, son las hembras las que toman la última decisión de aceptarlos o irse del lugar a buscar otros pretendientes. En caso de que la respuesta sea positiva, la hembra se queda quieta durante las aproximaciones de su compañero para proceder con la cópula.

Un dato interesante es que estas hembras octópodas son promiscuas, es decir, se pueden aparear con varios machos a lo largo de su vida.

Cópula

El proceso de cópula en los pulpos es un desafío constante para los machos, ya que la hembra practica con frecuencia el canibalismo sexual. Es usual observar este comportamiento cuando estas son más grandes que sus parejas.

El pulpo macho atraviesa un gran riesgo al finalizar el acto sexual: el perder la vida entre los tentáculos de su pareja.

Durante la unión, los machos envuelven a las hembras con sus brazos e introducen su hectocótilo en las cavidades paleales de sus parejas, es decir, los sitios en los que liberarán sus espermatóforos. Otra manera de llevar a cabo este proceso es con el órgano copulador extendido, ya que así el macho guarda una distancia prudente en caso de que necesite escapar.

Desove

Al finalizar la cópula, las hembras buscan el sitio adecuado para poner sus huevos y después los cuidan con su vida. Por lo general, este acto lo ejecutan en grietas o cuevas que encuentran entre las rocas o arrecifes. La fecundidad de la mayoría de especies es elevada, pues pueden desovar desde cientos de huevos hasta miles. Es el caso del pulpo común (O. vulgaris), que cuenta con un número de puesta de más de 100 000.

La puesta de los huevos ocurre de manera sorprendente: las hembras los colocan colgando del techo de la cueva que han escogido, uno tras otro y en forma de ristra. Este espectáculo se complementa con la fecundación, ya que mientras los ponen, las madres los van regando con los espermatozoides que han guardado durante la cópula.

Nacimiento de los pulpos

Hasta este punto la reproducción de los pulpos resulta en un trabajo intenso. No obstante, la hembra aún tiene mucho que hacer, ya que cuida de los huevos hasta que eclosionan.

El tiempo de desarrollo del embrión varía (de acuerdo a la temperatura y la especie), pero por lo general es de 1 a 4 meses. Sin embargo, existen excepciones, como es el caso del pulpo Graneledone boreopacifica, cuya gestación se prolonga hasta los 53 meses de media.

Las hembras no se alimentan durante esta etapa y solo viven para cuidar de sus futuras crías. Cuando comienza la eclosión, en la mayoría de los casos estas mueren exhaustas tras cumplir con su tarea.

Al finalizar todo este largo proceso reproductivo, los pulpos jóvenes nacen de los huevos que la hembra ha cuidado hasta morir. Las crías recién nacidas son una réplica en miniatura de los adultos. Tienen sus 8 brazos y están listas para comenzar a alimentarse de animales microscópicos, como el zooplancton.

A medida que las crías crecen y se desarrollan, comienzan a capturar presas más grandes.

A diferencia de otros moluscos, los pulpos no sufren ningún proceso de metamorfosis, sino que crecen de forma rápida hasta alcanzar el tamaño de la especie a la que pertenecen. Cabe destacar que las crías reciben el nombre de paralarvas.

La manera en la que nacen los pulpos y todo su proceso reproductivo es asombroso y está lleno de acontecimientos importantes. Desde el momento en el que están preparados para reproducirse, comienzan una serie de procesos en los que su vida puede llegar a su fin (tanto en machos como en hembras). Las crías son una réplica en miniatura de sus padres y nacen listas para alimentarse y poblar los mares.

Te podría interesar...
Leerlo en Mis Animales
¿Qué comen los pulpos?

La alimentación de los pulpos es estrictamente carnívora: se alimentan principalmente de peces y crustáceos que encuentran en su hábitat.



  • Di Cosmo, A., Di Cristo, C., & Paolucci, M. (2001). Sex steroid hormone fluctuations and morphological changes of the reproductive system of the female of Octopus vulgaris throughout the annual cycle. Journal of Experimental Zoology, 289(1), 33–47.
  • González, L., Eslava, N., Guevara, F., & Troccoli, L. (2014). Biología y pesquería del pulpo Octopus vulgaris (Octopoda: Octopodidae) en las costas del estado Nueva Esparta, Venezuela. Revista de biología tropical, 63(2), 427-442.
  • Gutiérrez, R., Farías, A., Yany, G., & Uriarte, I. (2012). Interacciones macho-hembra del pulpo rojo patagónico Enteroctopus megalocyathus (Cephalopoda: Octopodidae) durante el comportamiento de apareamiento. Latin american journal of aquatic research (SpecIssue), 40, 808-812.
  • Ishiyama, K., Siga, B., & Talledo, C. (1999). Biología reproductiva del pulpo Octopus mimus (Mollusca: Cephalopoda) de la región de Matarani, Arequipa, Perú. Revista peruana de biología, 6(1). https://sisbib.unmsm.edu.pe/bvrevistas/biologia/v06_n1/bio_repro.htm
  • Kivengea, G., Ntiba, M., Sigana, D., & Muthumbi, A. (2014). Reproductive Biology of the Common Octopus (Octopus vulgaris Cuvier, 1797) in South Kenya. Western Indian Ocean Journal of Marine Science, 13(1), 47-56.
  • Raberinary, D., & Benbow, S. (2012). The reproductive cycle of Octopus cyanea in southwest Madagascar and implications for fisheries management. Fisheries Research, 125-126, 190–197.
  • Robison, B., Seibel, B., & Drazen, J. (2014). Deep-sea octopus (Graneledone boreopacifica) conducts the longest-known egg-brooding period of any animal. PLoS One, 9(7), e103437