4 especies de pulpos que habitan los mares

Algunos son de pequeña envergadura y otros son enormes –hasta nueve metros– ejemplares; algunos tienen una gran capacidad para escapar de sus depredadores mediante un chorro de tinta –en algún caso tóxica y mortal– y otros de camuflarse con el ambiente

Los octópodos son animales marinos de ocho brazos, que no poseen concha y se alimentan tanto de peces y crustáceos como de plantas. En este artículo te contaremos sobre algunas de las especies de pulpos que viven en las profundidades de los océanos.

¿Cuántas especies de pulpos existen?

En total hay más de 300 especies de pulpos y todo ellos viven en aguas saladas, tanto frías como calientes. Se diferencian entre sí por sus tamaños y colores; algunos de ellos son:

1. Pulpo de anillos azules

Como su nombre indica, el pulpo de anillos azules –foto que abre este artículo– presenta un cuerpo claro con ‘manchas’ circulares azules que incluso pueden cambiar de tono, según quiera mimetizarse con el ambiente.

Con un tamaño bastante pequeño, no supera los 20 centímetros, este octópodo se mueve muy rápido cuando sale en busca de presas y si se siente acorralado por un depredador, suelta una especie de ‘tinta’ tóxica para poder escapar en un par de segundos.

El pulpo de anillos azules es una de las especies más agresivas y de las más territoriales que existen. Puede pelear con otros congéneres por comida, refugio o territorio. Incluso es peligroso para el ser humano, ya que su picadura puede matarnos.

2. Pulpo de dos manchas de California

Con su nombre ya podemos conocer dos características de su especie: que tiene dos manchas en su cuerpo y que vive en las aguas californianas, aunque también se puede encontrar en Japón, México y África. Las marcas son de color azul y se encuentran alrededor de los ojos, mientras que el resto suele ser grisáceo.

Pulpo de dos manchas de California

El pulpo de dos manchas de California mide unos 40 centímetros, de los cuales casi 25 pertenecen a sus brazos. Se dice que es una de las especies más ‘amistosas’ porque no suelen atacar y toleran a sus ‘familiares’ sin problemas, excepto cuando compiten por la comida, compuesta por crustáceos, moluscos y pequeños peces.

3. Pulpo común

Su nombre científico es Octopus vulgaris y es uno de los más grandes que existen: puede medir 90 centímetros y pesar nueve kilos. De cabeza grande y ojos enormes –algo desproporcionados con el resto del cuerpo– puede cambiar de color para camuflarse en el medio en que vive.

Características del pulpo común: hábitat

El pulpo común se halla en todos los océanos; tanto en zonas templadas como tropicales, aunque es más frecuente encontrarlo en el mar Mediterráneo, las Islas Canarias, la costa inglesa, las islas de Cabo Verde y ciertas zonas de África.

Es un animal muy inteligente que puede distinguir entre objetos de diferentes formas y tamaños, además de contar con una excelente memoria y habilidad para sortear trampas y obstáculos. También es un profesional del camuflaje, y puede permanecer oculto en guaridas creadas por él mismo, con materiales que encuentra en el camino.

Su vida es bastante corta –no más de dos años– y muere poco después de aparearse; la hembra puede poner 200 000 huevos y evitar por todos los medios que sean devorados por los depredadores. Incluso puede permanecer 40 días al lado de las crías y comerse parte de su brazo para recuperar energías.

4. Pulpo gigante del Pacífico

Entre las especies de pulpos conocidas, esta es la más grande: se han visto ejemplares de hasta nueve metros de largo. Tiene la capacidad de cambiar de color y camuflarse entre corales, plantas y rocas. Vive más que cualquier otro octópodo –cerca de cuatro años– y se dice que es el invertebrado más inteligente: ha podido salir de laberintos y destapar frascos.

Características del pulpo gigante del Pacífico

Habita en las aguas templadas del Océano Pacífico, desde el sur de California hasta Alaska, y también en Japón. Caza de noche y se alimenta de peces, langostas, cangrejos, almejas y camarones. Se reproduce en verano: el macho traspasa el esperma a la hembra y esta se encarga de poner hasta 100 000 huevos en las aguas menos profundas.

Te puede gustar