¿Cómo hay que alimentar a un Pastor Alemán?

El Pastor Alemán es considerada una raza de perro grande

El Pastor Alemán es un perro reconocido por no tener miedo a nada y ser muy leal. Esta raza requiere de mucho ejercicio diario, aunque a medida que el perro va envejeciendo, es normal que reduzca su actividad física. Debido a esto, las necesidades alimenticias del Pastor Alemán varían con el tiempo. Si piensas trazar un plan nutricional para tu mascota, debes tener en cuenta las exigencias particulares de tu perro, aunque también deberás considerar las necesidades generales de la raza.

Necesidades energéticas y calóricas del Pastor Alemán

El Pastor Alemán presida de una actividad física constante

Las razas grandes siempre van a precisar de mayor ejercicio que las razas pequeñas; sin embargo, entre las razas grandes, los Pastores Alemanes necesitan ejercitarse menos que otros perros de tamaño similar. Ellos pueden mantener un peso y nivel de actividad saludable a través de caminatas diarias y alguna que otra carrera ocasional en algún parque.

Los cachorros tienen energía de sobra, así que lo que necesitan es una dieta alta en proteínas y calorías. Aunque las proteínas siempre serán fundamentales, conforme tu perro vaya envejeciendo habrá que adaptar su dieta para evitar el sobrepeso.

A la hora de ajustar la dieta de tu perro basándote en su nivel de actividad, hay que tener en cuenta que lo importante es el contenido total de calorías, no el volumen de alimento. Alimentar a un perro basándose en la cantidad de ejercicio que este realiza no es la manera adecuada para mantenerlo saludable. Si piensas que tu perro ingiere pocas o demasiadas calorías, consulta a tu veterinario para que te ayude a elaborar un plan de alimentación adecuado a su edad.

Sin importar la edad o actividad de tu perro, los Pastores Alemanes requieren de una dieta alta en proteínas. Las proteínas son fundamentales en su vida ya que les proporcionan energía y son necesarias para la producción de hormonas. Es importante que consideres la calidad de las proteínas en el momento de elegir los alimentos. Mientras sea posible, procura que su principal fuente de proteínas tenga un origen animal.

Mantener la piel y el pelaje saludables

Dado que se trata de una raza de campo, el pelaje de capa doble del Pastor Alemán ayuda a proteger a las crías de los agentes externos. La última capa de pelo puede ser lisa o un poco ondulada. Esta se desprende a lo largo del año aunque es más abundante en primavera y en otoño, cuando cambia todo su abrigo. El cepillado regular puede ayudarte a mantener el control de la pérdida excesiva de pelo.

Aunque no es fácil conocer los motivos de una pérdida excesiva de pelo, es muy probable que si el pelo presenta una textura diferente o si tu perro se rasca excesivamente, la dieta pueda ser la responsable. La grasa y aceites naturales que proceden de su alimentación es lo que ayuda a su piel y y a su pelaje a estar limpios y saludables.

Los perros con una dieta muy baja en grasas suelen tener muchos problemas de piel. Elige alimentos ricos en ácidos grasos omega y vitamina E para ayudar a mantener la calidad y la salud del pelaje.

Riesgos potenciales de la salud relacionados con la alimentación

La alimentación del Pastor Alemán debe ser siempre rica en proteínas

El Pastor Alemán tiene una esperanza de vida media de 10 a 13 años. Son propensos a ciertos problemas de salud como las alergias, enfermedad de Cushing, el hipertiroidismo o la epilepsia. Debido a que es una raza de gran tamaño, la artritis y la displasia de cadera también son comunes.

Estas dos enfermedades no pueden prevenirse ni ser curadas, pero pueden gestionarse a través de una dieta con niveles adecuados de glucosamina y condroitina. Igualmente pueden ser potenciadas por el aumento de peso. De hecho, con solo unos pocos kilos de sobrepeso el Pastor Alemán puede sufrir enfermedades en las articulaciones y experimentar mayor malestar. Por eso es importante que controles siempre su ingesta calórica.

Cosas a tener en cuenta

Las necesidades específicas de cada Pastor Alemán varían en función de su edad, nivel de actividad física y su salud. En general la raza precisa de una dieta alta en proteínas y vitaminas A, D, E y K. Para que absorba estos nutrientes requiere también de grasas saludables como el Omega-3 y el Omega-6. Debido a que es considerada una raza grande, la dieta de este perro debe favorecer su salud articular para que no padezca problemas articulatorios a lo largo de su vida.