Pastor alemán, raza sorprendente

Yamila · 29 mayo, 2017

También conocido como ovejero alemán, esta raza originaria del país germano es bastante “nueva”. De hecho, apareció a fines del siglo XIX. Desarrollado para reunir y vigilar ovejas, el Pastor alemán es muy fiel, obediente y cariñoso. Te contamos más sobre él en este artículo.

Historia del Pastor alemán

El capitán del ejército Maximilian Von Stephanitz es considerado el “padre” del Pastor alemán, ya que gracias a él comenzó a desarrollarse la raza. Como dijimos, tenía como objetivo proteger y guiar a los rebaños de carneros. Estos perros harían de “guardaespaldas” de las ovejas para evitar que sean atacadas por los lobos.

En 1899 apareció la Asociación de Amigos del Pastor alemán y esa es la fecha oficial del origen de la raza. En ese entonces se realizó una selección de ejemplares para mejorar los cruces tanto en lo físico como en lo psíquico.

El primer Pastor alemán inscrito se llamó “Jack”. Era muy vigoroso, de pelaje grisáceo, firme semental y aspecto similar al lobo. Von Stephanitz buscó que los descendientes fueran perros de trabajo, ideal para la sociedad agrícola y ganadera de la época.

Luego trató de persuadir al gobierno para que se convierta en la raza usada para las fuerzas de la ley y los militares. Por su inteligencia, su resistencia física y su fiabilidad, también tuvo otros papeles importantes, como por ejemplo lazarillo de ciegos.

Durante la Segunda Guerra Mundial, tanto el Ejército como la Policía alemanas lo emplearon para rastrear, y por ello se ganaron el respeto y la admiración a nivel internacional.

Características físicas del Pastor alemán

Se trata de un perro de tamaño mediano a grande con aspecto robusto, cuerpo musculoso y mandíbulas que cierran en forma de tijera. Los colores habituales del Pastor alemán son: manto negro con café, rojizo o marrón.

Los machos adultos pueden llegar a pesar entre 30 y 40 kg y las hembras entre 20 y 30 kg. La altura a la cruz es de 65 y 55 cm respectivamente. Tienen una esperanza de vida de 13 años y cuando nacen las orejas son colgantes. Luego se les “levantan” a partir de los 3 meses de edad. Si no quedan completamente erectas, muchos dueños optan por vendarlas.

Sus ojos son almendrados y de tamaño medio de color oscuro. La cabeza es proporcionada en relación al largo del cuerpo. También tiene un gran hocico de tonos oscuros.

Su pelaje es grueso y está dividido en dos capas. La externa es más gruesa para resistir la intemperie y la interna es suave y densa para retener el calor. Mudan el pelo todo el año, pero sobre todo en otoño y primavera. Es fundamental el cepillado ligero a diario.

Entre las capacidades de trabajo del Pastor alemán podemos destacar: guardián, policía, guía, de ataque, detector de drogas, pastor de ovejas… Aún se sigue usando para pastoreo en Estados Unidos y Gran Bretaña.

En cuanto a la salud de esta raza, se debe tener en cuenta que si no se lo vacuna en tiempo y forma puede contraer moquillo. Al entrar en la etapa de vejez es frecuente que padezcan displasia de cadera y en menor medida Enfermedad de Von Willebrand y deficiencia pancreática.

Personalidad y temperamento del Pastor alemán

En su historia de poco menos de siglo y medio de vida esta raza ha sabido lograr una relación muy estrecha con las personas. Esto llama la atención si tenemos en cuenta que fue creado como perro de trabajo y pastoreo. Por este motivo el Pastor alemán es muy guardián y obediente, también fiable y protector.

Además es destacada su inteligencia y su capacidad de actuar como “niñera” con los pequeños del hogar. Por el contrario, es cauteloso con los extraños hasta que se da cuenta de que son aceptados por los dueños.

Si bien es completamente fiel a una persona, no es necesario que esté acompañado todo el día. Pero si debemos contar con suficiente espacio debido a su tamaño y a que requiere cierta rutina de ejercicio (es un animal bastante activo). Una casa con jardín es el entorno ideal para un Pastor alemán, una mascota perfecta para familias con niños, pero también para personas solas o parejas.