¿Cómo hacer un bebedero para perros casero?

En este artículo te contamos cómo hacer un bebedero para perros casero que evite las manchas en el suelo y a la vez contribuir con el medio ambiente. ¿Te preguntas cómo? Entonces sigue leyendo.

¿Tu perro derrama agua al beber?

Es muy común que cuando nuestro perro está sediento beba de manera impulsiva y sin cuidado, especialmente en verano cuando el riesgo de golpe de calor acecha. Una de las soluciones más comunes es poner un trapo alrededor del  bebedero, pero esto es poco higiénico. ¿Qué opinarías si hubiera una solución higiénica y ecológica a este problema? Signus y Handfie te proponen la solución.

¿Qué necesitas para hacer un bebedero para perros casero?

  • Un neumático
  • Un bebedero tradicional
  • Una base de madera
  • Una sierra
  • Un taladro
  • Tornillos
  • Pintura de spray o acrílica para todas las superficies

¿Has repasado la lista? ¿Lo tienes todo? Entonces estás listo para pasar al siguiente apartado y construir paso a paso el bebedero más práctico, limpio y ecológico que tendrá tu mascota.

¿Cómo hacer un bebedero para perros casero?

Paso 1. Para crear un bebedero casero para tu perro necesitas hacer una base de madera que, atornillada al neumático, sirva para sujetar el cuenco metálico en el que se echa el agua. Entonces, traza dos círculos concéntricos: el exterior ha de tener una anchura superior al interior del neumático, y el interior ha de coincidir con el borde del bebedero.

Paso 2. Coge el taladro y haz 4 agujeros equidistantes que te permitan unir la base de madera al neumático y así fijarlo para que no se mueva. Los agujeros han de hacerse tanto en la madera como en el neumático.

Paso 3. Limpia y pinta el neumático. Con un cepillo limpia bien el neumático y aplica la pintura que hayas escogido para la pieza de madera y la rueda. Si aplicas una capa de imprimación para plásticos, la pintura quedará más homogénea.

Paso 4. Fija las piezas. Una vez que la pintura se haya secado completamente, ha llegado el momento de unir las piezas. Para ello, deberás atornillar la madera y el neumático mediante unos tornillos de métrica a través de los agujeros que has elaborado en el ‘paso 2’. Una vez que hayas montado la base y el neumático, sólo te faltará colocar el bebedero metálico en el centro.

Con este bebedero no sólo estás evitando que tu perro manche el suelo, sino que estás reutilizando un neumático cuyo reciclaje es difícil y costoso, el medio ambiente te lo agradecerá, y tu bolsillo también.

 

Fuente de la imagen: http://blog.signus.es/

Te puede gustar