Cómo beben agua los perros

Mariela Ibarra Piedrahita · 21 febrero, 2016

El organismo de los perros, al igual que el de todos los seres vivos, es una maravilla. Este cuenta con algunas similitudes con el humano, sin embargo tiene unas diferencias notables sobre las que vale la pena hablar un poco. En el artículo del día de hoy les hablaremos sobre cómo beben agua los perros.

Si bien los perros no son los más elegantes para beber, tienen una serie de particularidades que hace esta actividad muy interesante.

La primera particularidad que tienen se encuentra en sus mejillas. Las mejillas de los perros se conocen como “mejillas incompletas”, y se caracterizan por permitir una apertura total de la boca, sin que se encuentren selladas con piel.

Si bien estas mejillas les deja abrir mucho la boca, cosa que es muy útil al momento de tomar objetos, no les permite realizar ninguna clase de succión, por lo tanto no pueden beber agua de la manera en que los humanos lo hacemos.

Para poder observar de manera detallada la manera en que los perros se hidratan, un estudio utilizó cámaras de alta velocidad para poder observar la mecánica sobre cómo beben agua los perros y saber exactamente qué elementos están involucrados.

 

Orígenes del estudio

los perros no beben agua, la muerden

El interés por determinar la manera en que lbeben agua los perros surge de un experimento realizado en 2010 por científicos de la universidad de Princeton y el Instituto de Tecnología de Massachusetts, que implementaron el mismo sistema de cámaras para esta finalidad.

Descubrieron que los gatos tocan suavemente la superficie del agua con la lengua, para después contraerla generando una columna de agua. Antes de que el agua vuelva al plato, estos la atrapan con sus mandíbulas y la tragan. Este es un proceso ordenado y todos los felinos lo ejecutan a la perfección.

Pero cómo beben agua los perros

El estudio sobre cómo beben los gatos inspiró a Sunny Jung, profesor asistente en la Universidad Virginia Tech, para examinar los métodos de consumo de líquidos de perros. Al entrar en la investigación, él y su equipo no esperaban ver diferencias considerables entre la manera en que los felinos y los caninos beben. Sin embargo estaban equivocados.

Los investigadores ubicaron varias cámaras de alta velocidad junto a un tazón de agua e hicieron que varios perros sedientos tomaran de él para registrar cómo bebían.

Descubrieron que mientras que los gatos tocan suavemente la superficie del agua sin penetrar en ella, los perros golpean con la lengua el agua, penetrando profundamente en su tazón.

A diferencia de los gatos la curva de la lengua de los perros se encuentra hacia atrás, formando una especie de cuchara para arrebatar un poco más de líquido con cada clavada de lengua. Además, también levantan una columna de agua, y el animal muerde al coger el agua.

Algo que también se pudo registrar fue que los perros más grandes tienden a salpicar más agua: Esto se debe a que los cánidos más grandes hacen un mayor contacto con la superficie del líquido en comparación con los perros pequeños.

golden retriever plato metal

Estos resultados fueron entregados a la American Physical Society en San Francisco, generando un debate interesante sobre las peculiaridades de la anatomía canina.

La construcción de un modelo

Para recoger datos más precisos, los investigadores simularon la lengua de un perro mediante el uso de un tubo de vidrio. Esto les permitió imitar la aceleración y la columna de agua dentro de un ambiente controlado, y alterar los parámetros para ver cómo afectarían estos cambios la capacidad de inmersión de la lengua.

Entonces midieron el volumen de agua extraída con cada inmersión del tubo de vidrio. Encontraron que la columna de agua se separa del plato al contacto con la lengua debido principalmente a la fuerza de gravedad.

Este experimento fue relevante para poder comprender el funcionamiento de los mecanismos de ingesta de líquidos de los perros, y será importante para trabajar en formas de corregir malos hábitos, como el consumir alimentos y bebidas demasiado rápido.

¿Qué te parece cómo beben agua los perros? Desde luego, nuestros queridos amigos caninos tienen estilo propio para todo, incluso para ingerir líquidos.