Cómo ser ecológico con tu mascota

Si eres uno de los tantos que ha tomado conciencia sobre la necesidad cotidiana de cuidar el medioambiente, ten en cuenta que también puedes ser ecológico con tu mascota.

Con algunos cambios, en apariencia mínimos pero no por eso menos importantes, seguramente aportarás tu granito de arena para contribuir a tener un planeta más habitable para humanos y animales.

Ser ecológico con tu mascota: una decisión que causará un impacto positivo

Y hablando de arena, puedes empezar por el arenero de tu minino.
Los productos que se venden en la actualidad, como el caso de la bentonita o las perlas de sílice, contienen químicos que, además de ser dañinos para el ambiente, –a la larga– pueden afectar la salud de tu gato.

Elige  una opción más ecoamigable que, además, suele ser más económica que las convencionales. Se trata de un producto compuesto por fibras naturales de madera caída de distintos árboles –nota que no se tala ninguno para hacerla– y que no utiliza añadidos artificiales.

Además, tiene la ventaja de que puedes desecharlo por tu inodoro.

Otra posibilidad es que elabores tú mismo una arena casera y que no dañe el medio ambiente usando los siguientes materiales:

  • Papel de periódicos
  • Bicarbonato
  • Detergente biodegradable

Opciones para eliminar las deposiciones de tus animalitos

caja arena gato

Emplea bolsas biodegradables para recoger los excrementos del perro o limpiar el arenero del gato. Se degradan en poco tiempo en comparación con los 150 años que tardaría en hacerlo una de plástico común.

También puedes utilizar papel de diario para envolver los desechos.

De todas formas, las heces que llegan a los vertederos de basura es probable que terminen contaminando aguas y playas.

Por tal motivo, lo ideal es que, si tienes un jardín o un pedacito de tierra en tu patio, instales un sistema séptico que transforme la materia fecal de tus mascotas en componentes no tóxicos que abonen el subsuelo. Se venden productos especialmente diseñados para ello, o bien puedes construirlo tú mismo.

Adoptar antes que comprar

Si quieres incorporar una mascota a tu vida, elige adoptar un perro o un gato callejero.

Darle un hogar a un animal que ha sido abandonado y vive en la calle o en un refugio no es solo un acto de amor. También contribuye a mantener un ambiente más sano y limpio.

De esta manera se evita la propagación de enfermedades a través de los parásitos de las heces diseminadas en lugares públicos. También se reduce la contaminación que puede producirse cuando los animales rompen las bolsas de basura en busca de comida.

Más ideas y consejos para cuidar el medio ambiente

Te contamos otras opciones que te permitirán ser ecológico con tu mascota:

  • Utiliza métodos naturales para combatir pulgas y garrapatas.
  • Cuando la bañes, opta por champús libres de químicos.
  • También puedes elaborar jabones con productos que no dañen el ecosistema.
  • Prefiere comederos y bebederos de acero inoxidable. Duran más y son más higiénicos.

Además, si tienes que comprar por primera vez, o reponer la bandeja sanitaria de tu gato, olvídate de las de plástico, que tanto tardarán en degradarse cuando debas desecharla. Puedes usar como opción cajas de cartón. Mejor aún si son de material reciclado.

Accesorios amigables con el entorno

juguetes caseros 3

Hay un sinnúmero de accesorios que utiliza a diario nuestra mascota y que también deben ser repensados con una mirada ecológica:

  • Juguetes
  • Ropa
  • Correas
  • Collares
  • Cuchas
  • Mantas
  • Camas

Así que, a la hora de adquirir estos elementos, elige los realizados con materiales naturales. O, mejor aún, elabóralos tú mismo. En este caso:

  • Evita el poliéster y otras fibras artificiales y el plástico.
  • Opta por telas de algodón, lino o lana.
  • No olvides nunca las palabras reducir, reciclar y reutilizar, pilares fundamentales de todo defensor del medio ambiente que se precie.

Un mundo con menos contaminación y más mascotas

Nunca es tarde para empezar a considerar el impacto que tiene en el medio ambiente un número cada vez más creciente de mascotas, sobre todo en las grandes ciudades.

Por eso no solo hay que tomar conciencia, sino medidas para evitar que contaminen aún más el entorno.

Así que, manos a la obra. Todo suma a la hora de contribuir a que nuestro planeta siga siendo un lugar habitable para todas las criaturas que convivimos en él.

 

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar