¿Cómo es la alimentación de las tortugas africanas?

Miguel Rodríguez · 22 abril, 2018
Estos reptiles son herbívoros y, si bien su dieta se basa fundamentalmente en hierbas silvestres, también es posible agregar algo de fruta, aunque de manera controlada porque son animales que tienden a la adicción; el calcio es clave para evitar deformaciones del caparazón

Para muchos dueños, la alimentación de las tortugas africanas puede llegar a ser considerada un reto debido a las particularidades de su dieta. Esta especie vulnerable presenta una dieta muy cerrada y es propensa a sufrir de distintas enfermedades.

Por fortuna, no se requiere de alimentos exóticos para que esté en conformidad con su entorno. En este sentido, nos referimos a que la alimentación de las tortugas africanas es muy fácil de cumplir. Gran parte de su comida se encuentra al aire libre y se puede reforzar junto a otros elementos.

Los grandes caparazones de áfrica

La tortuga sulcata africana es una especie originaria del centro-norte de África, y son apodadas como ‘espolones’ por sus poderosas patas delanteras. Es una raza bastante grande, aunque superada por las tortugas de las islas Galápagos y de las costas de Seychelles.

La longevidad de estas tortugas es bastante extensa: unos 40 a 70 años aproximadamente, aunque se estima que incluso pueden vivir más tiempo. Estos reptiles son unas buenas mascotas en gran parte del mundo, pero necesitan un clima cálido para sobrevivir y mucho contacto solar a lo largo del año.

Sus hábitats nativos se encuentran en peligro debido a la urbanización de las zonas en las que viven. Es por esto que se encuentran clasificadas como vulnerables a nivel global y la única forma de tener una en casa es de algún criadero profesional de esta especie.

En cuanto a la alimentación de las tortugas africanas, es bastante peculiar al no incluir proteína animal o frutas de cualquier clase. Debe ser lo más cercana a la de su estado en libertad y consiste principalmente en pasto, heno y una gran variedad de verduras.

Tortuga africana de espolones: hábitat

Alimentación de las tortugas africanas

El calcio es fundamental en la dieta de estas tortugas para la buena formación de su caparazón, el cual es propenso a sufrir deformaciones si no se alimenta de la mejor forma. Además, el calcio ayuda a la absorción de los rayos solares para la producción de vitamina D, la cual es necesaria para todo su cuerpo.

Gran parte de lo que debería ser su alimento diario consiste en una gran variedad de flores de toda clase, en conjunto con el pasto y el heno mencionados anteriormente. Las flores pueden consistir en dientes de león, tréboles, matas silvestres, entre otras.

Si vuestra tortuga se mantiene en un espacio abierto, esta dieta no debería consistir en algún problema para seguir. Si por el contrario, el reptil habita en una zona cerrada como un apartamento, la dieta se puede suplementarse con una gran variedad de verduras comunes.

Pero si se sigue esta idea, se debe tener cuidado en no generar un vicio, ya que las tortugas, al igual que los humanos, son propensas a sufrir adicción por según qué comida. Es por esto que no se recomiendan las frutas por ser muy apetitosas para ellas.

Algunas de las frutas más recurrentes que se les da de comer a ellas son el pepino, tomate, higos, manzanas y peras. Si bien estas frutas ayudan a alimentarlas, los nutrientes que estas aportan para el orgnaismo del animal no son suficientes, lo cual les genera grandes problemas de salud que se evidencian de forma tardía.

Se recomienda evitar carnes de cualquier clase para evitar malformaciones en la estructura del animal, además de que el sistema digestivo del animal no está adecuado para ellas porque son herbívoros.

Alimentación de las tortugas africanas

Dieta general de la tortuga africana

Su alimentación debe consistir en gran parte de hierbas silvestres y, si se quiere, se le puede agregar una mínima cantidad de fruta para que sea más apetitosa. En este sentido, la comida de ellas debe ser de un 90% de pasto y flores junto a un 10% de fruta de cualquier tipo.

La dosis recomendada deber ser de una buena cantidad diaria gracias a su metabolismo lento, pero de igual forma puede alimentarse en dosis pequeñas durante todo el día. Las tortugas africanas pueden pasar al menos una semana sin beber agua, gracias a su adaptación para sobrevivir en los áridos terrenos africanos.

Se aconseja añadir suplementos de calcio mientras come para evitar que sufra deficiencias de este mineral. De igual forma, se recomienda evitar que se genere una acumulación de calcio para que el caparazón no se malforme.

La alimentación de la tortuga africana es una de las más sencillas de cumplir. Como mascota, solo requiere de un espacio amplio como un jardín, y el resto lo hará ella. Recuerda controlar su ingesta de calcio y de darle un poco de fruta para que se alegre.