Cómo alimentar de forma correcta un pájaro

Francisco María García · 8 febrero, 2019
Ya sea que se trata de una cría que hayamos adoptado o de un ave herida, hay que ser especialmente delicados a la hora de darle de comer a un pájaro

Durante un paseo al campo, o hasta en las afueras de la ciudad, es relativamente común encontrar a un pájaro herido. Aunque en un principio pueda darnos miedo tocarlo, nuestro auxilio puede ofrecer al ave lastimada una oportunidad de sobrevivir.

En caso de que se trate de una especie muy grande o agresiva, lo mejor será llamar a las autoridades responsables. Sin embargo, podemos ayudar a pichones y pequeñas aves proporcionándoles los primeros auxilios, comida y calor.

En realidad, estas maniobras de emergencia no sustituyen la atención veterinaria. Por ello, será esencial llevar al pájaro encontrado a un veterinario especialista para verificar su estado de salud. Igualmente, a continuación te daremos algunos tips para alimentar e hidratar a un pájaro de forma correcta.

¿Por qué es tan importante alimentar un pájaro herido?

Cuando encontramos a un pájaro herido, no tenemos forma de precisar por cuanto tiempo el animal ha estado esperando ayuda. En algunos casos, es posible que el ave esté herida e impedida de volar y moverse desde hace varias horas o días.

Además de sentir dolor y miedo, probablemente este pájaro no haya comido o tomado agua por un tiempo prolongado. En consecuencia, su organismo está débil y  más vulnerable a numerosas enfermedades. Se trata de evitar un cuadro de desnutrición o deshidratación en el animal.

Probablemente el pájaro no quiera ingerir alimentos en el mismo momento que lo rescatamos o al llegar al hogar. Esto es completamente normal teniendo en cuenta que el animal ha vivido experiencias muy estresantes en un corto espacio de tiempo.

Cómo alimentar de forma correcta un pájaro

Por todo ello, no debemos obligar a que el pájaro ingiera sus alimentos contra su voluntad. Sin embargo, es esencial garantizar que poco a poco el animal vaya tomando algo de comida para recomponer sus fuerzas y recuperarse con éxito.

¿Cómo alimentar un pájaro de forma correcta?  

Lo primero que debemos considerar es que este pájaro es un animal silvestre que no está habituado a la convivencia con las personas; no podemos esperar que el ave se muestre confiada o relajada en nuestra presencia.

En los primeros días, lo más probable es que el pájaro esté asustado y evite acercarse a nosotros. Recordemos que la desconfianza hacia a los desconocidos es esencial para que los animales puedan sobrevivir en la naturaleza.

Para ser efectivos, necesitamos ser muy cuidadosos, suaves y pacientes a la hora de darle de comer: no haremos movimientos bruscos o ruidos fuertes, y nos acercaremos al animal lenta y suavemente.

Las primeras ingestas de comida deberán ser pequeñas y frecuentes

Como el estómago del pájaro no recibe comida durante algún tiempo, las primeras ingestas deberán ser mínimas. Si el ave come mucho de una sola vez, tras pasar muchas horas o días sin comer, es probable que tenga vómitos y problemas digestivos.

Para garantizar que el animal ingiera una cantidad razonable de comida, repetiremos estas ingestas mínimas varias veces al día. Con cuatro o cinco tomas diarias durante la primera semana, tu pequeña ave tendrá los nutrientes esenciales para fortalecer su organismo.

El método más sencillo y eficaz de alimentar un pájaro en tomas mínimas es con la ayuda de una jeringa. En cualquier farmacia podemos adquirir una jeringuilla de tamaño mediano que nos permita insertar la papilla en su interior.

Cómo hacer papilla para pájaros

¿Cómo preparar papilla para dar de comer a un pájaro?

Si encontramos a un polluelo o un ave debilitada, lo mejor será ofrecerle una papilla para facilitar su alimentación. Los alimentos sólidos son más difíciles de digerir y requieren que el ave haga un mayor esfuerzo para ingerirlos. Además, la papilla cremosa y tibia suele despertar el apetito de los pájaros por su aroma y textura.

En las tiendas para mascotas y algunas clínicas veterinarias podemos encontrar papillas preparadas para pichones y aves de varias especies. Lo interesante de estos productos es que ofrecen un mix balanceado de los nutrientes que el pájaro necesita para crecer o recuperarse fuerte y saludable.

También podemos preparar papillas muy nutritivas en casa con semillas germinadas, verduras, huevo duro y hasta frutas. Una buena papilla casera de emergencia puede ser hecha con arroz integral o cous cous, cocinados en agua, zanahoria y huevo duro rallados finamente.

Después de poner una cucharada de papilla en la jeringa, nos acercamos muy lentamente al pájaro. De esa forma podemos intentar aproximar la punta de la jeringuilla a su pico, para que él identifique que se trata de comida, todo ello observando sus reacciones para no generarle más miedo o estrés.

Con paciencia y cariño veremos que el pájaro se acostumbrará a nuestra presencia y podrá alimentarse con más serenidad. A medida que se recupere, el ave podrá empezar a probar alimentos sólidos y comer por su propia cuenta.

Una vez más, recordamos la importancia de acudir a un veterinario especialista para verificar el estado de salud del pájaro. El profesional también nos podrá orientar para proporcionar una dieta completa y equilibrada a nuestra nueva mascota.