Colocar la pecera: elige el sitio ideal

Francisco María García · 25 octubre, 2017

Elegir el sitio ideal para colocar la pecera es fundamental para acondicionar el ambiente donde se desarrollan tus peces.

¡Un acuario no es un adorno, requiere cuidados!

No vamos a negar que una pecera puede embellecer un ambiente. Sin embargo, un acuario no es solamente un adorno. En su interior, existen muchas vidas que merecen ser cuidadas y preservadas.

Tener un acuario requiere responsabilidad. Los peces necesitan atención especial con su alimentación, su higiene y su crecimiento. Cuando se opta por agregar flora en el interior de la pecera, también se incluyen otras medidas preventivas.

Los peces son muy sensibles y demuestran fácilmente las alteraciones favorables y desfavorables a su desarrollo.

Pez en una pecera

Es aconsejable ubicar la pecera en un ambiente del hogar que sea frecuentado asiduamente. De esta manera, se puede observar el comportamiento de los peces y reconocer cambios en la dinámica del acuario.

Dónde colocar la pecera: cuidados con la salud de los peces

Un acuario es sinónimo de tranquilidad y equilibrio. Y así debe ser el sitio ideal para colocar la pecera en el hogar o en un establecimiento de trabajo.

Jamás se debe dejar el acuario a la intemperie. Los golpes de frío y de calor son muy peligrosos para la salud de los peces. Lo ideal es preferir un ambiente ventilado y con buena incidencia de luz solar.

Las corrientes de aire excesivas pueden cambiar la temperatura del agua de la pecera.

Luminosidad y electricidad

La luminosidad excesiva tampoco es beneficiosa: mucha luz puede provocar una sobrepoblación de algas. Eso significa un desequilibrio en el ecosistema del interior del acuario. Además, los rayos solares en exceso pueden sobrecalentar el agua y generar cambios negativos.

Otro cuidado fundamental es posicionar la pecera en un espacio donde haya pocas fuentes eléctricas. No se debe olvidar que el agua es el mejor conductor natural de electricidad. Al salpicar para fuera del acuario, pequeñas gotas de agua pueden ocasionar un cortocircuito importante en el hogar.

Posicionando tu pecera según el Feng Shui

El Feng Shui dedica especial atención a las peceras como un elemento armonizador de los ambientes. Pero es necesario elegir la ubicación ideal para disfrutar de los beneficios energéticos de una pecera. Se recomienda utilizar una brújula para facilitar y no confundirse durante la operación.

Los estudiosos de esta filosofía recomiendan ubicar las peceras al lado derecho de las ventanas. Preferiblemente en la zona norte del hogar o del ambiente de trabajo. Esta disposición sería perfecta para proporcionar buenas energías al ambiente.

Jamás se debe colocar la pecera a la izquierda en el norte, pues podría atraer malas vibraciones. Principalmente en relaciones de trabajo y con tu pareja.

El Feng Shui también recomienda optar por una cantidad apropiada de peces para tu acuario. El total debe ser múltiple de nueve, pues este número representa la acumulación.

Los colores adecuados

También podemos fijarnos en los colores de los peces elegidos para optimizar los beneficios energéticos. A continuación, resumimos el significado de los colores para ayudarte en tu decisión:

  • Naranja (tonos anaranjados): Prosperidad/abundancia.
  • Rojo (colores rojizos): Riqueza/Curación/Poder.
  • Negro (y marrones oscuros): Autoridad/Dinero/Sabiduría.
  • Azules: Serenidad/Bonanza.
  • Blanco: Paz/Limpieza.

Tonalidades y ambiente

Es interesante armonizar los colores de los peces con los ambientes, creando una unidad energética. El color dominante debe ser el que significa lo que deseas, evitando contrastes indeseados.

Peces en una pecera

Cuando se busca mejorar el ambiente de trabajo, se recomienda colocar la pecera en un punto donde pueda ser observada por todos los colaboradores. De forma que nadie sea perjudicado o se sienta discriminado.

Los acuarios también pueden ser utilizados para transmitir serenidad a los pacientes. Por ello son tan comunes en consultorios odontológicos.

Higiene: cuidado clave para complementar la ubicación perfecta

Una pecera también necesita otros cuidados más allá de la ubicación. Principalmente respecto a la higiene.

Los peces respiran, se hidratan y se alimentan en el agua. Por ello es fundamental que todo esté en perfectas condiciones. En caso contrario, no es posible pretender la supervivencia de tus peces.

Lo ideal es contar con un sistema de filtros propio para el tamaño y la población de tu acuario. Además de higienizar el interior de la pecera y cambiar totalmente el agua por lo menos una vez al mes.

Es muy importante evitar la acumulación de comida en el fondo del acuario. Esta es la principal fuente de contaminación en una pecera.