Causas de la espuma en acuarios

25 diciembre, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Sara González Juárez
La espuma en la superficie del agua del acuario es un evento relativamente normal, pues puede surgir por muchas causas. Aun así, algunas de ellas requieren soluciones inmediatas.

Encontrar espuma en el acuario es, como poco, desconcertante. Si has llegado a preguntarte si este evento es perjudicial para tus peces, aquí saldrás de dudas: estas son las causas de la espuma en acuarios.

Es importante conocer estas causas, ya que las consecuencias de la espuma superficial en el acuario pueden ir desde lo más completamente inofensivo hasta lo peligroso. Ya sabes que, ante la menor duda, pedir ayuda a un profesional es la mejor opción.

Causas de la espuma en acuarios

Hay multitud de razones que pueden producir espuma en tu acuario, incluso un mal montaje del mismo. También puede ser por un mal intercambio gaseoso, aceites presentes en el pienso o que los fosfatos estén por encima de su nivel óptimo, por ejemplo.

La espuma puede verse de diferentes formas: burbujas en la superficie, líneas blancas con pequeñas burbujas, etc. El tipo de espuma que aparece puede ayudar a identificar su origen. A continuación, podrás leer cómo reconocer este suceso químico y las causas a las que está asociado, así como algunos consejos para hacerlo desaparecer.

Un acuario con peces.

1. Presencia de jabón

Puede aparecer después de limpiar el acuario y se ven pequeñas burbujitas blancas en la superficie. Entre sus causas puede estar el no haber enjuagado bien el acuario después de limpiarlo o porque queden restos de jabón en algún adorno. La más mínima gota de jabón puede crear esta espuma con el movimiento del agua.

El jabón es una de las causas de la espuma en acuarios más peligrosas para la salud de tus peces, pues puede incluso llegar a causarles la muerte. Para eliminar esta espuma lo más rápido posible, es recomendable vaciar el acuario y enjuagar todo de nuevo para asegurarse de que no quedan restos.

También es recomendable no utilizar material de limpieza destinado a otros fines, como otras mascotas o la cocina.

2. Espuma por agitación

Cuando el agua se agita es perfectamente normal que aparezcan algunas burbujas. Esto suele ocurrir cuando se cambia el agua del acuario o por el filtro de oxígeno —que produce burbujas más grandes—, pero no debes preocuparte: estas burbujas son completamente inofensivas para tus peces.

Si aun así no quieres verlas, la solución más habitual es verter el agua despacio para no agitarla demasiado. Puedes ayudarte de un plato para que el agua caiga sobre él y gotee poco a poco.

3. Espuma por acumulación de proteínas

La acumulación de proteínas es más común en acuarios marinos, pero si tienes un acuario de agua dulce también te puede ocurrir, así que no te descuides. Las proteínas residuales suelen acumularse y producir burbujas en el proceso. Estas son algunas causas de la espuma en acuarios por proteínas:

  • El acuario está sucio: la acumulación de residuos de la alimentación o los excrementos de los peces pueden dar lugar a la espuma. Es importante mantener el acuario y sus componentes limpios para garantizar la salud de tus peces.
  • Los filtros están sucios o estropeados: si has limpiado el acuario y aun así aparece esta espuma, puede que alguno de los filtros esté roto o sucio. Revísalos por si fuera necesario limpiarlos o cambiarlos.
  • Si tienes muchos peces, puede que alguno haya fallecido y no te hayas dado cuenta: los peces muertos liberan gran cantidad de proteína al agua cuando se descomponen.

4. Presencia de nidos

Ciertas especies de peces, como los Betta (Betta splendens) o los Guramis perla (Trichogaster leeri), que además son de las especies preferidas para iniciarse en el mundo de la acuariofilia, crean burbujas espesas y pegajosas que pegan para atraer a las hembras. Esto puede ocurrir incluso si no hay hembras en el acuario.

Cuando veas estos nidos flotando en el agua, no te preocupes: es perfectamente normal y sano, e incluso señal de que tus peces están contentos. De hecho, no se deben retirar, ya que los animales podrían estresarse.

Un pez betta construye un nido.

Conclusiones

Como siempre, la recomendación principal que vas a leer aquí es que conozcas bien las especies que viven en tu acuario. El mantenimiento del mismo debe ser lo más perfecto posible, ya que gran parte del cuidado de peces es saber crear un ambiente beneficioso para ellos.

Ante cualquier duda con respecto al equilibrio de este pequeño ecosistema, los expertos en acuariofilia en tiendas especializadas podrán asesorarte con minuciosidad para que tus peces estén lo más contentos y sanos posibles.

Herrera, F. A. (2017, 10 mayo). Evaluación de variables fisicoquímicas y biológicas en sistemas cerrados marinos (Acuario-Museo Mundo Marino, Santa Marta-Caribe Colombiano) - hdl:20.500.12010/1334. UTADEO. https://expeditiorepositorio.utadeo.edu.co/handle/20.500.12010/1334 Schliewen, U. (2016). El acuario. Alianza Editorial.