Cangrejo arcoíris (Cardisoma armatum): cuidados y características

11 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
El cangrejo arcoíris es uno de los artrópodos semiterrestres más populares como mascotas. Son unos crustáceos resistentes y relativamente fáciles de cuidar.

Cardisoma armatum, más conocido como cangrejo arcoíris o cangrejo tricolor, es una de las especies de decápodos más populares como mascotas. Estos crustáceos son fáciles de cuidar, siempre y cuando se les aporte todo lo que necesitan. De hecho, este cangrejo es ideal para los principiantes en el mundo de la acuariofilia.

En esta guía podrás encontrar todas la claves necesarias para comenzar con el cuidado de esta especie como, por ejemplo, con qué deben ser alimentados los ejemplares, cómo tiene que ser el acuario, los requerimientos fisicoquímicos ambientales y muchas cosas más. ¡Te invitamos a adentrarte en el mundo del cuidado del cangrejo arcoíris!

Consideraciones iniciales

Antes de comenzar con todo lo relativo al cuidado de este animal, es importante saber de dónde procede y en qué tipo de ecosistemas suele habitar. Asimismo, debe saberse que este animal no está catalogado dentro de la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza (UICN), ni tampoco está recogido en CITES.

Esto tiene cosas positivas pero también negativas. A la hora de tenerlos como mascotas no deberás realizar ningún tipo de trámite legal y su compra es fácil. Por el contrario, la mayoría de estos cangrejos son extraídos de su medio natural y vendidos en otros países.

Desde un punto de vista ético, no deberías comprar animales que procedan del tráfico, ya sea legal o ilegal, pues al fin y al cabo se está destruyendo su medio natural al ser extraídos. Es mejor adquirirlos siempre y cuando conozcas su procedencia y que esta sea un criadero.

Una vez aclarada esta cuestión, debes saber que estos animales son originarios de África occidental y de Cabo Verde. Suelen habitar ríos con lechos arenosos, aunque también pueden estar en aguas salobres. La característica más importante que se debe tener en cuenta para crear su acuario es que son animales semi-terrestres y, por lo tanto, necesitarán más tierra que agua.

Cuidados del cangrejo arcoíris en cautiverio

Para conseguir mantener sanos y felices a los cangrejos arcoíris en cautiverio se debe atender a su biología básica. En primer lugar, el hecho de ser animales semi-terrestres implica que deberán pasar la mayor parte del día sobre una superficie seca y tener acceso directo al agua.

Por otro lado, estos cangrejos viven en madrigueras que ellos mismos excavan en la arena. Así, deberán tener una buena profundidad de sustrato. A continuación, te contamos más sobre los cuidados del cangrejo arcoíris.

¿Dónde alojar al cangrejo arcoíris?

Como dijimos, por su característica de semi-terrestre, este animal no puede vivir en un acuario típico. El tanque ideal para la especie es el acuaterrario, también conocido como paludario.

Si se quiere mantener más de un cangrejo, el recipiente deberá tener una capacidad de 180 litros. No obstante, debido al carácter territorial y agresivo de estos animales, el número máximo de individuos es dos y, además, deberán ser un macho y una hembra. Si solo se desea tener un cangrejo, con un tanque de 90 litros bastará.

Las características del acuaterrario donde alojar a Cardisoma armatum deberán asemejarse a las de su ambiente natural. De esta forma, este tendrá que ser más ancho que largo y tener una parte de agua que llegue a cubrir completamente al animal.

Por otro lado, la parte terrestre ocupará entre el 70 % y el 90 % del tanque. El sustrato empleado será arena húmeda o barro. Además, se añadirán grava o guijarros que ayuden al cangrejo a salir del agua.

También deberás tener en cuenta el enriquecimiento ambiental. Colocar rocas más grandes donde el cangrejo pueda subir a tomar la luz UV de las lámparas es necesario, al igual que introducir plantas naturales en la instalación, aunque probablemente los cangrejos las destrocen cada cierto tiempo.

Es importante que las plantas cultivadas no sean tóxicas y muchos menos de plástico, pues siempre acabarán mordisqueándolas.

Un cangrejo en el agua.

Una consideración fundamental sobre el sustrato arenoso es que no puede colapsar. Estos animales construirán túneles donde descansarán y se refugiarán. Para saber si el sustrato tiene buena consistencia, sobra con hundir un lápiz hasta el fondo y después extraerlo. Si las paredes del túnel se mantienen, el sustrato será perfecto.

Para mantener la humedad de la arena habrá que rociarla con agua dulce sin cloro regularmente, al menos una vez al día. Nunca debe usarse agua salada, pues el agua se evaporará pero la sal se acumulará y podría producir toxicidad.

Parámetros ambientales

Este animal puede vivir en medios tanto de agua dulce como salada. Si optas por la primera opción, es importante que no sea agua del grifo, sino una sin cloro ni cloraminas. 

Si por el contrario prefieres agua salobre, nunca utilices sal de mesa, sino una específica para acuarios marinos. La cantidad de sal que debes añadir será la indicada por la marca o algo menos, ya que estos animales no necesitan agua salada, sino salobre.

  • Con respecto a la temperatura, los cangrejos arcoíris provienen de climas cálidos, por lo que un buen ambiente sería aquel que se encuentre entre los 23 y 29 º C. Requieren el uso de calentadores, pero debes ser muy cuidadoso a la hora de esconder los cables. Estos animales son muy fuertes y con sus pinzas pueden dañar incluso el metal.
  • El cangrejo arcoíris necesita una humedad relativa del 80 % para poder respirar correctamente, ya que lo hace a través de branquias. 
  • El pH del agua deberá estar entre 7 y 7,5. Llevar un control del pH es decisivo para que el animal pueda realizar su muda correctamente. ¡En efecto, los cangrejos necesitan mudar la piel para crecer!

¿Qué come el cangrejo arcoíris en cautiverio?

Los cangrejos arcoíris son animales omnívoros. Sin embargo, su dieta deberá basarse principalmente en alimentos de origen vegetal. Entonces, ¿qué puedes ofrecerle a tu cangrejo arcoíris para comer? Inmediatamente respondemos a esta pregunta:

  • Las hojas de roble, nogal o almendro indio deben estar siempre presentes en el acuaterrario.
  • Alimentos ricos en proteína una vez a la semana: gambas hervidas, pollo, hígado o pescado.
  • Alimentos comercializados ricos en astaxantina para mantener la buena salud de su caparazón y llevar a cabo las mudas correctamente.

Lo más importante con respecto a la dieta es que sea variada y aporte una buena cantidad de calcio para asegurar la muda. Cuando el animal mude, deberá ingerir el caparazón. Por ello, durante este momento es mejor no alimentarlo hasta que lo haya consumido en su totalidad.

Reproducción de Cardisoma armatum

La cría en cautividad del cangrejo arcoíris es bastante complicada, de ahí que la mayoría de animales que se venden en tiendas especializadas provengan de Nigeria.

Estos animales alcanzan la madurez sexual a los cinco años —su esperanza de vida en cautividad es de unos ocho años—. Tras aparearse con el macho, la hembra cargará con un racimo de huevos durante unas dos o tres semanas.

Los huevos irán cambiando de color hasta volverse negros. Llegados a este punto, la hembra los liberará en agua salada. Para ello, es mejor alojar a la hembra en un tanque con agua separado del resto de ejemplares que posea una salinidad de entre el 15 % y 35 %.

Posteriormente, todas las crías liberadas deberán ser colocadas en una acuario con las siguientes características:

  • Tamaño del tanque: 90 litros.
  • Cambio diario del agua.
  • Salinidad entre 15 y 25%, menos cuando las larvas alcancen su etapa cuatro de crecimiento —1,90 milímetros de longitud—. En este momento no puede superarse el 20 % de salinidad.
  • Temperatura de 25 º C.
  • Ciclo luz-oscuridad de 12:12 horas.

Cuando las larvas alcancen un tamaño 2,41 milímetros de longitud, estarán casi listas para mudarse al agua de un paludario. La última muda dará lugar a una larva de 1,54 milímetros de díametro, pero que será más ancha que larga. Justo en este momento, los juveniles deberán pasar al acuaterrario.

Una pareja de cangrejos arcoíris.

Mantener saludables a uno o dos cangrejos arcoíris es relativamente fácil. Sin embargo, criarlos sin las instalaciones adecuadas no es una buena opción. Cada hembra puede depositar varios millones de huevos y, al no existir depredadores, muchos llegarán a la edad adulta y supondrán un problema de sobrepoblación en la instalación.

  • Edéa, O. G., Gbangboché, A. B., Hinvi, L. C., & Azando, E. V. (2015). Breeding of the land crab Cardiosoma armatum (Herklots 1851) in enclosure in Benin. Journal of Applied Biosciences, 96, 9102-9108.
  • Herklots, J. A. (1851). Specimen zoographicum inaugurale, continens additamenta ad faunam carcinologicam Africae occidentalis, sive descriptiones specierum novarum e crustaceorum ordine, quas in Guinea collegit vir strenuus H. S. Pel. J. W. van Leeuwen, Lugduni-Batavorum, [ii] + 28 pp. 2 pls.
  • Michael. Rainbow Crab – Detailed Guide: Care, Diet, and Breeding. Aquarium breeder. Disponible en: https://aquariumbreeder.com/rainbow-crabs-detailed-guide-care-diet-and-breeding/