Caballo Mustang: origen y características

El caballo Mustang es una de las razas más indómitas que existen y una de las pocas que aún viven en libertad. Aquí puedes conocerlo un poco mejor.
Caballo Mustang: origen y características
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 18 agosto, 2021.

Última actualización: 18 agosto, 2021

Si existe un símbolo de libertad en las praderas de Estados Unidos, ese es el caballo Mustang. Las pocas manadas de équidos que se ven en estado salvaje en la región de América del Norte pertenecen precisamente a esta raza, considerada una de las más hermosas del mundo.

Sin embargo, cabe destacar que los equinos que aquí nos atañen se reintrodujeron en el continente americano a través de la conquista española, pues antes de ello sus parientes se habían extinguido. De hecho, la palabra Mustang proviene del vocablo “mustango”, que es como se denomina a los caballos salvajes en castellano antiguo. Aquí puedes conocer mejor a este increíble animal.

Origen del caballo Mustang

A finales del Pleistoceno, los equinos ya se habían extinguido en Norteamérica. De todas formas, cuando llegaron los conquistadores españoles con corceles al territorio, algunos de ellos escaparon, consiguiendo proliferar en las inmensas llanuras estadounidenses. La ausencia de depredadores y la comida disponible contribuyeron a su rápida expansión a partir del siglo XVI.

Los estudios de ADN más recientes sitúan a los ancestros del caballo Mustang como cercanos a los caballos de la marisma, presentes en el entorno natural de Doñana (España).

Posteriormente, los nativos americanos capturaron a muchos de los caballos asentados en estas tierras para usarlos como transporte. La cría que ellos realizaban, unido a las poblaciones salvajes en aumento, resultó en un número ingente de ellos a principios del siglo XX. Fue entonces cuando los ganaderos empezaron a exterminarlos con la excusa de que arrasaban con los pastos de sus animales.

Esta masacre hizo que la raza peligrase seriamente a finales de los años sesenta. Posteriormente, en la década de los setenta, el gobierno de los Estados Unidos prohibió su caza y la declaró “especie protegida”, salvándola así de la extinción. Sin embargo, y como verás más adelante, la problemática sigue vigente en la actualidad, pues la expansión de la ganadería industrial afecta seriamente a su hábitat.

Características físicas

El caballo Mustang presenta una complexión fuerte y compacta, con una altura de entre 135 y 155 centímetros de altura hasta la cruz. Gracias a que su cabeza y cuello son proporcionales a su tamaño, este caballo está dotado de una gran resistencia que le permite correr largas distancias sin agotarse demasiado.

El color de su capa varía en gran medida de un ejemplar a otro, pero se suele mantener dentro del marrón, negro, blanco y bayo.

Es una raza con buena capacidad de adaptación a climas adversos, ya que se ha desarrollado en grandes llanuras en las que las inclemencias del tiempo siempre les atrapan a la intemperie. Estos caballos no necesitan beber tanta agua como los de otras razas y pueden alimentarse de arbustos espinosos y de hojas gruesas sin mayores problemas.

Carácter y comportamiento

El caballo Mustang es conocido por su independencia y temperamento. No son equinos nada fáciles de domar, pues su origen silvestre hace que no sean dóciles y se caractericen por comportamientos bastante desconfiados. De todas formas, son muy inteligentes y se adaptan perfectamente a los impedimentos que se encuentran en su día a día (entre ellos, los humanos).

Como el resto de razas, se trata de un equino gregario que suele vivir en grupos de 15-20 ejemplares. Estos grupos siguen a un caballo guía que se encarga de dirigir al grupo hacia los mejores lugares de pasto y lejos de peligros. Además, cabe destacar que los Mustang crean fuertes lazos entre individuos, especialmente entre yeguas y potros.

Su comunicación, aunque no es demasiado intuitiva a la vista del humano, es compleja y eficiente: solo hay que ver la perfecta coordinación entre ejemplares cuando corren en grupo. A través de las posiciones corporales, vocalizaciones y gestos, estos equinos son capaces de transmitir mensajes y estados de ánimo sin ningún problema.

Alimentación del caballo Mustang

Los caballos son herbívoros estrictos, es decir, que se alimentan exclusivamente de materia vegetal. Esta raza, además de las distintas de especies de pasto que encuentra en sus llanuras, es capaz de sobrevivir gracias a matorrales espinosos, plantas leñosas y hojas gruesas y duras. Como se decía en líneas anteriores, es un caballo con una gran capacidad de supervivencia en climas adversos y de escasez.

Aunque también se menciona que necesita menos agua para sobrevivir que otros caballos, este sigue siendo un elemento vital para su alimentación. Dependiendo de la época del año, un ejemplar adulto y sano puede llegar a consumir entre 20 y 60 litros de agua al día.

Los caballos pierden muchos líquidos a través de la orina y el sudor y necesitan mantenerse hidratados para digerir la gran cantidad de fibra que toman en la alimentación.

Consideraciones de la raza

Hoy día, el Mustang sigue en peligro de extinción. A pesar de estar protegido, las poblaciones siguen cayendo por las mismas razones que durante el siglo pasado: las grandes explotaciones ganaderas requieren de miles de hectáreas, tanto para albergar los cientos de animales como para darles de comer, lo cual desplaza a los pocos equinos silvestres que quedan.

Lejos de pensar en devolverles el espacio que necesitan, el año pasado se propuso un plan para capturar los pocos ejemplares supervivientes de la raza Mustang y esterilizarlos para controlar las poblaciones. Las organizaciones animalistas norteamericanas señalan que el problema no es que haya demasiados caballos, sino poco espacio y degradación del medioambiente, y piden soluciones más éticas.