Biología y distribución de la paloma doméstica

30 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
Las palomas habitan el mundo entero y su presencia genera sensaciones de todo tipo, desde la simpatía al odio; en algunos lugares se las considera una plaga, aunque también es una verdadera afición su cría

Las palomas son, en la actualidad, unas de las aves más extendidas alrededor del mundo. Su relación con la humanidad es muy controvertida; mientras algunos eligen tenerlas como mascotas, otros las ven como una ‘plaga urbana’. A continuación, te contaremos más cosas sobre la paloma doméstica, su distribución en el mundo y su relación con los seres humanos.

Características físicas y taxonomía de las palomas

Las palomas conforman una gran familia llamada Columbidae, en la cual se incluyen a más de 300 especies distintas. Esta gran diversidad comprende las diferentes razas de paloma doméstica y también a las palomas silvestres o primarias.

En líneas generales, las palomas se caracterizan morfológicamente por su pecho robusto, la pequeña cabeza y el pico corto e hinchado. Las alas son fuertes y relativamente grandes en comparación con la longitud de su cuerpo. Sus patas son cortas, finas y presentan cuatro dedos, de los cuales uno es oponible (como un dedo pulgar humano).

El plumaje de las palomas es ancho y suave, y puede presentar diferentes tonalidades y combinaciones de colores según el patrón de cada especie y raza.

La paloma doméstica: Columba livia domestica

La paloma doméstica (Columba livia domestica) ha nacido gracias a la domesticación de la paloma bravía (Columbia livia). Morfológicamente, es muy parecida a sus antepasados, con un cuerpo mediano de 28 a 35 centímetros y peso corporal de entre 300 y 400 gramos. La envergadura de alas suele oscilar entre los 60 y 70 centímetros.

Columba livia domestica

A lo largo de su historia, la paloma doméstica ha sido empleada para diversas finalidades. Inicialmente, era entrenada como mensajera y también se explotaba su carne; actualmente, la paloma doméstica es criada casi exclusivamente como mascota.

La paloma doméstica es muy inteligente, muestra una gran capacidad de adaptación y notable resistencia física. Estas características facilitan su entrenamiento y ya se ha comprobado que la paloma doméstica responde de manera óptima al adiestramiento con refuerzo positivo.

Distribución y hábitat de la paloma doméstica

En la actualidad, las diversas razas de paloma doméstica habitan en todos los continentes, con la lógica excepción de la Antártida. No obstante, sus antepasadas eran originarias de la región que se extiende desde Europa hasta el Norte de África e India.

En la gran mayoría de los lugares que habita, la paloma domestica ha adoptado hábitos sedentarios. Su alimentación se basa mayormente en la recolección de legumbres, granos, cereales y hasta carroña de la basura producida por el ser humano.

Esta curiosa ave se ha adaptado a construir nidos de forma improvisada: aprovecha ramas y paja y los construye en lo alto de edificios, cavidades y entretechos. No obstante, algunas poblaciones más aisladas han retomado algunos hábitos primitivos, pues prefieren anidar en acantilados lejos de la ciudad.

Los seres humanos y las palomas

Si bien existan actualmente muchos pájaros domésticos, pocas aves han tenido tanto contacto con el ser humano como la paloma doméstica. De hecho, es difícil pensar en un lugar, con excepción de los polos y la Antártida, donde no haya una población de palomas.

Paloma doméstica: alimentación

Las palomas han logrado adaptarse rápida y óptimamente a los hábitos humanos; incluso han aprendido a sacar provecho de nuestra estructura social. Un claro ejemplo de ello son las modificaciones en sus hábitos alimentarios.

Algunas curiosidades de su alimentación

En la actualidad, las palomas suelen alimentarse de forma oportuna o hasta carroñera; se aprovechan los desechos de nuestra alimentación y de las actividades productivas.

Estos hábitos carroñeros, sumados al rápido crecimiento de su población, han hecho que la paloma doméstica empezara a ser vista como una ‘plaga urbana’. Incluso hay muchas personas que sufren de colombofobia, es decir, una fobia en relación a las palomas.

Hay que recordar que las antiguas civilizaciones, como los griegos y los egipcios, mostraban gran aprecio por esta ave. Las palomas solían estar presentes en sus celebraciones y rituales religiosos; en muchas ocasiones eran ofrecidas como un ‘regalo’ u ofrenda a las divinidades.

Referencias bíblicas y religiosas

Además, la paloma es mencionada en un pasaje emblemático de la Biblia; de esta forma, cumplen un rol clave en la historia de la humanidad. Noé, tras haber salvado a las especies del Diluvio Universal en su arca, envía una paloma para saber si las aguas ya habían bajado.

Al regresar de su tercer ‘viaje’, la paloma trae en su pico una pequeña rama de olivo. Ello indicaba que ya era seguro regresar al continente, pues la tierra se podía habitar nuevamente. Este pasaje emblemático de la Biblia ha consagrado a la paloma como el símbolo de la paz.