Becerro: conoce su significado

30 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el biotecnólogo Alejandro Rodríguez
Seguramente has oído e incluso usado el término becerro, pero te vamos a descubrirte más sobre su significado

Te hablamos de una de esas palabras que a todos nos resulta familiar, pero cuyos múltiples significados y usos quizás se nos escapan. Por eso, en este artículo te damos todos los detalles sobre el becerro y su significado.

El origen del término

Como ocurre con otras muchas palabras, el origen etimológico de esta palabra aún no está claro del todo. Algunos autores sugieren que la raíz proviene de ‘bezerro’, una palabra tomada del castellano antiguo.

Otras versiones postulan que el término ‘behi’ usado en euskera para referirse a la vaca y su sufijo ‘-erro’ guardan relación con lo que hoy conocemos como becerro.

Existe una vertiente que sitúa a esta palabra como derivada del latín ‘ibex’, si bien este término actualmente está más relacionado con algunas especies de cabras salvajes.

Becerro en el mundo animal

Es, con toda seguridad, el término que a todos nos resulta más familiar. Cuando se habla de becerro en este sentido, se hace referencia a la cría de Bos primigenius taurus o Bos taurus. Esta especie es lo que comúnmente conocemos como vaca en su acepción femenina, y toro en su versión masculina.

Vacas

El nombre de Bos taurus hace referencia a un conjunto de bóvidos, más concretamente a los animales vacunos domesticados hace más de 10 000 años. Así, un becerro es una cría de bóvido que no suele superar los dos o tres años de edad, como máximo. Una vez que rebasan esa edad, los animales empiezan a recibir otros nombres como utrero o cuatreña.

En algunos ámbitos, el concepto de becerro va unido al de novillo. Suele usarse para referirse a los ejemplares machos de res vacuna que aún no están domados. Aparte del mundo bovino, el becerro también puede usarse en zoología para denominar a algunos mamíferos marinos, como las focas.

El becerro en la industria textil

Sin alejarnos demasiado de los bóvidos, hablamos ahora de becerro asociado a la industria. Y es que según la Real Academia de la Lengua este es el nombre que recibe la piel de ternero curtida y que tiene varios usos.

La piel de becerro, comparada con la de los ejemplares adultos, es más fina y delicada. Sin embargo, es igual de resistente que otras pieles, por lo que suele ser utilizada para la fabricación de zapatos y calzado en general.

Otras acepciones sorprendentes

Si normalmente este término es más cercano al mundo animal, la siguiente definición se aleja bastante. Y es que algunas especies de plantas son conocidas como becerro o pie de becerro. Nos referimos a dos especies del género Arum: Arum italicum y Arum maculatum. Estas especies son plantas perennes de entre 25 y 40 centímetros de alto, y con un alto valor, debido a sus múltiples propiedades medicinales.

Arum maculatum

La siguiente acepción nos lleva al mundo medieval. Ahí podemos encontrar al libro de becerro, o simplemente becerro: un libro o códice que las iglesias utilizaban para copiar y registrar todas sus pertenencias y demás privilegios.

Y, para terminar, no son pocos los lugares repartidos por todo el planeta varios municipios españoles del sur, por ejemplo– que llevan el término ‘becerro’ en su nombre.

  • Bonfiglio, S., Ginja, C., De Gaetano, A., Achilli, A., Olivieri, A., Colli, L., ... & Penedo, M. C. T. (2012). Origin and spread of Bos taurus: new clues from mitochondrial genomes belonging to haplogroup T1. PloS one7(6), e38601.
 
  • Wilson, D. E., & Reeder, D. M. (Eds.). (2005). Mammal species of the world: a taxonomic and geographic reference (Vol. 1). JHU Press.