Australia, el país de los marsupiales

Guillermo Bisbal · 1 noviembre, 2018
Australia es la capital de los marsupiales, mamíferos con unas características muy particulares, especialmente en la forma en cómo se reproducen y cómo se desarrollan los nuevos individuos.

Este grupo de mamíferos son endémicos de América y de Australia. Pero entonces, ¿por qué se dice que Australia es el país de los marsupiales? Pues porque, de hecho, son los vertebrados terrestres más importantes de Australia. De los 378 mamíferos terrestres registrados allí, 200 son marsupiales.

El país cuenta con 11 044 áreas protegidas que cubren 1 487 710 kilómetros cuadrados, es decir, el 19,27% de la superficie total de Australia, las cuales en parte fueron creadas especialmente para proteger a las especies de marsupiales únicas en el mundo.

Los marsupiales en el mundo

Existen alrededor de 270 especies de marsupiales actuales en el mundo, 70 de las cuales se encuentran en América y las otras 200 en Australia.

La característica más llamativa de los marsupiales es el marsupio (del latín marsupium, ‘bolsa’). El marsupio consiste en un pliegue de la piel que recubre las mamas y forma una bolsa epidérmica que funciona a modo de cámara incubadora. Las crías de los marsupiales nacen en un estado de desarrollo muy incompleto, casi fetal, y se arrastran tras nacer desde la vagina de la hembra hasta el marsupio, donde lactarán hasta completar su desarrollo.

De acuerdo con la especie, la ubicación de la bolsa es más o menos distante de la vagina. En el demonio de Tasmania la cría debe recorrer solo unos centímetros hasta llegar a ella. En los canguros, el marsupio está en posición ventral y más distante. Las crías permanecen mucho tiempo dentro del marsupio bebiendo leche de la madre hasta que están totalmente desarrolladas.

Algunas especies de marsupiales llevan a la cría en el marsupio como protección incluso después de haber acabado la gestación de la misma. El marsupio en los canguros es de mucha importancia, ya que protege a su cría de los posibles depredadores.

Instinto maternal del canguro

El país de los marsupiales

El país de los marsupiales es Australia, ya que es donde se han registrado el mayor número de especies de marsupiales autóctonas en el mundo. Los marsupiales australianos se caracterizan por la variedad adaptativa de sus especies, encontrándose herbívoros y carnívoros y especies que por convergencia evolutiva parecen roedores o cánidos. Entre ellos destacan diversas especies de canguros, el koala, los wombats, el demonio de Tasmania o el lobo de Tasmania (extinto en 1930).

La colonización de Australia por sus habitantes aborígenes hace más de 40 000 años, y por europeos a partir de 1788, produjo un fuerte impacto en su fauna. La caza, introducción de especies exóticas y la consiguiente destrucción de hábitats condujeron a que muchas especies animales se extinguieran. Esto ha afectado en especial a los marsupiales y a diversas especies vegetales.

Los marsupiales carnívoros

Ellos están representados por dos familias actuales: los Dasyuridae, con 52 miembros, y los Myrmecobiidae, con el Numbat como único superviviente.

El marsupial carnívoro de mayor tamaño actual es el demonio de Tasmania: posee el tamaño de un perro pequeño y sus hábitos son de caza y carroñeo. Se extinguió de Australia hace 600 años, pero sobrevive en Tasmania.

Existen cuatro especies de quoll, o gato nativo, todas amenazadas. El resto de Dasyuridae son los ratones marsupiales, y la mayoría pesan menos de 100 gramos.

Hay dos especies de topos marsupiales, representantes, que habitan los desiertos del este de Australia. Estos son animales subterráneos caracterizados por ser ciegos y sordos y carnívoros.

Los marsupiales omnívoros

Estos incluyen a los bandicuts y a los bilbies. Existen siete especies en Australia, la mayoría de las cuales están en peligro. Se trata de pequeñas criaturas con algunas características físicas destacables: un cuerpo regordete del cual se proyecta un largo y delicado morro, largas orejas erectas, estilizadas piernas y una cola delgada.

El origen evolutivo de este grupo es incierto, pues conjugan características de marsupiales carnívoros y herbívoros.

Los marsupiales herbívoros

Uno de los marsupiales australianos más populares, el koala, es una especie arbórea que se alimenta de las hojas de unas 120 especies de eucaliptos. Los wombats, por otra parte, viven en el suelo y se alimentan de gramíneas, ciperáceas y todo tipo de raíces.

Koala: hábitos

Los pósums son un grupo de marsupiales arbóreos, que incluyen seis familias y 26 especies. Difieren en el tamaño en un rango comprendido entre el pósum pigmeo de siete gramos y el falangero de cola anillada o el pósum cola de cepillo, similares en porte a un gato doméstico. Su hábitat son los bosques de eucaliptos del este australiano.

Los pósum planeadores o ardillas marsupiales poseen membranas, llamadas patagium, que se extienden desde el quinto dedo de su extremidad superior hasta el primer dedo del pie del mismo lado corporal. Estas membranas, extendidas, les permiten planear en sus saltos entre árboles vecinos.

Los canguros, walabíes, betongs y ratas canguro se agrupan en tres familias. Todas ellas presentes en los hábitats australianos salvo en las zonas de clima alpino.

  1. Los Hypsiprymnodontidae, de los cuales el canguro rata almizclado es el único representante.
  2. Los Potoroidae, con diez especies entre los cuales están los betongs, los potorúes y las ratas canguro. Esta familia incluye a especies pequeñas que excavan madrigueras y transportan material vegetal con sus colas.
  3. Los Macropodidae, que poseyeron 53 especies en Australia, pero cuyo número ha disminuido debido a procesos de extinción. Entre los más conocidos están: los canguros y los ualabíes. La mayoría de los Macrópodos son bípedos, con una locomoción eficiente basada en brincos. Por ello, poseen colas muy musculosas y unas largas patas traseras con largos y estrechos pies. Los pies traseros tienen una estructura distintiva de cuatro dedos, mientras que las cortas extremidades superiores poseen cinco dedos separados.

Los representantes del grupo de los Macropodidae varían considerablemente de tamaño. El canguro rata almizclado es el representante de menor tamaño, con un peso máximo de 680 gramos, mientras que el canguro rojo es el más grande, con una altura aproximada de dos metros y un peso de hasta 85 kilos.

Por esta gran variedad de marsupiales, Australia se considera el país de los marsupiales. Sin embargo, también cuenta con una riqueza incomparable de otros mamíferos, aves, reptiles, anfibios, peces e invertebrados. A pesar de ello los marsupiales atraen los focos de atención debido a sus peculiaridades distintivas.