Aquí tienes algunas ideas para hacer juguetes caseros a tus perros

Mariela Ibarra Piedrahita · 26 enero, 2015

Los perros necesitan mucho ejercicio fuera y dentro del hogar, por eso una buena alternativa para mantenerlos activos, además de entretenidos, es proporcionarles elementos con los que puedan divertirse. Además estos evitarán que destrocen tu casa producto del aburrimiento.

Sin embargo muchos de estos juguetes tienen costos elevados, así que si quieres proporcionarle a tu perro buenos momentos pero cuentas con poco presupuesto, o simplemente prefieres hacerle los juguetes tú mismo, te enseñamos algunas ideas para hacer juguetes caseros a tus perros.

Recomendaciones previas

juguetes caseros (2)

Antes de empezar a dar consejos sobre como elaborar juguetes caseros para perros, lo primero que se debe hacer es tener en cuenta las características que estos juguetes van a tener, para minimizar los riesgos de que el perro pueda sufrir alguna clase de accidente, envenenamiento y garantizar que, efectivamente sea algo que disfrute:

1.-El juguete no puede romperse o deshilacharse. Al crear para ellos juguetes debe seleccionarse materiales que sean resistentes, o por lo menos escoger alguno que sepamos que nuestro perro no ingiere (papel, cartón, plástico, etc). Si un pedazo del juguete se desprende mientras que el perro lo está usando puede producir cortes, muerte por asfixia u obstrucción intestinal.

2.-Asegúrate de que todos los bordes queden limados o ninguno sobresalga, así evitarás cortes. Por ejemplo, muchos les dan las botellas plásticas a los perros para que jueguen, sin embargo cuando se las dejan mucho tiempo éstas suelen ceder ante los dientes de los perros y causarles heridas en las mejillas y encías.

3.-Usar materiales que no sean tóxicos.

4.-Adecuar el juguete al tamaño del animal, en especial para que no pueda tragarlo.

5.-Trata en la medida de lo posible de elaborar juegos que sean fáciles para tu perro, que vayan de acuerdo a sus capacidades para evitar la frustración.

6.-Los juguetes que creamos para ellos pueden asustarlos o exaltarlos de manera excesiva, así que debes permanecer atento a las reacciones de tu perro (en especial si es nervioso ante el ruido) y, en caso de que ocurra lo que mencionamos, es mejor que busques una opción que no altere a tu perro.

Ahora si, manos a la obra…

Bola de Stickers

Esta opción es muy buena para perros pequeños, los grandes la destrozarán en segundos, además no es bueno que tu perro ingiera el pegante de los Stickers, por lo tanto deberás hacer una bola lo suficientemente grande para que no le quepa en la boca, otra opción puede ser recubrirla de tela o lana delgada. Si tienes guardados algunos Stickers, por ejemplo de esos que salen en los cuadernos, trata de hacer una bola grande (más o menos del tamaño de una pelota de tenis) lo más compacta posible para que gane algo de peso y diviértete viendo a tu pequeña mascota arrastrarla por toda la casa.

Tubo de plástico recubierto con tela

Usa un pedazo de tubo largo, rellénalo con bolitas y recúbrelo con tela o una media gruesa, asegúrate de coser bien los bordes para que las bolitas no se salgan y ponlo a rodar, verás como tu perro empieza a jugar con él de inmediato.

Rollo de papel de cocina

juguetes caseros 3

No tires los rollos de papel que te sobran de la cocina, ya sean de servilletas, papel aluminio, etc. Cúbrele los bordes, ábrele algunos agujeros pequeños y rellena el tuvo con pienso o con snacks. Esto creará un entretenido juguete que retará a tu perro a sacar el tesoro que lleva adentro.

Caja sorpresa

Si tu perro no es de los que come papel, puedes envolver pepitas de alimento en pedazos individuales de papel periódico y meterlos en una caja junto con otros pedacitos de papel que no tengan nada. Deje que se entretenga desenvolviendo el papel, lo disfrutará mucho.

Hielo sorpresa

Si tu perro no es de los que siente aversión por el agua o las cosas frías, y tu no tienes inconveniente en trapear después el desastre, puedes poner a congelar caldo con trozos de carne de res o pollo dentro, a muchos perros les encanta jugar con hielo, y si tiene el sabor de su comida favorita será muchísimo mejor.

Ahí las tienes, sin embargo existen muchas más. Por ejemplo si tienes destreza con la costura puedes crearle juguetes masticables con pedazos de tu ropa vieja, en fin, las posibilidades son muchas. Lo importante es que tomes en cuenta las recomendaciones que te hicimos al inicio, seas creativo y disfrutes creando elementos que después divertirán a tu perro.