7 juguetes no recomendados para perros

03 Mayo, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juarez
Si quieres tranquilidad cuando tu perro juegue sin ti, tienes que conocer los juguetes no recomendados para perros. Siempre es mejor prevenir que curar.

El ocio con tu can puede ser una fuente de alegrías interminables, pero si hay objetos de por medio, es muy importante que conozcas los juguetes no recomendados para perros. Muchos de ellos pueden causar accidentes realmente graves a corto y largo plazo.

Para elegir un juguete para tu perro, tienes que tener en cuenta varios detalles importantes que encontrarás expuestos a lo largo de estas líneas. Si sigues estos consejos, tendrás asegurado el bienestar de tu can en sus momentos de ocio.

La necesidad de los juguetes en los perros

El entretenimiento y activación fisiológica de los perros se basa, mayoritariamente, en el juego. Incluso el enriquecimiento sensorial se suele presentar en forma de juguetes con olores o en forma de retos cognitivos.

Hay ocasiones en las que tu can debe jugar solo porque no puedes atenderlo o simplemente porque debe aprender a ser independiente. Por tanto, todo perro debe contar con, al menos, un par de juguetes para entretenerse por sí mismo.

Otra utilidad de los juguetes es que, en el caso de perros que se aburren con facilidad o sufren ansiedad, tienen un punto de referencia para descargar esa tensión emocional. Esto es realmente útil para evitar el destrozo de mobiliario doméstico que tanto temen los tutores.

¿Por qué a los perros les gusta que les rasquen la barriga?

Consideraciones a la hora de elegir un juguete para tu perro

Todo can tiene sus preferencias en lo que a juguetes se refiere. Una vez sepas qué gustos tiene, debes tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Los juguetes tienen que poderse desinfectar fácilmente: piensa que los perros suelen jugar con la boca, por lo que es importante no acumular mucha suciedad en aquello que mastican.
  • El juguete debe ser de materiales adecuados y no tóxicos: cada perro tiene un nivel de actividad, costumbres y edad. Por ejemplo, los juguetes de caucho pueden ser demasiado duros para un cachorro sin dentición definitiva, pero un peluche no es adecuado para perros que destrozan.
  • Su tamaño debe ser correspondiente al de tu perro: los juguetes demasiado pequeños tienen riesgo de ser ingeridos, con la urgencia veterinaria que ello supone.
  • Los elementos de entretenimiento canino no deben contener piezas pequeñas, afiladas o que se desprendan con facilidad.
  • Algunos juguetes solo son aptos bajo supervisión, como los que están hechos con cuerda trenzada.
  • Busca en las etiquetas que los juguetes hayan sido fabricados específicamente para perros. Esto te garantizará que todo lo anterior se cumple.

7 juguetes no recomendados para perros

Una vez te hayas documentado sobre los juguetes más seguros para tu can, es necesario que conozcas también qué no debe usarse como juguete. La cultura popular promueve ciertas costumbres que hacen que las clínicas veterinarias reciban las mismas urgencias habitualmente. Si quieres conocer cuáles son, sigue leyendo.

1. Juguetes deteriorados

Muchos perros desarrollan preferencia por algunos juguetes, lo que ocasiona que se desgasten mucho más rápido. Aunque pueda dar un poco de pena quitarle a la mascota su objeto favorito, piensa que con el tiempo aumenta el riesgo de que estos juguetes suelten trozos que pueda ingerir o aspirar.

Que no te frene que tu can se ponga un poco triste por perder su juguete. Seguro que encuentras otras opciones mucho más seguras y que le encantan: al fin y al cabo, los canes son animales que se adaptan en mayor o menor medida a los cambios.

2. Juguetes no recomendados para perros por estar pintados

Los perros ven en color y esto es un factor que se tiene en cuenta a la hora de fabricar juguetes, pero los que están correctamente fabricados no usan pintura para colorearse. La pintura puede acabar ingerida por el can y ser altamente tóxica, ya que contiene sustancias muy dañinas —como el plomo—.

Desgraciadamente, esto no es algo reglado en la actualidad a la hora de fabricar juguetes, así que deberás estar muy pendiente a la hora de elegirlos.

3. Discos voladores

Este juguete tiene opiniones a favor y en contra. Utilizar un fresbee de plástico supone ciertos riesgos: que el perro pueda golpearse con él y lesionarse o romperlo e ingerir trozos de plástico son algunos de ellos.

Sin embargo, en la actualidad existen discos voladores fabricados específicamente para canes, de materiales flexibles y difíciles de romper. En cualquier caso, es un juguete que siempre debe usarse bajo supervisión.

4. Pelotas de tenis

Estas pelotas pueden parecer adecuadas para perros por su flexibilidad y sus colores vivos, además de ser una opción más económica. Sin embargo, la fibra de vidrio con la que están fabricadas puede dañar severamente el esmalte de los dientes del can.

Por otro lado, estos objetos esféricos se rompen fácilmente en bocas de perros destructivos. Te sorprendería conocer la cantidad de trozos de pelotas de tenis que se extraen en cirugías en los hospitales veterinarios.

5. Juguetes no recomendados para perros: los objetos de casa 

Muchos perros sienten más curiosidad por objetos como peluches, zapatillas o calcetines que por los juguetes. Algunas personas se resignan a que su can se apropie de alguna de sus pertenencias, pero esto puede suponer un grave riesgo.

No solo es mala opción por el peligro de ingestión o intoxicación, sino que además estarás fomentando el comportamiento destructivo y posesivo en tu can.

6. Piedras, palos y otros objetos del suelo

Las imágenes virales de perros portando un palo gigante y atascándose en alguna abertura son realmente graciosas pero, en la vida real, dejarles que ese sea su juguete habitual puede ser muy arriesgado. En el caso de los palos, los mayores peligros son la ingestión de astillas o que estas se claven en las encías.

Las piedras y otros objetos, por otro lado, son susceptibles de ser ingeridas, con todo lo que ello conlleva. Además, imagínate masticando una piedra. ¿Cómo acabarían tus dientes?

7. Huesos

Los huesos son otro de los alimentos más asociados a la figura del perro. Esta tendencia está presente en el instinto del animal, ya que en libertad los cánidos mascan la materia ósea de otros animales para limpiar sus dientes y comerse el tuétano, que está dentro del hueso.

Sin embargo, en el caso del perro doméstico, darle un hueso para entretenerle tiene más peligros que beneficios. Los canes más ansiosos para comer pueden ahogarse con las astillas o que estas produzcan lesiones al pasar por el tracto digestivo.

Los huesos son juguetes no recomendados para perros.

Elegir un juguete adecuado para tu can puede parecer una odisea después de leer todo esto, pero no te preocupes. Siempre que conozcas a tu perro y sepas sus preferencias y defectos, solamente tendrás que hacerte con ellos en tiendas especializadas y dejarte aconsejar por un experto.

  • Barrera, G. (2008, 6 diciembre). Calidad de Vida en Perros Alojados en Refugios: Intervenciones para Mejorar su Bienestar | Barrera | Artículos en PDF disponibles desde 1994 hasta 2013. A partir de 2014 visítenos en www.elsevier.es/sumapsicol. Suma Psicológica. http://publicaciones.konradlorenz.edu.co/index.php/sumapsi/article/view/43
  • Dog Toys. (2021). Best Friends Animal Society. https://resources.bestfriends.org/article/dog-toys