El apareamiento de los canarios

Francisco María García · 18 octubre, 2017

El apareamiento de los canarios en cautiverio tiene sus pautas. Será debidamente orientado para respetar el organismo de las aves y no poner en riesgo su salud. Para ello, es necesario conocer mejor esta especie y su ciclo reproductivo.

Término y origen

El término “canario” denomina popularmente a las diferentes razas de la especie Serinus canaria. Su cuerpo es pequeño y alargado, con plumas de colores vivaces, pequeños ojos redondos y un diminuto pico cónico. Es de alimentación básicamente granívora y canto suave.

Entre las tantas prácticas de crianza y apareamiento de aves domésticas, la canaricultura es seguramente la más popular. Se extendió en países de Europa y América debido a su facilidad de manipulación, economía y poca necesidad de espacio.

Canario amarillo posado en una rama

La cría y apareamiento de los canarios puede ser hecha en ambientes reducidos si están preparados. Si tus canarios ya se encuentran en fase reproductiva, estos consejos a seguir serán muy útiles.

Ciclo reproductivo de los canarios

El primer paso para realizar el apareamiento de los canarios es seleccionar los machos y las hembras más adecuados. Por eso es tan importante conocer su ciclo reproductivo.

El ciclo reproductivo de la mayoría de las aves tiene carácter estacional. Significa que se aparean durante determinada época del año de acuerdo con su hábitat.

En estado silvestre, los canarios se aparean cuando los días son más largos y hay mayor disponibilidad de luz. O sea, a partir de la llegada de la primavera hasta el final del verano.

Por eso, se recomienda escoger los machos y hembras mejor preparadas para el apareamiento en los últimos días del invierno. Lo ideal es observar el comportamiento de los canarios, peso, edad y estado de salud para elegir bien las parejas.

¿Cuál el mejor momento para el apareamiento de los canarios?

Las hembras alcanzan su madurez sexual a los 7 meses, mientras que los machos lo hacen a los 9 meses. A esta edad ya son fértiles, pero se recomienda esperar el primer año de vida para asegurar una mejor cría.

Los canarios deben estar bien alimentados y sanos para reproducirse. Su carácter debe estar alegre y bien dispuesto con la llegada de la primavera. Además, lo ideal es que hayan cambiado correctamente sus plumas 3 meses antes del ciclo reproductivo.

En caso contrario, el apareamiento puede poner en riesgo la vida del macho, de la hembra y de los futuros pichones.

Actualmente, muchos criadores optan por estimular artificialmente el celo de los canarios y adelantar la época reproductiva.

Juntando a las parejas

Es bastante simple reconocer la llegada del celo y distinguir el sexo de los canarios en esta época.

Primero, se debe sujetar adecuadamente un pájaro por vez. Al soplar las plumas caudales, basta observar atentamente el orificio de la cloaca. Los machos en celo poseen una protuberancia en esta región. Mientras que las hembras presentan la zona anal turgente y aplanada.

Al constatar la llegada del celo en las parejas elegidas, se las puede juntar ya durante las primeras horas de la mañana. El apareamiento de los canarios suele suceder durante el día, cuando hay abundante luz solar.

Normalmente, machos y hembras empiezan a aparearse durante los 3 primeros días. Cuando eso no sucede, los criadores usan el “truco” de encender una luz durante la noche, aumentando el tiempo de apareamiento. La intención es iluminar suavemente el ambiente, simulando el amanecer.

Un canario posando encima de un palo

Nido e incubación de los huevos

Cuando el apareamiento es exitoso, la hembra debe empezar a construir el nido para la postura de huevos.

En este momento, se debe elegir un buen nido artificial para los pollitos. Se venden nidos de diferentes materiales, tamaños y precios. La elección debe orientarse por el tamaño de la jaula y el espacio disponible.

También es fundamental ofrecerle material para el nido, como pelo esterilizado. La propia hembra lo va acomodar para construir una cuna para sus huevos.

Las hembras suelen poner un huevo por día hasta alcanzar los 4 a 6 meses de nidada. En general, una canaria pone entre 4 y 6 huevos por apareamiento.

Al terminar la postura, es recomendable realizar la incubación asistida de los huevos.

Los huevos

Cada huevo debe ser retirado cuidadosamente del nido al final de la tarde y sustituido por una pequeña piedra. El huevo es puesto en una pequeña caja forrada con algodón limpio. Cuando la hembra termina la postura, los huevos son devueltos al nido.

Este procedimiento permite que los pajaritos nazcan al mismo tiempo y no sean perjudicados por la prioridad de alimentación.

Fuente de la imagen principal: E.m.