Alfombra o cojín: ¿qué elegir para mi perro?

Camila O.Thomas · 18 abril, 2019
Muchas veces los perros parecen estar cómodos en casi cualquier posición; por esta razón, a veces puede ser difícil determinar si están más cómodos usando alfombras o cojines, pero conociendo las ventajas de ambos ayudarás a tu perro a dormir mejor

¿Alfombra o cojín? Esta es quizás la pregunta más frecuente que se hacen los dueños de mascotas. Y es que la comodidad de nuestras mejores amigos es uno de los factores más importantes para que vivan una vida feliz.

Si tienes perros, probablemente los has visto dormir en casi cualquier posición. Desde pequeñas bolitas de perro, con la cabeza colgando, de lado, sobre su panza, sobre su espalda… La lista es interminable.

Sin embargo, es evidente que los perros, al igual que los humanos, se sienten mejor cuando han logrado dormir bien. Y es que dormir es mucho más que cerrar los ojos y entrar en un estado de sueño. Dormir también implica descansar al máximo y recuperar nuestros cuerpos.

Para los humanos, las almohadas son una parte casi indispensable de una buena noche de descanso. Las almohadas ayudan a mantener tu columna vertebral alineada correctamente, lo que evita dolores y calambres.

Los humanos poseen cabezas que pesan mucho con respecto al resto de su cuerpo, pues nuestros cerebros son de gran tamaño. La fisionomía de los perros es ligeramente distinta.

Proporcionalmente, los hombros de los perros son bastante estrechos, lo que les permite dormir de lado sin mayor soporte para sus cuellos. Sin embargo, esto no significa que no les sea más cómodo tener algún apoyo para sus columnas.

Cojín para perros

Al elegir entre alfombra o cojín, debes tener en cuenta que cada perro es distinto. Así, la elección solo será clara una vez que conozcas los hábitos de descanso de tu perro.

Enseña a tu perro a usar una almohada… si quiere

Existen dos clases de cojines que puedes entregarle a tu perro: un cojín pequeño para que repose su cabeza o un cojín grande para que pueda echarse con todo su cuerpo.

El cojín pequeño funciona de manera similar que una almohada para un humano; es un soporte para sus cuellos y cabeza. Por otra parte, un cojín grande es de un tamaño mayor que el cuerpo de tu perro.

Cuando tiene un almohadón grande, tu perro puede echarse completamente sobre él. En este caso, el cojín cumple la función de un colchón para un humano.

Los cojines pueden ayudar a que tu perro se mantenga caliente y cómodo durante las noches y las temporadas de frío. Sin embargo, no todos los perros se sienten cómodos usando almohadones, aunque solo lo descubrirás una vez que se los ofrezcas.

En general, los perros pequeños y medianos prefieren cojines grandes donde pueden descansar sus cuerpos completos. Los perros grandes, por el contrario, suelen preferir cojines pequeños o medianos.

Alfombra para perros

Al igual que los humanos, los perros pueden dormir en el suelo. Sin embargo, esto no significa que lo prefieran. Los cojines son ideales para aliviar ciertos dolores que pueda sentir tu perro en su cuerpo.

¿Es una alfombra la opción correcta?

Las alfombras son la opción ideal para un perro en lugares más calurosos. Las alfombras, al estar más cercanas al suelo, permiten que tu mascota se mantenga a una temperatura agradable.

Otra ventaja del uso de alfombras es su portabilidad. Si viajas a menudo, o sueles ir de campamentos los fines de semana, es bueno tener una alfombra para tu perro. De esta manera, aunque cambiéis de ambiente, tu perro sabrá cuál es su lugar. Esto le dará tranquilidad y le permitirá dormir más cómodamente.

Muchos perros disfrutan los desafíos. Aunque tú no lo veas así, un almohadón es el desafío perfecto para un perro aburrido. Cuando un perro está aburrido, puede dedicar su tiempo a hacer pedazos su cojín, para el horror de sus dueños.

Una alfombra reduce por completo el riesgo de que tu perro trague pedazos de algodón o poliéster. Además, una alfombra es muy fácil de limpiar y reduce posibles alergias causadas por ácaros.

¿Alfombra o cojín? Cómo saber si tu perro está cómodo

Un perro cómodo es un perro que cambia de posición mientras descansa. Si tu perro se mantiene en la misma posición durante largas horas, probablemente está incómodo.

Descanso en un perro

De ser posible, dale a tu perro por lo menos dos áreas distintas donde pueda descansar. Así podrá modificar su posición de descanso cuando le plazca.

La preferencia de tu perro entre alfombra o cojín puede variar durante el año, y está relacionada con la temperatura. En meses de invierno, muchos perros pueden verse enrollados sobre sí mismos en una pequeña bola. Este comportamiento se da porque tu mascota está intentando minimizar su contacto con el suelo para mantener su calor corporal.

Por el contrario, en meses calurosos muchas veces tu perro se estirará lo máximo posible. Durante esta época, las mascotas prefieren mantenerse a la sombra y sobre superficies más bien frías para reducir un poco su calor corporal.Por esta razón, en meses calurosos es probable que tu perro prefiera usar alfombras, mientras que en meses fríos preferirá cojines.

Ten en cuenta que un área de descanso para tu perro, ya sea alfombra o cojín, debe permitir que tu perro se estire completamente. Si tu perro no tiene suficiente espacio para estirarse puede comenzar a sufrir problemas médicos. La escoliosis y la irritación nerviosa en la espalda, así como la compresión muscular, son problemas reales que afectan a tu mascota.

Ya sea una alfombra o cojín, tu perro siempre necesitará una cama que sea suya. No cometas el error de dormir con tu perro: esto solo resultará en un sueño incómodo para ambos.

  • Mascot, J. (1990) La hernia discal en el perro. Clínica veterinaria de Pequeños Animales. Volúmen 10, Número 2.
  • Lucas, E. (1977) Patrones de sueño y alerta en perros. Physiology & Behavior. Volúmen 19, Número 2.
  • O'Donnell, C.P.; King, A.R. (1994) Relación entre la presión arterial y la obstrucción de aire durante el sueño en perros. Journal of Applied Physiology. Volúmen 77, Número 4.