El adiestramiento de defensa y ataque en perros

Virginia Duque Mirón · 27 diciembre, 2017
Muchos canes pueden cumplir una función de guardián en tu domicilio, si bien debes saber que la responsabilidad de cualquier daño provocado a una persona corre a cargo de tu responsabilidad

Aunque no son muchos los perros que se usan para defender, aún hay personas que adoptan animales grandes con el fin de proteger la casa; incluso un perro pequeño podría aprender a hacer esto. Te contamos como llevar a cabo el adiestramiento de defensa y ataque en perros.

Hay que recalcar que hay una diferencia importante entre entrenar a un perro para ser guardián a hacerlo para atacar. Un perro guardián podría no estar preparado para atacar, pero un can entrenado para atacar también será un perro guardián.

Cabe puntualizar que hay que ser totalmente conscientes de que adiestrar para defensa y ataque en perros es única y exclusiva competencia de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado.

Recalcamos este hecho, en parte, porque cuando se adiestra a un perro para atacar, es igual de importante adiestrarlo para que deje de hacerlo. Si no hay control en este sentido, es posible que el animal sea sacrificado; de ahí que esta responsabilidad no pueda correr a cargo de un particular, sino de un agente de la ley.

Cómo adiestrar en defensa y ataque en perros

Te mostramos el procedimiento en seis pasos:

La elección del perro adecuado

No todos los perros están preparados para este tipo de entrenamiento, así que deberás analizar las razas y escoger una que consideres adecuada para ello. Esto no significa que un perro cruzado no sea apto, pero para este entrenamiento se requiere un temperamento específico que te lo puede marcar el linaje del perro.

Las razas que más se usan para este fin son el pastor alemán, el pastor belga y el rottweiler, si bien hay otras que también son adecuadas: el mastín español, por ejemplo, es un buen perro guardián, sobre todo para proteger rebaños (a priori no morderan si no le atacan previamente). Habla con un veterinario o un adiestrador para que te oriente.

Un trabajo exclusivo para profesionales

Este entrenamiento tiene el objetivo de salvaguardar la seguridad de terceros, por lo que es posible que hagan daño a una persona. Por ello, es de obligado cumplimiento que el perro sea adiestrado por un profesional.

Adiestrar en defensa y ataque a perros: pastor

Lo primero que hará el adiestrador, será enseñar órdenes básicas, como sentarse, traer o estarse quieto. El perro tendrá que aprender a obedecer estos comandos antes de entrar en cuestiones más complicadas. De esta forma, entenderá quién es el que manda y hará caso, no solo cuando requiera que ataque, sino también cuando tenga que pararse.

Enséñale neutralidad

Cuando se enseña defensa y ataque en perros, estos podrían perder el control y no saber cuándo deben hacerlo. Por ello, es importante hacer que sean neutrales con el resto de personas y animales, para que, así, no hayan accidentes innecesarios.

Ser demasiado cariñoso es el otro extremo, que en este caso, tampoco sería apropiado. Un perro que se vaya a adiestrar en este tipo de disciplina deberá ser equilibrado y no irse a los extremos. Debe ser capaz de ignorar todo lo que le rodea, a excepción de la voz de su dueño.

Adiestrar la mordida

Esto será un trabajo exclusivo del profesional. Y es que este debe enseñar en qué partes del cuerpo el animal debería morder al atacante, para no hacer más daño del debido.

Adiestrar en defensa y ataque a perros: pastor alemán

En ese sentido, el adiestrador, por su propia protección, usará un traje especial que evite el daño, si bien al principio comenzará con un tronco o una rama.

Elección del comando

El perro debe asociar una palabra clave para comenzar el ataque y otra para detenerlo. Ambas cosas son importantes, así que hay que escoger una palabra corta y recordarle siempre la misma para cada acción.

Uso del refuerzo positivo

Si se quiere enseñar al perro solo a defender, lo mejor es el refuerzo positivo. Este consiste en premiar al perro cada vez que haga algo que se le ha pedido. De este modo relacionará la obediencia con algo que le gusta, una chuche por ejemplo. Los castigos solo harán que la confianza entre el animal y tú se rompa.

Como ves, el adiestramiento de defensa y ataque en perros es algo delicado, así que es preciso seguir estos pasos. Es fundamental contar con la ayuda de un profesional, sobre todo por la seguridad de todos; no hay que olvidar usar el refuerzo positivo, porque el perro va a ser más feliz y el día que le premien con su merecida jubilación –en principio unos 7 años– serán un can perfecto para una familia.