Hábitat y características de la garza agamí

Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
9 julio, 2019
La garza agamí es un ave única que habita las tierras bajas y bosques pantanosos de Centroamérica y el norte de Sudamérica; a pesar de los esfuerzos de investigadores, esta garza sigue siendo un enigma, y es que debido a su hábitat de difícil acceso, el avistamiento de esta ave es todo un desafío

La garza agamí es un ave única que habita las tierras bajas y bosques pantanosos de Centroamérica y el norte de Sudamérica. Este es un animal extremadamente difícil de avistar, debido a su tendencia de permanecer quieta durante largos periodos de tiempo.

La mayor parte del tiempo, la garza agamí es un ave solitaria que prefiere mantenerse alejada de otras garzas. Sin embargo, durante el periodo de apareamiento se reproducen en inmensas colonias de hasta 900 nidos. Esto sucede durante la temporada de lluvias, cuando las tierras bajas se inundan.

A pesar de los esfuerzos de diversos equipos de investigación, la garza agamí sigue siendo un enigma. Existen pocas colonias conocidas de agamíes, pues se encuentran en tierras de difícil acceso al hombre. En consecuencia, los investigadores no han podido determinar la densidad poblacional de la especie. Sin embargo, se sabe lo suficiente para considerar a la garza agamí como una especie vulnerable.

Características distintivas de las agamíes

Una garza agamí adulta mide cerca de 70 centímetros y pesa aproximadamente 500 gramos. Al igual que muchas otras aves de pantano y ciénaga, las agamíes tienen largas patas que les permiten caminar en terrenos inundados.

Agamia agami

Sus ojos son de color naranja con tonos rojizos, y siempre tienen un pico de color verde grisáceo. Para facilitar la captura de pequeñas presas, esta garza cuenta con un cuello y un pico largos y delgados.

Curiosamente, los colores del plumaje de las agamíes no se mantiene igual durante todo el año. La mayor parte del tiempo, estas garzas tienen una cabeza negra con plumas cortas de color gris oscuro en la zona de la nuca. Sus cuellos son de color marrón, con una distintiva franja castaña y blanca en la parte frontal del cuello que baja hasta el pecho.

Cuando llega el momento del apareamiento, tanto machos como hembras desarrollan un largo plumaje en la zona del cuello de color gris azulado claro. Aunque no es un cambio demasiado drástico, cumple el efecto deseado: en contraste con sus cuerpos oscuros, el plumaje claro del cuello parece el reflejo del sol en el agua. De esta manera, la garza agamí se vuelve aún más difícil de observar.

Distribución y hábitat de la garza agamí

La garza agamí es un ave tropical que vive en las costas del Caribe centroamericano. Además, habita en el sur de Sudamérica: abarca un vasto territorio que cubre la selva Amazónica casi por completo. La garza agamí se encuentra en México, Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador, Guyana Francesa, Surinam, Guyana, Venezuela, Perú, Bolivia y Brasil.

Ave zancuda de América del Sur

En Centroamérica, esta garza se ubica cerca de los bosques de mangle y las galerías boscosas de agua dulce cerca de la costa. Este ambiente es ideal para las agamíes, pues prefieren mantenerse escondidas bajo la hojarasca baja. En la Amazonía, la garza agamí prefiere las zonas pantanosas de agua dulce, así como las llanuras que se inundan durante la temporada de lluvia.

Las agamíes se alimentan principalmente de peces pequeños y otros vertebrados como ranas y lagartijas. En algunos casos, también comen caracoles. Sin embargo, su principal fuente de alimento siempre serán peces. Su técnica de caza consiste en mantenerse inmóvil durante mucho tiempo para que los pequeños peces se acerquen a sus patas. Cuando están lo suficientemente cerca, la garza los atrapa con un rápido y ágil movimiento del cuello.

Aunque son aves que se mantienen cerca del nivel del mar, algunos equipos han registrado avistamientos de esta garza en la Cordillera de Los Andes, a 2600 metros de altura.

Actualmente, la garza agamí se considera una especie vulnerable. La deforestación y el cambio climático ha afectado gravemente el hábitat de estas garzas. Así, sus avistamientos, ya poco frecuentes, se han vuelto cada vez más esporádicos.

  • Stier, A., Ricardou, A., Uriot, S., De Pracontal, N., & Kushlan, J. A. (2017). Breeding season home range and migration of the Agami Heron (Agamia agami). Waterbirds, 40(3), 289-297.
  • Abella-Gutiérrez, I., & López-Conlon, M. (2008). Fenología reproductiva de una colonia de Garza Agami (Agamia agami, Aves: Ardeidae) en la Reserva Pacuare, Costa Rica. Brenesia, 69, 77-79.
  • Kushlan, J. A., & Hines, K. (2016). Behavior of the Agami Heron (Agamia agami). Waterbirds, 39(2), 187-193.