Consejos para avistar aves

Yamila · 20 julio, 2018
Si bien no es necesario un costoso y especializado equipamiento, como la ropa de camuflaje, sí es conveniente hacerse con unos buenos prismáticos; ser silencioso, paciente y conocer los mejores horarios para observar a los animales también es algo a tener en cuenta

Avistar aves es una actividad que requiere de mucha paciencia, silencio y concentración. ¡Puede ser una excelente opción para unas vacaciones en el campo o el bosque! En este artículo te damos algunos consejos para hacer avistajes exitosos.

Tips para avistar aves

Las vemos y oímos cuando estamos en un parque, en un árbol frente a nuestra casa o cuando nos vamos de vacaciones. Los pájaros se han acostumbrado al contacto con el hombre y no tienen miedo de ‘aparecer’ en cualquier sitio.

Pero avistar aves es algo completamente diferente. Se trata de una actividad que requiere mucha concentración y, sobre todo, silencio y paciencia. Te recomendamos que elijas un destino natural para tu primera experiencia y que prestes atención a los siguientes consejos:

1. Ve acompañado de un guía

Esto no quiere decir que tengas que contratar a un profesional, sino que quizás para la primera vez que realices avistaje te convenga ir con personas con cierta experiencia. Incluso un guardaparque o un guía turístico pueden ayudarte.

Si vas por ‘libre’ te perderás muchas cosas. Avistar aves no es solo ponerse en un sitio con binoculares, sino que también es saber sobre los hábitos que tienen y dónde están sus nidos… Podrás aprender cómo admirarles sin molestarlos ni modificar su rutina y, sobre todo, contarás con una planificación en base a las especies locales y los senderos a seguir.

2. Mantén la armonía con la naturaleza

Para observar aves es fundamental estar tranquilo y relajado. Además, es clave estar en sintonía con lo que nos rodea. Eso no significa comprarse ropa de camuflaje ni el equipo más costoso… sino simplemente cerrar los ojos, respirar profundo y dedicarse a disfrutar.

Sé consciente a cada paso que das, protege el ecosistema, no produzcas basura ni arranques flores. Tu actitud ha de ser respetuosa, pero tampoco ‘solemne’… ¡Se permiten las risas y la diversión!

Además de ver pájaros, también aprovecha para observar mariposas, insectos, plantas, árboles, montañas y ríos. La idea es que la experiencia sea total. No te ‘encasilles’ en querer ver solo a un tucán, un guacamayo o un colibrí. ¡Disfruta de todo el paisaje!

3. Consigue unos buenos binoculares

Quizás, la primera vez que avistas aves no cuentas con un equipo muy profesional, ya que no sabes si continuarás realizando esa actividad en el futuro. Tal vez puedes pedirle prestado a alguien los binoculares antes de salir.

Observar aves con prismáticos

Pero atención, porque no debes estar todo el tiempo observando a través de ellos. También merece la pena ‘perderte’ un primer plano para disfrutar de todo el conjunto. Este consejo se aplica, además, a los que llevan cámaras fotográficas. La vida es algo más que lo que se ve por una lente.

4. Elige las mejores horas para el avistaje

Cuando hacemos un safari por África nos dicen que hay que levantarse antes del alba para poder ver a los animales en acción. En el caso de avistar aves, esto no es exactamente así. Si bien es cierto que después del amanecer muchos salen de sus nidos para buscar alimento, también hay otros que se quedan un rato más.

Esto puede variar según la época del año o la temperatura ambiente. En términos generales, podríamos decir que las mejores horas para ver aves en un parque nacional o área natural son entre las 06:00 y las 10:00, y entre las 16:00 y las 19:00. Evita el mediodía, sobre todo si hace demasiado calor.

Avistaje de aves

5. Ten paciencia

Podríamos decir que esta es la regla número uno cuando avistamos aves. Ten en cuenta que los animales no siguen nuestros horarios ni están allí para cumplir con nuestras expectativas, mucho menos para agradarnos. Nosotros somos los visitantes y, por ello, debemos ser pacientes y respetuosos.

A veces, los pájaros aparecen apenas llegamos, pero en otras ocasiones podemos necesitar incluso horas para un buen avistaje. No desesperes, guarda silencio y aprovecha para conectarte con la naturaleza… ¡Seguro que no lo haces todos los días!

Antes de salir a avistar aves, tal vez te conviene aprender un poco sobre las especies que habitan en ese lugar. Así contarás con información previa que te permita disfrutar más de lo que observas.