La fauna en la cordillera de los Andes

En esta región del planeta, las especies tienen que adaptarse a duras condiciones y temperaturas dispares entre el día y la noche

Ubicada en el oeste de Sudamérica, esta cadena montañosa tiene una extensión de más de 7 000 kilómetros y, por ello, es la más larga del mundo. Además, forma parte de siete países y alberga los volcanes más altos del planeta. En este artículo te contaremos algunos ejemplos de la fauna de la Cordillera de los Andes. ¡No te lo pierdas!

¿Cómo es la fauna de la Cordillera de los Andes?

Sus principales habitantes son los camélidos sudamericanos, una familia compuesta por animales que pueden sobrevivir a las condiciones extremas y las temperaturas cambiantes entre el día y la noche. También hay algunos predadores, aves, mariposas, peces endémicos y un puñado de reptiles. Algunos ejemplos de la fauna de la Cordillera de los Andes son:

1. Vizcacha de la sierra

También conocida como vizcacha montañera, este roedor que compone la fauna de la Cordillera de los Andes prefiere las zonas rocosas agrestes con muy poca vegetación.

Tiene un pelaje muy suave y grueso, de color marrón, a excepción de la cola que puede ser negra o gris. La vizcacha –imagen que encabeza este artículo– es muy parecida al conejo, debido a que cuenta con orejas largas y erguidas, y bigotes sobresalientes de la cara.

2. Cóndor andino

Se trata del ave no marina con mayor envergadura y no posee subespecies conocidas. De gran tamaño, plumas negras en casi todo el cuerpo (a excepción de algunas áreas de las alas y en el cuello, que son blancos) y una cabeza calva de color rojo, es el símbolo nacional de muchos países sudamericanos.

Cóndor: características

A diferencia de las demás aves carroñeras, el macho del cóndor andino es más grande que la hembra. Además, destaca por su longevidad: puede vivir unos 75 años. Construye ‘dormideros’ compartidos con otros ejemplares en los riscos más altos de la montaña, aunque bien diferenciadas las ‘habitaciones’ de las parejas, que son monógamas de por vida.

3. Puma

Este felino es otro de los representantes típicos de la fauna de la Cordillera de los Andes, el cual caza a través de emboscadas. Su dieta está formada por una gran variedad de presas, aunque su principal alimento son los ciervos.

Puma de la Patagonia

Los pumas son muy territoriales, su densidad de población es baja y prefiere andar solo. Se trata de un animal muy esbelto y ágil, de color dorado, con una cola larga y orejas erguidas. La figura del puma está presente en la cultura sudamericana y hasta en el nombre de la selección de rugby de Argentina.

4. Guanaco

De la familia de los camélidos (que incluye a la llama, la vicuña y la alpaca), el guanaco es el más extendido del subcontinente, ya que habita en casi toda la cordillera. Este animal salvaje tiene un pelaje grueso y doble para protegerle del frío.

Guanaco de Argentina

Los guanacos pueden pesar más de 100 kilos, se alimentan de hierbas, tubérculos y musgo, y su principal depredador es el puma. Se agrupa en rebaños pequeños, compuestos por un macho y algunas hembras con sus crías. El primero se encarga de advertir los peligros y avisar a los demás mediante sonidos específicos.

5. Huemul

Se lo llama también ciervo sur andino y es un mamífero de la familia de los cérvidos que se encuentra en peligro de extinción. Su población ha disminuido drásticamente debido a la caza.

Ciervo de la Patagonia

Con cuerpo robusto, patas cortas y pelaje grueso de color marrón claro en invierno y oscuro en verano, el huemul es herbívoro y se alimenta de hierbas, brotes y arbustos. Los machos presentan astas bifurcadas de hasta 30 centímetros de largo y son más grandes que las hembras.

Te puede gustar