Ácaros en el hámster: causas, síntomas y tratamiento

06 Enero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez
Los ácaros son arácnidos de pequeño tamaño, de los cuales muchos parasitan a diversas especies de vertebrados. Por desgracia, los roedores no se libran.

Los ácaros (Acari) son un una subclase de arácnidos con casi 50 000 especies descritas, aunque se estima que existen muchas más. Aquellos que son parasíticos se instauran en la piel del animal y pueden causar diversos síntomas como picor, rojez y pérdida de pelo. Los ácaros en el hámster no ponen en peligro la vida del animal, pero hay que deshacerse de ellos.

En general, los parásitos cutáneos en roedores suelen ser del género Demodex y Sarcoptes y los signos clínicos son diferentes según el agente etiológico causal. Si quieres saber más sobre la presencia de ácaros en el hámster, continúa leyendo.

Infecciones por Demodex

Las infecciones en el hámster por ácaros del género Demodex se conocen como demodicosis. Algunos de los eventos que favorecen esta enfermedad son patologías renales crónicas, nutrición inadecuada, estrés y una disminución de la efectividad del sistema inmune del animal por avanzada edad.

De todos los casos de demodicosis, el causante más común es Demodex aurati, que también provoca abscesos durante su cuadro clínico. Entre los síntomas más comunes, encontramos los siguientes:

  • Alopecia por parches, es decir, el animal pierde pelo en zonas concretas del cuerpo.
  • Rojez alrededor de las orejas, ojos y  nariz.
  • Rascado contra los barrotes de la jaula.
  • Lesiones el el cuello en los estadios iniciales.
  • Producción de infecciones secundarias, que pueden provocar fallos multiorgánicos en el animal.

Como veremos a continuación, estos son únicamente los signos clínicos presentes en casos poco graves. Tanto Demodex como Sarcoptes pueden desembocar en sarna, una patología mucho más severa.

Ácaros del género Demodex vistos al microscopio.
Ácaros del género Demodex vistos al microscopio.

Infecciones por Sarcoptes

Sarcoptes scabiei es un patógeno que tiene a los mamíferos como hospedadores y provoca en ellos la conocida sarna. El ácaro hembra se introduce en la capa epidérmica del animal y excava túneles dentro de ella. A su vez, va dejando de 2-3 huevos al día, lo que se traduce en unos 50 antes de su muerte. 

Los huevos eclosionan y las larvas emergen de la piel y son adultas en unos 12-15 días. Las formas infectantes son las ninfas y los adultos. Entre los síntomas de ácaros Sarcoptes en el hámster, encontramos los siguientes:

  • La hembra va destruyendo tejidos epidérmicos y cavando túneles, por lo que causa un gran picor en la superficie cutánea del animal.
  • Aparecen erupciones cutáneas/úlceras como resultado de la excavación.
  • Pérdida de pelo inicial en la cabeza, que puede extenderse al resto del cuerpo.

Tal y como indica la Biblioteca de Medicina de los Estados Unidos, la sarna también puede presentarse en humanos. Es necesario conocer que, al igual que la demodicosis no se transmite de animales a humanos, la sarna sí puede hacerlo.

¿Es la sarna una enfermedad zoonótica?

Sí y no. Las diferentes variedades de Sarcoptes scabiei pueden saltar de un perro, una rata, una alpaca o un hámster —entre otros animales— a un humano. Las hembras de los distintos tipos comenzarán a formar los túneles en la piel de la persona infectada, pero morirán rápidamente, pues no se trata de su hospedador real.

Así pues, una rata o hámster con sarna no transmitirá la enfermedad en su totalidad al tutor. A pesar de ello, hay que tener mucho cuidado a la hora de manipular a los animales enfermos.

Solo la especie Sarcoptes scabiei var. hominis causa sarna en el ser humano.

Tratamiento

Si sospechas que uno de tus hámsteres tiene ácaros, lo primero que debes hacer es separarlo inmediatamente del grupo, lavar con agua hirviendo toda la jaula y cambiar el sustrato con la máxima presteza posible. Esto evitará que otros integrantes de la colonia se infecten, si no lo están ya.

Una vez aislado el animal enfermo, la visita al veterinario se hace obligada. Generalmente, el especialista recetará al hámster ivermectina oral, un fármaco utilizado para acabar con múltiples patógenos del grupo de los ácaros. Además de eso, puedes comprar sprays antiácaros en el veterinarios para mantener la jaula limpia durante el tratamiento.

Un hámster da vueltas en una rueda.

La aparición de ácaros en la piel de los hámsteres no es común, pues suelen vivir en ambientes bastante limitados y no entran en contacto con el exterior. Generalmente, estos brotes se producen cuando se introduce un nuevo miembro en la colonia portador de la enfermedad.

Por ello, si tienes un grupo de roedores, siempre es adecuado aislar al nuevo integrante en una jaula por sí solo al menos durante una semana. Así te evitarás que contagie posibles infecciones al resto de las mascotas del hogar.

  • Demodicosis in the hamster, Veterinary practice. Recogido a 4 de enero en https://veterinary-practice.com/article/demodicosis-in-the-hamster
  • Sarna, Medlineplus.gov. Recogido a 4 de enero en https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000830.htm