A mi gecko leopardo se le ha caído la cola: ¿qué hacer?

Los geckos leopardo pierden la cola cuando están extremadamente asustados mediante un fenómeno conocido como autotomía. Es esencial cuidar al animal de forma especial si esto sucede.
A mi gecko leopardo se le ha caído la cola: ¿qué hacer?
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 17 octubre, 2022

El gecko leopardo (Eublepharis macularius) es un reptil cada vez más común en los hogares como mascota. Esto se debe a su bello aspecto, la extensa cantidad de fases cromáticas que presenta la especie, su docilidad y la facilidad de sus cuidados. Es un excelente primer animal exótico para tutores poco experimentados, pero también muestra cierta proclividad a padecer algunas enfermedades.

Uno de los eventos desagradables más comunes a los que se enfrentan los tutores se ve representado cuando su gecko pierde la cola tras una manipulación inadecuada o un susto súbito. Se trata de una situación muy difícil de gestionar a nivel emocional, pues el animal sangrará y perderá una parte importante de su cuerpo. De todas formas, el cuadro es menos grave de lo que parece.

La autotomía en el gecko leopardo

El fenómeno que aquí nos atañe se conoce desde un punto de vista científico como autotomía. Muchos reptiles (geckos o no) son capaces de llevarla a cabo y, durante este proceso, despegan parte de su cola del cuerpo con el fin de entretener a los depredadores y poder huir. En algunas especies las colas se mueven de forma autónoma durante unos minutos para llamar aún más la atención.

Los geckos leopardo presentan un tejido conectivo especial entre la base de la cola y el resto de esta extremidad, el cual posibilita la separación con daños mínimos. Cuando estos reptiles se sienten en peligro, los vasos sanguíneos de la zona se constriñen y la cola se cae de forma súbita. Debido a la preparación fisiológica del animal se pierde muy poca sangre en el proceso.

El gecko puede parecer muy sano tras la autotomía caudal, pero debes tener en cuenta que la cola supone 1/4 de su masa corporal y es una importantísima reserva de grasas. Como indican estudios, los ejemplares sin cola deben adaptarse a nivel tanto dietético como locomotor para vivir sin su extremo caudal durante un periodo corto de tiempo.

De todas formas, cabe destacar que la cola del animal vuelve a crecer en unos 30 días a un ritmo muy acelerado si este se alimenta bien. Para ello se forma una suerte de médula espinal nueva en el lugar de la lesión, que consiste en una capa epidérmica rodeada de estructuras nerviosas. Es una cola menos compleja y más básica a nivel morfológico que la anterior, pero hace su labor como reserva energética.

La autotomía tiene lugar con una pérdida de sangre mínima, pues los vasos sanguíneos se contraen cuando va a suceder.

El gecko leopardo es uno de los reptiles que se pueden tener como mascota.

¿Por qué un gecko leopardo pierde la cola?

Como hemos dicho en líneas previas, estos reptiles practican la autotomía cuando perciben un grave peligro. Es fácil reconocer el momento previo al desastre: si el animal tiene planeado perder su cola, agachará su cuerpo y comenzará a mover la extremidad caudal en lo alto, intentando llamar la atención hacia ella. Si el estímulo negativo continúa no tardará en soltarla.

¿Cómo se propicia una conducta como esta en el entorno doméstico? Aquí tienes las razones más comunes:

  • Mala manipulación: coger al gecko de la cola hará que pierda la extremidad en casi todos los casos. Siempre se recomienda manipularlo con delicadeza y haciendo una “taza” con la mano bajo su barriga, nunca agarrándolo de las extremidades. Si por cualquier motivo hay que sujetar al animal, debe hacerse a nivel del tronco.
  • Cola atrapada: es posible que la cola se quede atrapada en una decoración o pasadizo estrecho y el animal tenga que deshacerse de ella aunque no haya percibido una amenaza. Este es uno de los motivos por los que se recomienda tener terrarios lo más básicos posible (2 refugios, un par de troncos y papel higiénico como sustrato).
  • Miedo y sobresalto: no es común, pero un gecko puede perder su cola por un sonido estruendoso, una fuente de luz brillante súbita o un temblor extremo. La presencia de un gato fuera del terrario suele fomentar mucho que ocurra este percance.
  • Mala convivencia: un ejemplar vulnerable puede perder la cola si está siendo continuamente acosado por otros compañeros del terrario. Es esencial separar al animal débil del resto si se detecta agresividad dirigida hacia él.
  • Enfermedades: puede que una infección o una patología sistémica promueva la caída de la cola del gecko. Las patologías casi nunca son la causa de una autotomía, pero hay que tenerlas en cuenta si se descarta todo lo demás.

Sin duda, la causa más común de este evento es una mala manipulación. Recuerda no coger al animal de las extremidades (incluida la cola) en ningún caso y, si no te sientes seguro, directamente no lo manipules. Puedes empujarlo para que se meta en un tupper o instalación pequeña mientras limpias su terrario, por ejemplo.

Qué hacer si el gecko leopardo pierde la cola

Aunque parezca un evento muy traumático, un gecko leopardo que pierde la cola vivirá perfectamente sin ella y le crecerá una nueva. De todas formas, puedes ayudar a tu ejemplar dañado si sigues los siguientes consejos:

  1. Sepáralo del resto de ejemplares de inmediato: si tu terrario es comunitario, debes sacar al animal con urgencia. Puede que otros geckos lo vean vulnerable e intenten agredirlo.
  2. Cambia el sustrato por papel higiénico: si tienes algún sustrato orgánico en la instalación (como fibra de coco o arena cálcica para reptiles), recomendamos que lo sustituyas por varias capas de papel higiénico. Así la zona lesionada no se rozará con el suelo y se minimizarán las probabilidades de infección.
  3. Vigila posibles infecciones: puedes desinfectar la zona por ti mismo usando un bastoncillo y Betadine vaginal de uso humano (u otro desinfectante especial para reptiles). De todas formas, si ves que el tejido cercano a la cola empieza a ponerse negro o emite pus debes acudir al veterinario.
  4. Mantén el intervalo térmico adecuado: recuerda que el terrario de un gecko requiere un intervalo térmico, con un punto máximo de 32 °C y uno mínimo de 25 °C. Mantén las temperaturas en orden, pues el animal necesita estabilidad más que nunca.
  5. Dale un poco más de comer: la mayoría de geckos adultos comen 2 presas grandes a la semana o 4-5 pequeñas en 2 tomas cada 7 días. Puedes alimentar a tu mascota un poco más en esta etapa, ya que hacer crecer la nueva cola es un proceso muy demandante a nivel energético.

Con los cuidados adecuados, tu gecko debería tener una cola nueva en poco más de un mes. Esta será más pequeña, rígida y descolorida que la previa, pero lo importante es que realiza su función biológica sin problemas. Además, irá creciendo y adoptando tonos más normales con el paso de los meses. 

El mejor tratamiento es la prevención

Un gecko que pierde la cola puede llevar una vida normal, pero eso no significa que deba descuidarse su manipulación o que la autotomía no suponga un riesgo fisiológico para él. Por ello, lo ideal es que seas precavido y siempre manipules a tu animal con cuidado y, sobre todo, sin agarrarlo de ningún modo.

Para prevenir la autotomía también deberás tener cuidado con ruidos, vibraciones y fuentes de estrés alrededor del terrario. Si aun así temes que tu gecko pueda perder su cola, consulta con un veterinario toda la información relevante sobre sus cuidados. 

Te podría interesar...
Terrarios para arácnidos: todo lo que debes saber
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Terrarios para arácnidos: todo lo que debes saber

Los arácnidos son invertebrados de zonas tropicales o desérticas. Debido a su morfología, necesitan diversos cuidados especiales.




Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.