7 especies de tiburones

Yamila · 9 noviembre, 2017
Estos temidos depredadores pueden ser devastadores con sus presas, si bien algunos incluso se han adaptado a ingerir especies de peces pequeños

Pertenecen al grupo de los peces cartilaginosos y se caracterizan por ser grandes depredadores. Son temidos por los seres humanos y pueden medir hasta 18 metros de largo y pesar más de 20 toneladas. En el siguiente artículo te brindamos más información acerca de algunas de las especies de tiburones que existen.

¿Qué especies de tiburones hay?

Con un esqueleto compuesto por cartílagos en vez de huesos y una piel formada por escamas, que actúan como silenciador, sin duda lo más distintivo de las especies de tiburones son sus dientes triangulares o aserrados, que tanto miedo nos dan. Estas son algunas de las especies de tiburones que existen:

1. Tiburón blanco

Su nombre científico es Carcharodon Carcharis y vive tanto en aguas cálidas como templadas de casi todos los océanos. Existe desde el Mioceno y se cree que comparte orígenes con el tiburón prehistórico.

El tiburón blanco es uno de los más ‘famosos’ debido a su cuerpo robusto, su boca grande en forma de arco siempre entreabierta para dejar ver una hilera de dientes, sus orificios nasales estrechos, sus ojos pequeños y sus dos aletas pectorales triangulares. Puede medir hasta 7,5 metros y los machos son menores que las hembras.

2. Tiburón tigre

El Galeocerdo Cuvier es otra de las especies de tiburones que habitan en aguas cálidas y templadas de todos los océanos. Su nombre se debe a que presenta rayas oscuras transversales como si fuese un felino, las cuales le permiten atacar a las presas –siempre de noche y en solitario– mientras se camufla en las profundidades de las aguas.

Especies de tiburones: tiburón tigre

3. Tiburón Peregrino

Es el segundo más grande después del tiburón ballena, ya que puede medir 10 metros y pesar cuatro toneladas. Nada lentamente y con la boca abierta para filtrar el agua, y así conseguir alimento (krill y plancton principalmente).

Se lo puede ver con frecuencia cerca de las costas y, si bien se lo confunde fácilmente con el tiburón blanco, presenta dentaduras diferentes y puede ser tolerante con los humanos. Al igual que los demás de su especie, es ovovíparo: es decir, que los embriones se desarrollan en huevos dentro de la madre y nacen tras un año de gestación.

4. Tiburón ballena

Conocido también como Rhincodon Typus, se trata del pez más grande del mundo –mide en promedio 12 metros de largo– y habita en aguas cálidas tropicales y subtropicales. Además, es bastante antiguo ya que se cree que vive en nuestro planeta desde hace 60 millones de años.

Especies de tiburones: tiburón ballena

El tiburón ballena tiene el vientre completamente blanco y dorso grisáceo, la piel de hasta 10 centímetros de espesor y ojos pequeños. Se alimenta mediante un mecanismo de filtración del agua y su comida consta de plancton, algas, krill y pequeños crustáceos.

5. Tiburón toro

Su nombre científico es Carcharis Taurus, y también se le conoce como tiburón tigre de arena o damisela. Vive en los océanos Pacífico, Índico y Atlántico. Cabe señalar que es muy característico su cuerpo macizo, que puede pesar hasta 160 kilos y medir unos tres metros.

El tiburón toro suele migrar durante 1 000 kilómetros, hasta las aguas frías o templadas para parir a las crías y, tras ello, se dirige al norte para aparearse nuevamente. Es bastante dócil y no representa una amenaza para las personas.

6. Tiburón azul

Recibe diferentes nombres según el lugar donde habite y, si bien se le conoce como ‘azul’, no es completamente de ese color: el vientre es blanco y la punta de las aletas es negra.

Especies de tiburones: tiburón azul

Su mandíbula se ha adaptado para morder sin problemas y, por ello, se alimenta de peces como el arenque, la caballa, el jurel o el bonito. Las hembras cuentan con dos úteros y puede parir hasta 35 crías a la vez.

7. Tiburón martillo

Se trata de una de las especies de tiburones más particulares porque su cabeza está prolongada por los laterales y presenta un ojo en cada extremo. Pesa media tonelada y mide seis metros, es costero y habita áreas cálidas. Asimismo, posee siete sentidos, y el más importante es el que le permite detectar ondas de frecuencia causadas por los peces, los cuales caza de noche en grupos de 100 individuos.