7 animales que los egipcios adoraban

El Antiguo Egipto sigue causando admiración e intriga en la actualidad por su halo de misterio. Por suerte, sus escritos han dejado constancia de los animales a los que adoraban estos pobladores.
7 animales que los egipcios adoraban
Elsa M. de Arribas

Escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas.

Última actualización: 23 marzo, 2021

En el Antiguo Egipto, existían diversos animales a los que los egipcios adoraban. Cada ser vivo era alabado por uno o varios de sus rasgos más significativos, ya fueran positivos o negativos.

Sin embargo, puede que alguno de estos animales sagrados te asombren, ya que hay bastantes más de los esperados. Normalmente, podría pensarse en el gato, ya que es el ejemplo más representativo. Pero ¿podrías decir al menos 2 o 3 casos más? ¡A continuación, te ayudamos un poco!

7 animales que los egipcios adoraban

Egipto es un país de tradición fundamentalmente agrícola, actividad en la que acaban influyendo diferentes tipos de animales, que se consideran sagrados. Seguidamente, se mencionarán algunos de ellos y el porqué de su relevancia en el Antiguo Egipto:

1. Chacal negro (género Canis)

El dios Anubis, ente de la momificación y de los muertos, era frecuentemente representado con la cabeza de un chacal y cuerpo de hombre. Su labor era proteger el alma de los muertos y guiarla hacia el mundo subterráneo.

Según parece, su representación animal se asocia con el color negro, propio de la putrefacción de los cuerpos, pero también de la tierra fértil (resurrección). Aunque normalmente se asocia esta cabeza canina de Anubis a un chacal negro, en realidad se duda con otros animales de similar morfología, como un perro, un lobo o un zorro.

Un chacal mira a cámara.

2. Carnero (Ovis orientalis)

Al adorar al dios con cabeza de carnero, los egipcios se encomendaban a la deidad de la crecida anual del Nilo, quien controlaba las inundaciones de este río. En un principio, también era representado completamente como un carnero, asociado a este animal debido a su capacidad de «crear» y modelar, dando vida a las personas.

Las ovejas son animales muy egoístas.

3. Escarabajo (Scarabeus sacer)

El escarabajo sagrado se encuentra frecuentemente representado en papiros, tumbas, pirámides y templos, entre otros lugares. Así pues, se dice que acompañaba a los egipcios durante la vida y la muerte. Era representado también en forma de dios diurno, transformándose en el dios naciente Kephi.

Los escarabajos sagrados son realmente escarabajos peloteros, capaces de trasladar grandes cantidades de excrementos, en forma de bola, que pueden suponer 3 veces su tamaño. Para los egipcios, esto implicaba la influencia de un poder divino: este invertebrado no solo era adorado por su fortaleza, sino por otros rasgos de su actividad.

Creían que, al consumir tanto los excrementos derivados de herbívoros como del hombre, los escarabajos cargaban con el poder de dichos animales: la fecundidad de las vacas, la fuerza del toro, etc. Los escarabajos también eran relacionados con el arte, ya que modelaban las bola que transportaban a la perfección.

Estos escarabajos eran animales a los que los egipcios adoraban.

4. Gato (Felis silvestris catus)

Normalmente, la diosa Bastet era representada con cuerpo de mujer, acompañado por la cabeza de un felino, en concreto de un gato. Su papel estaba relacionado con la protección de los hogares y templos, así como su poder de transmitir amor y armonía. Durante el Bajo Egipto, esta deidad fue relacionada con la guerra.

Además, esta entidad era la representación benevolente de diosas más peligrosas como Sekhmet. Este es uno de los motivos por el que los gatos eran adorados y protegidos en el Antiguo Egipto, ya que eran la encarnación terrenal de esta diosa.

Uno de los animales a los que los egipcios adoraban.

5. Halcón (género Falco)

Sin duda alguna, el dios Ra es una de las deidades más conocidas de todo Egipto, al ser el creador del mundo de los dioses y los hombres. Su representación destaca por su cabeza de halcón, sobre la cual se sitúa un disco solar y una cobra. Al llegar la mañana, este ente renacía en forma del dios escarabajo Kephi, el astro o dios naciente.

Un halcón peregrino extendiendo las alas.

6. Leona (Phantera leo)

En el Antiguo Egipto, al igual que en el resto de culturas, no podía faltar el dios de la guerra o de la enfermedad, aunque en este caso era una diosa que recibía el nombre de Sekhmet. Hija de Ra, era representada con cabeza de leona, debido a su labor cazadora, con una personalidad feroz y sanguinaria.

No obstante, también era asociada al poder de curación, ya que este y sus anteriores poderes se relacionaban con los símbolos de fuerza y poder. Todos estos rasgos pueden asociarse perfectamente con las leonas, quienes son fieras y se encargan de mantener a la manada y proteger a las crías.

Uno de los animales que adoraban los egipcios.

7. Vaca (Bos primigenius taurus)

Por otro lado, la diosa Hathor equivalía a la adoración al cielo y la fertilidad. Esta última característica es la que la asocia con la vaca. Los egipcios solían mostrarla con cuernos de vaca, pero con forma humana, ya sea entre flores y plantas, como siendo la que administraba tanto alimento como bebida a las almas de los muertos.

Una vaca en el desierto.

Puede concluirse que los egipcios otorgaban una significancia especial a distintos animales, asociándolos con los dioses según sus características más loables. Gracias a la transmisión oral y escrita, ha llegado hasta nuestros días el conocimiento de estos animales a los que los egipcios adoraban. 

Te podría interesar...
Los aristócratas del reino animal
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Los aristócratas del reino animal

En muchas culturas, los felinos son reconocidos como los aristócratas del reino animal. Esto es debido, en parte, a su aspecto majestuoso.




Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.