Edward Jenner y las 3 V: Vacas, virus y vacunas

1 febrero, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
El médico Edward Jenner desarrolló la primera vacuna exitosa que sigue siendo el único tratamiento preventivo efectivo para la viruela. Esta enfermedad es altamente mortal.

Durante muchos siglos, la viruela devastó a la humanidad. Actualmente, no tenemos que preocuparnos por ella, gracias al notable trabajo de Edward Jenner y los desarrollos que siguieron a sus esfuerzos.

Hoy, pocos cuestionan la legitimidad de una vacuna y menos personas aún imaginan los tiempos en que estas eran completamente inexistentes. Es extraño pensar que debemos nuestro agradecimiento a una vaca, una joven lechera, un niño de 8 años y al médico que hizo una conexión entre ellos.

¿Qué es la viruela?

La viruela es una enfermedad infecciosa muy contagiosa causada por el virus variola. A lo largo de los siglos, ha matado a millones de personas en todo el planeta.

La enfermedad se caracteriza por el crecimiento de innumerables protuberancias que cubren todo el cuerpo del paciente. Se estima que es mortal en el 30 % de los casos, si bien esta tasa era mucho más alta para la viruela hemorrágica. Frecuentemente, los supervivientes quedaban desfigurados por cicatrices.

Fue la enfermedad más temida que llegó a todos los sectores de la sociedad, ya que incluso la realeza la padeció. Por suerte, desde 1980 se considera una infección vírica mundialmente erradicada.

La viruela es una patología que no tiene tratamiento específico, por lo que la única forma de prevenirla es la vacunación. De ahí surge la relevancia de Edward Jenner, al haber desarrollado esta vacuna. Te lo contamos todo sobre él en las siguientes líneas.

Virus de la viruela.

Como nació el padre de la inmunología

La gente se refiere al Dr. Edward Jenner como el padre de la inmunología. Es necesario acotar que, aunque la práctica de la inmunización no era nueva, Jenner fue el primero en estudiar y documentar el uso de una vacuna. Su curioso experimento ha salvado una innumerable cantidad de vidas humanas.

Existe una enfermedad similar a la viruela pero mucho menos mortal: la viruela de la vaca. Este virus, que se origina en las vacas, puede contagiarse a los humanos. No era raro que las lecheras experimentaran la infección leve. Entre los granjeros, se afirmaba que era común que aquellos que habían contraído la viruela vacuna eran inmunes a la viruela humana.

La vaca, la lechera, el niño y el médico

Jenner tenía 47 años, en 1796, cuando una joven lechera le consultó sobre una erupción en la mano. Al ver la suavidad de la infección y las lesiones en la vaca, le diagnosticó con viruela vacuna. Jenner vio esto como su oportunidad de oro para demostrar la protección que confería la viruela vacuna contra la variante humana.

Para probar su hipótesis, Edward necesitaba a alguien que nunca antes hubiera tenido contacto con la viruela, en forma del virus humano o vacuno. El hijo de su jardinero, James Phipps, de 8 años de edad, fue el candidato elegido.

Jenner recogió gotas de líquido de las llagas en las manos de la lechera e inyectó una pequeña cantidad en el brazo del niño sano. El niño se enfermó levemente con la infección de la viruela vacuna, pero se recuperó aproximadamente una semana después.

2 meses después, Jenner inyectó un poco de líquido de una llaga de viruela humana en el niño. Como Edward esperaba, el infante nunca se enfermó. Para confirmar sus hallazgos, Jenner continuó probando la inmunidad del niño. Luego de varios experimentos, demostró que su hipótesis era correcta.

Así, el propio Jenner sentó las bases de la vacunación tal como las conocemos hoy.

Nace también el término vacunación

Jenner pronto acuñó la palabra vacunación, de la cual la raíz se deriva de la palabra latina vacca, que significa vaca. Publicó su investigación y descubrimientos, entusiasmado por compartir su éxito con el mundo. Así, la vacunación se adoptó en todo el planeta como la estrategia principal para prevenir la viruela.

Vida y carrera

Edward Jenner nació el 17 de mayo de 1749 en Berkely, Gloucestershire, Inglaterra. Su padre —que falleció cuando Edward tenía solo 5 años—  era un predicador de la parroquia. Recibió su formación en Chipping Sodbury, Gloucestershire durante 7 años como aprendiz de Daniel Ludlow (cirujano).

Cuando era niño, Jenner era un gran observador de la naturaleza y, en 1770, después de completar su entrenamiento de cirujano de años en Gloucestershire, fue al Hospital de San Jorge, Londres. Allí dedicó sus años de juventud en estudiar anatomía y cirugía con el conocido cirujano John Hunter.

Después de terminar sus estudios, regresó a Berkeley para establecer una práctica médica, donde permaneció hasta su muerte el 26 de enero de 1823, a la edad de 73 años.

Legado de Edward Jenner

El trabajo de Jenner es ampliamente considerado como la base de la inmunología, a pesar de que él no fue el primero en sugerir que la infección con viruela vacuna confiere inmunidad específica a la viruela. Tampoco fue el primero en intentar la inoculación de la viruela para este propósito.

La vacunación contra la viruela durante los siglos XIX y XX fue exitosa y contribuyó a la erradicación de la enfermedad en 1977. Se logró luego de una campaña mundial (1967-1977) coordinada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La contribución de Jenner fue utilizar una sustancia similar, pero más segura que la viruela, para conferir inmunidad. Así, explotó la situación relativamente rara en la que la inmunidad a un virus confiere protección contra otra enfermedad viral.

Edward Jenner es el padre de las vacunas.

En 1881, el microbiólogo francés Louis Pasteur demostró la inmunización contra el ántrax inyectando ovejas con una preparación que contiene formas atenuadas del bacilo que causa la enfermedad. 4 años después, desarrolló una suspensión protectora contra la rabia.

  • Riedel, S. (2005). Edward Jenner and the history of smallpox and vaccination. In Baylor University Medical Center Proceedings (Vol. 18, No. 1, pp. 21-25). Taylor & Francis.
  • Schrick, L., Tausch, S.H. Wojciech Dabrowski, P., Damaso, C.R., Esparza, J., Nitsche, A., (2017). An Early American Smallpox Vaccine Based on Horsepox. New England Journal of Medicine. 377 (15): 1491 DOI: 10.1056/NEJMc1707600
  • Berdasquera Corcho, D., Cruz Martínez, G., & Suárez Larreinaga, C. L. (2000). La vacunación: Antecedentes históricos en el mundo. Revista Cubana de Medicina General Integral, 16(4), 375-378.