5 especies de halcones

Existen un total de 40 animales dentro de esta familia; estas aves destacan por su rapidez en el vuelo, su potente vista y sus gruesas patas, y gracias a todo ello son unas expertas cazadoras

Se los conoce como cernícalos o alcotanes y toda la familia presenta alas finas que les permite volar muy rápido. En este artículo te contaremos cuáles son algunas de las especies de halcones que habitan el planeta y surcan los cielos.

¿Qué especies de halcones existen?

En total podríamos hablar de casi 40 especies entre halcones, cernícalos y alcotanes. Estas aves presentan ojos grandes, picos pequeños y patas gruesas para poder conseguir alimento en pleno vuelo, como todas las rapaces. Además, pueden volar muy rápido y a grandes alturas debido a la forma de sus plumas y colas. Entre ellos destacamos:

1. Halcón peregrino

Sin duda es el más famoso de los halcones y también el más veloz: puede alcanzar los 300 km/h en picado y más de 100 km/h en vuelo recto. El halcón peregrino es de tamaño similar al del cuervo y las hembras son mayores que los machos.

Halcón peregrino: velocidad

El hábitat de este ave es realmente extensa, ya que se le puede encontrar tanto en tundras como en bosques, regiones polares, áreas rocosas y costeras. Lleva ese nombre debido a sus hábitos migratorios y es fácilmente reconocible por sus plumas negras y grises, así como también sus patas y borde del pico amarillos. El pecho es blanco, al igual que el contorno alrededor de los grandes ojos negros.

Se alimenta de aves de tamaño medio y en ocasiones roedores pequeños, los cuales caza al amanecer y antes del atardecer. En cuanto a la reproducción, forman parejas monógamas de por vida y emplean siempre el mismo nido, al que regresan año tras año y que les sirve para poner unos cuatro huevos.

2. Halcón mexicano

Si bien su nombre indica que vive en México (Oaxaca y Ciudad de México), no es este el único país donde se encuentra: también se lo halla en Canadá (Alberta, Columbia Británica y Saskatchewan) y Estados Unidos (California y demás estados del Oeste). Prefiere regiones áridas o semiáridas con vegetación poco alta o densa, y a no más de 2 300 metros sobre el nivel del mar.

Halcón mexicano: hábitat

En cuanto a su aspecto, es muy parecido al halcón peregrino; lo podemos distinguir de la otra especie, ya que el mexicano presenta un plumaje más claro. Puede medir unos 45 centímetros de longitud y un metro de envergadura, y pesa alrededor de 750 gramos.

Anida en las salientes y grietas de las rocas, y en las cuevas; no recubre el ‘hogar’ con ningún tipo de material y cada año la pareja regresa al mismo lugar para poner hasta cuatro huevos. Caza mientras vuela y sus presas favoritas son los conejos.

3. Halcón negro

Otra de las especies de halcones que podemos destacar, que en este caso es endémica de Australia, concretamente de las zonas con vegetación no demasiado alta: praderas y bosques al norte del país.

Halcón negro

El halcón negro, como su nombre indica, presenta plumaje oscuro por completo y un poco más claro en la base del pico. Las hembras son unos 10 centímetros más altas y unos 100 gramos más pesadas que los machos.

Vuela muy rápido gracias a sus alas terminadas en punta; cuando las despliegan pueden medir un metro de envergadura. Se alimentan de aves pequeñas, lagartos, conejos y perdices.

4. Halcón gris

Otra de las especies de halcones que se pueden encontrar solo en Australia, donde es bastante difícil de ver. No se sabe mucho de este ave, el cual es confundido con otros de la familia, como el halcón berígora.

Halcón gris: características

Su hábitat principal son los bosques, los matorrales y los pastizales áridos, con precipitaciones menores a los 500 milímetros anuales. Se encuentra en estado vulnerable debido a la reducción de su ecosistema, producto de la agricultura y el pastoreo.

5. Halcón borní

Este halcón es oriundo de África, aunque también se lo encuentra en Europa, el Cáucaso y la península arábiga. Es bastante sedentario, pero algunas parejas se alejan durante la etapa de apareamiento: eligen salientes rocosas de los acantilados para anidar.

Halcón borní

El halcón borní es robusto, mide unos 45 centímetros de largo y su plumaje es más oscuro en el dorso que en el vientre, donde presenta unas ‘manchas’ marrones y blancas. Las patas son amarillas con uñas negras y el pico es claro.

Se alimenta de termitas aladas, aves y murciélagos frugívoros, a quienes atrapa en pleno vuelo. También consume lagartos y ratas, que captura a baja altura y alta velocidad. Si bien es bastante silencioso cuando caza, puede vocalizar bastante mientras anida y está en pareja.

Te puede gustar