5 aves nacionales de Europa

Yamila · 16 mayo, 2018
Estas especies representan a naciones del viejo continente debido a que, normalmente, son animales que se encuentran habitan en estado salvaje a lo largo del territorio del país

La mayoría de los países elige una especie animal como símbolo, la cual lo representa ya sea por su historia o por su hábitat. Pero, además, podemos encontrar aves nacionales de Europa –y de los demás continente– que se basan en las especies que habitan libremente su territorio. ¡Entérate de cuáles son a continuación!

¿Qué aves nacionales de Europa existen?

Algunos países ‘comparten’ el animal elegido debido a que la especie no sabe de fronteras humanas; otros solo se pueden encontrar en una nación determinada. Lo cierto es que las aves nacionales de Europa son las más representativas a nivel continental. Algunos ejemplos:

1. Cigüeña blanca

Este ave de gran tamaño tiene el honor de haber sido elegida en nada menos que cuatro países europeos: Alemania, Bielorrusia, República Checa y Lituania. Sin embargo, no es en los únicos sitios donde podemos hallarla, ya que al ser migratoria pasa el invierno en África, concretamente en la península arábiga y la zona subsahariana.

Ave: migración de la cigüeña

La cigüeña blanca tiene plumas claras en la mitad del cuerpo y el resto son negras. Destacan el pico y las patas largas de color anaranjado. Se alimenta de peces, reptiles, insectos, aves y mamíferos pequeños, que consigue del suelo o fuentes de agua.

2. Gallo

Si bien es originario del sudeste asiático, ha sido elegido como ave nacional de Francia –famoso por estar presente en varios escudos deportivos– y Portugal. Aún quedan algunos ejemplares salvajes, aunque la mayoría vive domesticada por sus huevos y carne.

Gallo de Francia

Existe un gran dimorfismo sexual entre los gallos machos y las gallinas hembras, ya que los primeros presentan una cresta roja pronunciada, una cola más larga y un mayor tamaño. El color del plumaje es diverso, aunque más llamativo en los ejemplares masculinos.

3. Águila imperial ibérica

Su nombre científico es Aquila adalberti –en honor al príncipe Adalberto de Baviera– y es el ave nacional de España, debido a que la mayor población se encuentra al sur de la península ibérica. Prefiere pinares, marismas costeras, dunas y montañas, donde habita el conejo, su principal alimento.

Águila imperial ibérica o Aquila adalberti

El águila imperial ibérica tiene plumaje pardo muy oscuro (excepto en hombros y alas), su pico es ganchudo de color claro y puede medir unos 85 centímetros. Es una especie monógama cuya época de reproducción se sitúa entre marzo y julio tras reacondicionar los nidos de la temporada pasada, para que la hembra pueda poner hasta cinco huevos.

4. Petirrojo europeo

Es otra de las aves nacionales de Europa que habita en una gran cantidad de países según la época del año, pero que ha sido elegida por Inglaterra para ser representante oficial. Se trata de un pájaro muy sociable, curioso y atrevido –acostumbrado a la presencia humana– que sale del bosque para ‘ver’ quién llega a su territorio y cuyo canto es muy melódico, similar al del ruiseñor.

Petirrojo: curiosidades

El petirrojo europeo lleva ese nombre porque las plumas en el pecho y rostro son rojizas o anaranjadas; el resto del cuerpo es gris y tanto los ojos como el pico son negros. De hábitos diurnos, este ave se alimenta de invertebrados y, en ocasiones, de bayas y grutas. Elige grietas o depresiones para anidar y cada temporada la hembra pone dos huevos que incuba por dos semanas.

5. Cisne blanco

Un animal tan majestuoso y hermoso no podía faltar en esta lista de aves nacionales de Europa, sobre todo porque ha sido seleccionado por Dinamarca como su especie. Sin embargo, no solo está presente en Escandinavia, ya que según la época del año migra al este de Norteamérica, este de Europa y centro de Asia.

Cisne: características

El cisne blanco tiene las plumas claras casi por completo, y solo ‘desentonan’ el pico naranja y una mancha negra debajo de los ojos. Los machos son de mayor tamaño que las hembras y esa es casi la única diferencia entre sexos. Además, cuando son jóvenes su plumaje es grisáceo.