Vómito crónico en perros y gatos

Entre las causas del vómito crónico en mascotas se encuentran la ingesta de cuerpos extraños o los alimentos en mal estado. Descubre más sobre este síntoma.
Vómito crónico en perros y gatos
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 11 octubre, 2021.

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 11 octubre, 2021

Última actualización: 11 octubre, 2021

El vómito crónico en mascotas nunca debe considerarse como algo normal. Si bien es cierto que los perros y los gatos suelen vomitar por múltiples razones (como comer algo pesado o en mal estado), aspectos graves pueden ocultarse detrás de este síntoma.

El vómito puede presentarse por un cambio brusco en la dieta de las mascotas, por la ingesta de objetos que obstruyen su sistema digestivo o por una serie de infecciones (como la gastroenteritis). En cualquiera de los casos hay que hacer seguimiento, analizar qué otros síntomas se presentan y, en especial, monitorizar por cuánto tiempo dura esta manifestación en la mascota.

En las siguientes líneas vamos a profundizar en qué es el vómito crónico, sus causas y sus consecuencias. También te mostramos las alternativas de tratamiento que puede sugerir el médico veterinario.

¿Qué es el vómito crónico en mascotas?

Se conoce como vómito crónico en mascotas a la expulsión de contenido estomacal por más de 5 días en el animal. Además, este signo viene acompañado de náuseas (no siempre detectables para el tutor) y arcadas con gran esfuerzo.

Este tipo de vómito o emesis debe atenderse, ya que suele ser uno de los primeros síntomas de diversas enfermedades graves. El tipo de vómito no es un aspecto que minimice la gravedad de la patología que pueda estar cursando la mascota, pero sí que es un parámetro que orientará al experto sobre su causa.

Existen varios tipos en lo que a este signo clínico se refiere, entre los que se encuentran los siguientes:

  • El vómito hemático o con sangre, uno de los más graves.
  • Vómito mucoso o con mocos.
  • El vómito alimentario, en el que la mascota expulsa restos de comida digerida.

Por ejemplo, estudios señalan que el vómito crónico bilioso se relaciona con patologías sistémicas como la insuficiencia renal crónica, padecimientos endocrinos como la diabetes mellitus, enfermedades infecciosas como el moquillo y condiciones neurológicas como los desajustes vestibulares. Como podrás imaginar, un vómito hemático indica una lesión interna.

Un perro vomitando.

Causas del vómito crónico

Hay varias causas del vómito crónico en mascotas, las cuales debe establecer el profesional de la salud tras realizar la anamnesis o proceso de exploración clínica. Esta última debe incluir análisis de laboratorio y radiografías, entre otros estudios. A continuación, te contamos cuáles son los desencadenantes más comunes de la emesis en animales domésticos.

Por cuenta de cuerpos extraños

De acuerdo con artículos científicos, cuando un perro o un gato presenta vómito crónico asociado a desórdenes electrolíticos, puede sospecharse de alguna obstrucción estomacal o intestinal por cuenta de un cuerpo extraño.

Al intentar expulsar lo que causa la obstrucción, las mascotas inducen el vómito forzado. Aunque esta causa parezca menor, debe atenderse como cualquier otra urgencia, pues podría llevar a los peludos a la muerte. La ingesta de un cuerpo extraño impide llevar a cabo procesos vitales como la alimentación o la expulsión de desechos.

Presencia de parásitos

Las tenias o gusanos redondos son parásitos que provocan diversas alteraciones gastrointestinales. Algunas de las manifestaciones de un perro infectado son vómito crónico, diarrea, anorexia e inflamación abdominal. La administración de antiparasitarios ayuda con la expulsión de los gusanos y causa en el animal una pronta mejoría.

Gastroenteritis

La gastroenteritis afecta a perros y gatos por igual. Entre sus manifestaciones clínicas se encuentran el vómito crónico, la diarrea y los dolores abdominales. Además, la mascota afectada muestra señales de apatía y anorexia.

Aunque no es una enfermedad menor, puede tratarse en casa y, con el tratamiento adecuado, el peludo se repondrá en pocos días. La gastroenteritis se produce por el consumo de alimentos en mal estado o por cuenta de una infección viral (o bacteriana).

Infecciones víricas

Las infecciones víricas se dividen entre leves y graves. En este último grupo se encuentran la parvovirosis y el moquillo, ambas afecciones graves que se manifiestan con diferentes síntomas, entre los que se encuentra el vómico crónico.

Cuando un tutor sospecha que sus perros o gatos pueden estar cursando una de estas infecciones víricas, debe acudir en busca de atención veterinaria urgente. Hay que tener en cuenta que estas son enfermedades altamente contagiosas y fatales.

Enfermedad inflamatoria intestinal

La enfermedad inflamatoria intestinal es una condición que afecta a perros, gatos y humanos por igual. Ocasiona deficiencia en el proceso de absorción de nutrientes. De acuerdo con estudios, se manifiesta a través de síntomas como diarrea crónica, vómito crónico intermitente y pérdida de peso.

Ingesta de alimentos tóxicos

La ingesta de alimentos tóxicos (como aquellos en descomposición) puede ocasionar vómitos crónicos, dependiendo de la cantidad que las mascotas hayan ingerido. Asimismo, el consumo de algunas plantas con componentes tóxicos produce vómitos (entre otros síntomas como diarrea) y hasta convulsiones, según el nivel de toxicidad del compuesto sintetizado.

Asimismo, el vómito crónico puede presentarse por cuenta de alergias alimentarias. Además de emesis, estas hipersensibilidades a algunos de los ingredientes de la dieta causan inflamación en la boca, enrojecimiento en la piel y caída de pelo.

Cambios bruscos en la dieta

El cambio de una dieta a otra debe tomarse con calma por parte de los tutores. Intercambiar la marca o tipo de alimentación de una forma brusca ocasiona problemas intestinales y vómitos, así que si estás pensando en cambiar la dieta de tus mascotas, hazlo de forma gradual. En casos más crónicos, deben evaluarse los ingredientes para verificar que los peludos no sean alérgicos a ellos.

Cuando el cambio se ha hecho bien y se ha descartado una alergia alimenticia, también puede considerarse la velocidad con la que comen los perros o los gatos. En caso de que sean demasiado veloces, será necesario usar un plato especial o hacer seguimientos específicos.

Consecuencias del vómito crónico

Los vómitos crónicos en perros y gatos pueden causar pérdida de líquidos y electrolitos, es decir, deshidratación. Por ello, es necesario garantizar que las mascotas que además del vómito tengan diarrea consuman agua y sales hidratantes.

Gastritis

Aunque el vómito crónico en las mascotas es un síntoma de gastritis, puede ocurrir que la emesis sea la que la desencadene. Esta enfermedad se da a causa de la irritación de la pared del estómago por cuenta de la ingesta de medicamentos como los antibióticos, de sustancias tóxicas, de alimentos en mal estado y también por el vómito continuo.

El esfuerzo que se produce en el animal con cada arcada, así como la devolución de ácidos gástricos y alimentos no digeridos, puede causar dicha irritación. Esto evidencia la importancia de recetar protectores gástricos como parte del tratamiento del vómito crónico.

¿Cómo tratar el vómito crónico en perros y gatos?

El abordaje clínico para el vómito crónico en mascotas depende de la causa que lo produce. Sin embargo, el tratamiento podría incluir protectores gástricos o antieméticos. Estos medicamentos deben suministrarse siguiendo las indicaciones veterinarias para que el tratamiento sea exitoso aunque los peludos dejen de vomitar rápidamente.

En el caso en el que haya infección se recetarán antibióticos. Por otro lado, si una hay obstrucción lo más probable es que se programe una cirugía si los tratamientos para una expulsión natural fracasan.

¿Por qué mi gato vomita después de comer?

Sin importar el tipo de vómito que se presente, el tutor deberá hacer seguimiento a su mascota y consultar al veterinario si aparecen otros síntomas alarmantes. No dejes este signo clínico pasar, pues el animal puede deshidratarse o empeorar mucho sin la atención adecuada.

Te podría interesar...
Tipos de vómitos en perros: qué observar
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Tipos de vómitos en perros: qué observar

Aunque sea desagradable, examinar el contenido de los vómitos en perros es importante y puede brindar valiosa información sobre su estado.



  • R. Crespo, P. Cámara, A. Buendía, I. Ayala. Enfermedad inflamatoria crónica intestinal canina: hallazgos endoscópicos, bioquímicos y anatomopatológicos del tracto gastrointestinal anterior. Arch Med Vet 47, 355-364 (2015).
  • Hernández, Carlos Andrés (2010). Emergencias gastrointestinales en perros y gatos. Revista CES Medicina Veterinaria y Zootecnia, 5 (2), 69-85. [Fecha de Consulta 7 de Octubre de 2021]. ISSN:. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=321428104008
  • Cáceres Trimiño, N. (2014). Fisiopatología del vómito bilioso en caninos. Retrieved from https://ciencia.lasalle.edu.co/medicina_veterinaria/218